Vilma Ibarra: «Nadie pensaba que íbamos a tener la campaña de vacunación que tuvimos»

La responsable de cuidar la firma del Presidente reivindicó la campaña de vacunación y las acciones desplegadas para contener el perjuicio económico generado por la pandemia, pero aclaró: "No alcanza y hay que seguir trabajando". | Por Fabián Waldman.

Eran casi las 6 de la tarde y en Casa Rosada quedaban muy pocos funcionarios. Los habituales despachos ocupados por el Presidente, el Jefe de Gabinete y el Ministro del Interior no habían tenido visitantes ese día puesto que todos se encontraban en Tucumán.

La única funcionaria de primera línea que estaba presente en casa de Gobierno era la Secretaria Legal y Técnica Vilma Ibarra. La cita fue en su despacho. Por los ventanales se dejaban ver la Avenida de la Cárcova y Puerto Madero.

Luego de ingresar al despacho, el vocero le consultó dónde hacer la entrevista, si en el living conformado por tres amplios y mullidos sillones o en el escritorio que está a un costado. La funcionaria eligió la silla donde trabaja habitualmente.

Sobre un lateral, en una mesa rectangular de la oficina de la funcionaria descansa un portarretrato con una imagen donde se la ve a Vilma en diciembre de 2001 en el recinto de la Cámara de Senadores. La particularidad de la foto es que está sola, las otras bancas están vacías. Ibarra abrió la conversación con el relato de la historia contenida en esa imagen: “En esa sesión los radicales se fueron cuando el PJ votó a Ramón Puerta como presidente provisional del Senado luego de la renuncia del vicepresidente Chacho (Álvarez). Me pidieron que me fuera, pero me quedé y me opuse. Fui el único voto en contra”.

La Argentina hacia adelante

“Yo trabajo para construir un país con una macroeconomía sólida, con una moneda consistente. Tenemos que lograr instituciones con mayor representatividad y funcionamiento, mejores controles”, expresó Ibarra desde su despacho. 

La funcionaria destacó la necesidad de construir “una economía mucho más inclusiva” y señaló que “países con estos niveles de desigualdad y de exclusión siempre están en una situación muy cerca de la crisis”.

Llegó un café y acompañó la charla en la oficina con piel de madera donde una bandera argentina se destaca detrás de la silla ocupada por Ibarra.

La actualidad del país

La funcionaria destacó que “tranquilizar la macroeconomía y poder establecer políticas públicas económicas activas” permite “lograr sociedades con menos brecha entre la máxima riqueza y la extrema pobreza”.

Para Ibarra “los niveles de pobreza de mucha gente, de falta de empleo, de vulnerabilidad, generan siempre situaciones críticas”. 

Una mejora efectiva de la situación

La Asesora Legal y Técnica sostuvo que “se puede mejorar mucho” y se inscribió en los dichos del ministro Guzmán: “Todos decían 4 o 5 años para compensar lo que se había perdido en 2020. En un año estamos creciendo al 10 por ciento. ¿Alcanza? sabemos que no alcanza, de ninguna manera”, remarcó. 

“Siempre digo que es duro enumerar cosas que se hicieron porque no alcanzan”, repitió.

Luego realizó un punteo del detalle de las medidas tomadas por el Gobierno nacional desde el comienzo de la gestión: “Pusimos ATP, IFE, Créditos a Tasa Cero, políticas de género, se mantuvo el empleo, la posibilidad de proteger emprendimientos” . 

Además, coincidió con la frase de la vicepresidenta Cristina Kirchner del 10 de diciembre: “Tenemos una sociedad tremendamente vulnerada, condicionada en su macroeconomía por el brutal endeudamiento externo en un país bimonetario”.  Para la funcionaria ese panorama hizo que el país se encuentre en una situación de «vulnerabilidad muy alta”. 

“Necesitamos tranquilizar la economía, con políticas públicas consistentes y acuerdos básicos para dar mucho ímpetu al sistema educativo”, opinó. 

La salud y la vacunación

Vilma Ibarra también analizó la campaña sanitaria en la pandemia y aseguró que el Gobierno nacional ha “hecho una enormidad en materia de Salud”.

“Yo creo que nadie pensaba en diciembre del año pasado que íbamos a tener la campaña de vacunación que tuvimos. Nadie. Nadie”, enfatizó quien es la encargada de cuidar la firma del Presidente.

