Testimonios en marcha

La Patriada dialogó con Esteban "Gringo" Castro, durante la movilización de trabajadores recicladores y cartoneros de la Ciudad de Buenos Aires al Ministerio de Desarrollo Social porteño. El dirigente social se refirió a la situación actual de la economía, la globalización y las expectativas para el próximo gobierno. | Por Fabián Waldman

“Matías Kulfas le debe sumar al presidente para la relación con los sectores más concentrados de la economía y, por eso, queremos tener un ministerio que atienda integralmente las características de la economía popular”. Así definió Esteban “Gringo” Castro, secretario general de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), el debate planteado dentro del Frente de Todos sobre cuál debe ser la política hacia los sectores informales del aparato productivo.

En el marco de una marcha de trabajadores recicladores y cartoneros de la Ciudad de Buenos Aires, el dirigente social se refirió a la situación actual de la economía, la globalización y las expectativas para el próximo gobierno. Todavía fulguraba el anuncio que hiciera un día antes el Indec sobre el alza del 6% de inflación en abril, 22% en los primeros cuatro meses del año y un 58% interanual. Esta cifra es la más alta en los últimos 30 años, superando la barrera que había fijado el ex presidente Mauricio Macri, que sin pandemia ni guerra había alcanzado el 53,8%.

“No hay plata que alcance cuando tenés el nivel de concentración económica y cartelización de ciertos bienes esenciales para la población”, sostiene el “Gringo”, y allí ubica la pelea fundamental. La que se da por la distribución del ingreso, en contra de la concentración económica, y señala como una herramienta para ir a la “guerra contra la inflación”, como dijera el presidente Alberto Fernández, el fortalecimiento de la producción de alimentos en la economía popular.

Acostumbrado a recorrer el país durante el gobierno de Cambiemos y con una muy buena relación con la Iglesia, Castro se refugió en Luján durante el apogeo del Covid19, para trabajar en una bloquera articulada a la construcción de viviendas, y en la ciudad de Mercedes, donde aporta para un emprendimiento de alimentos tomando el pulso a diario de la situación social.

La disputa por la participación en el PBI, que ha reducido la participación de los trabajadores a uno de sus valores más bajos, se da en todos los niveles y con todos los gobiernos: a nivel nacional, provincial y de CABA, comenta Castro. “De los grandes capitales habla todo el mundo en este momento”, acota acerca del proyecto de la renta inesperada y a ello suma: “los que no quieren hablar de los grandes capitales son los grandes capitales”.

“Todo el movimiento obrero está peleando paritarias. Nosotros discutimos la nuestra y seguramente en agosto se volverá a reunir el Concejo del Salario que define el Salario Social Complementario”, indica Castro, que saluda el anticipo del Salario Mínimo Vital y Móvil adoptado por el Poder Ejecutivo -luego de la iniciativa presentada en diputados por los representantes sindicales junto a Máximo Kirchner-.

El titular de la UTEP señala, además, que la guerra entre Rusia y la OTAN beneficia a la Argentina, proveedor de materias primas y energía. Y ve una oportunidad porque esta conflagración también hace entrar en crisis a la globalización transnacional y allí hay, dice, “un lugar para que pueda avanzar el poder popular”.

En eso hay coincidencias parciales con la mirada del primer mandatario, que ha utilizado a los alimentos y la energía como el caballito de batalla de la gira en su recorrido por España, Alemania y Francia, cuando se reunió con sus pares Pedro Sánchez, Olaf Scholz y Emanuel Macrón, respectivamente.

Mientras camina por la Avenida San Juan acompañando la marcha de los recicladores urbanos hacia el Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad, el “Gringo” cuenta que bajó 15 kilos en los últimos meses, debido a una diabetes que se le declaró hace 20 años y a la que no quiere enfrentar tomando medicamentos. “Estoy a régimen estricto”, sintetiza.

Acerca de las movilizaciones piqueteras se expresa respetuosamente: “el lugar desde donde cada uno mira la situación es fundamental, miremos cómo se organiza y cómo lucha el pueblo y ahí está la verdad. Hay que mirar desde ahí”.

El tema de la economía popular es la principal preocupación de este sector, que conforman 7 millones de trabajadores informales, alejados de las paritarias o las obras sociales, argumenta, y agrega: “hay que ayudar a la economía popular, hay que acompañarla, pensar en todo lo que necesita”. “Eso va a generar una alternativa a la suba de precios porque de alguna manera ayudará a que no tengamos semejante cartelización en el mercado alimentario”, completa.

En ese sentido, es claro y concreto: “ellos piensan en términos de mucho amor al capitalismo, nosotros creemos que además hay que amar al pueblo. Cuando el pueblo desarrolla estrategias de construcción de organizaciones, hay que tenerlo en cuenta y eso se lo hemos dicho a todos los funcionarios”.

El debate hacia el interior del oficialismo es fuerte. Los responsables del área económica creen que el ordenamiento debe darse con la creación de empleo formal y han planteado la incorporación de 2 millones de trabajadores para 2030. “Nosotros decimos que no alcanza”, asevera Castro.

Tampoco faltó su opinión sobre la posibilidad de continuidad de un gobierno popular en 2023 y fijó su postura: “yo no tengo dudas porque comparto y convivo con los más humildes, que son los que están decididos a pelear, y además el movimiento obrero organizado, que lucha paritarias como debe ser”. Y acerca del gobierno sentenció: “te podrá conformar más o menos, pero lo que hay que tener en cuenta es que hay que lograr que los sectores cartelizados hagan una distribución distinta de la producción. Ahora discutimos por un aumento que en dos semanas los sectores monopólicos se lo comieron y no sirve. Fue así con el último gobierno de (Juan Domingo) Perón, con Néstor (Kirchner) y Cristina (Fernández) y siempre será así, esté quien esté en 2023”.

También podés ver...

Santiago Cafiero se reunió con Marc Stanley

El Canciller argentino recibió al Embajador de Estados Unidos para trabajar la "amplia agenda bilateral" entre ambos países, de cara al encuentro que mantendrán los mandatarios Alberto Fernández y Joe Biden a finales de este mes.