En ese mismo sentido, destacó la capacidad de los especialistas que brindaron asistencia permanente y que le permitieron al Gobierno anticiparse a algunos problemas y decisiones. “Sabíamos que íbamos a necesitar vacunas y para que fuera exitosa la vacunación tenía que ser masiva y nos lanzamos a comprar vacunas”, expresó.  

En definitiva, remarcó: “Cuando Pfizer estuvo en condiciones, supongo yo, de haber escalado la producción y poder entregar, se acercó a negociar con más realismo y allí hicimos realmente una buena negociación”.  

La funcionaria recordó el acuerdo firmado con el laboratorio Pfizer que aseguró la llegada de las dosis pediátricas para la campaña de vacunación de menores de edad y dijo: “Pudimos traer una vacuna que era pediátrica apenas se aprobó. Se discutía en muchos lugares del mundo si había que vacunar o no niños y niñas. Y nosotros dijimos: sí, ya”.  

Para Ibarra, el rol de la titular de la cartera de Salud, Carla Vizzotti, fue clave en el resultado de la campaña nacional de vacunación contra el coronavirus. 

“Teníamos una ministra de Salud epidemióloga y estábamos muy bien asesoradas. Se sembraron muchas dudas respecto de cuánto íbamos a ser capaces de vacunar. Hicimos una de las campañas más exitosas de vacunación”, subrayó.

Un Pacto federal

La necesidad de acordar con la sociedad y con el conjunto de la dirigencia política también apareció en la conversación con la Secretaria de Legal y Técnica: “Si logramos sostener políticas macroeconómicas serias, políticas públicas inclusivas, que desarrollen la industria mirando hacia adentro, que permitan darle impulso a la educación, para volver a reincorporar a aquellos que dejaron, yo creo que la Argentina tiene mucho futuro”.

“Yo no soy de las catastróficas, ni me sumo a los discursos de que Argentina es un desastre. Argentina es un país hermoso, es un país con mucha potencialidad. Tenemos universidades que se admiran en el mundo, tenemos recursos naturales, tenemos recursos humanos”, se entusiasmó, pero al instante matizó y señaló que haber ingresado nuevamente al Fondo Monetario Internacional con el gobierno de Macri generó una situación muy difícil en materia de divisas “que son imprescindibles para el desarrollo industrial”.

La situación previa y la Pandemia

La funcionaria retornó una y otra vez a la pregunta: “¿Y alcanza? Es muy difícil. No alcanza. Han sido dos años tremendos para el mundo. Argentina, que venía sin pandemia, de 53 por ciento de inflación, endeudada, con los bonistas en default en pesos, endeudada con los bonistas extranjeros con deudas de 44 mil millones de dólares con el FMI, con niveles de pobreza y desempleo altísimos y con una destrucción de la industria enorme”.

“Ahora hay una industria mucho más potente, de mejores números que la que teníamos en 2019 sin pandemia. Imaginate el país que encontramos. Y sobre ese país cayó la pandemia”, remarcó la funcionaria.

“¿Cometimos errores? Claro que cometimos errores, soy consciente de ello. Se trabajó a destajo y ahora siento que se empiezan a ver poco a poco los frutos”, aseguró la Secretaria Legal y Técnica.

Se terminó el café y no quedó mucho tiempo más porque la agenda de Ibarra marcaba una actividad en Tecnópolis junto al Presidente de la Nación. Pero así y todo, antes de partir le quedó tiempo para reforzar la prédica contra la pandemia.

“Tenemos que ser todo lo cuidadosos que sea posible para que se aumente la vacunación y lograr consolidar este repunte económico”, opinó y agregó: “Va a jugar mucho la temporada de verano que va a ser muy importante en materia de desarrollo y de mercado interno”.

“El desafío el año que viene es sostener el crecimiento económico, sostener el repunte económico y lograr mayor inclusión, llegar a todos lados, donde más se necesita. Me parece que es el desafío más fuerte”, concluyó.

También podés ver...

Diputados aprobó el proyecto de ley de cuidados paliativos para pacientes y familiares

En la Cámara baja además se sancionaron leyes para promover el desarrollo y la producción de bio y nanotecnología y la iniciativa que impulsa inversiones en la industria automotriz, entre otras.