Teresa García: «No podemos tirar por la borda lo que nos costó 90 días»

La ministra de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires se refirió así a las restricciones a la circulación dispuestas en el Área Metropolitana de Buenos Aires. En ese sentido, consideró correcto que usen transporte público las personas que realizan actividades esenciales y que vehículos particulares "estén observados en los puestos de Gendarmería".

María Teresa García, ministra de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, dialogó con FM La Patriada y manifestó su apoyo a la decisión de restringir la circulación en el AMBA.

Además, apuntó contra las prácticas de espionaje llevadas a cabo durante el gobierno de Mauricio Macri y que también involucrarían a la gestión anterior del gobierno de la provincia de Buenos Aires.

Según la ministra, las restricciones al transporte público son necesarias porque «es lo que está causando una mayor circulación de las personas». Además, insistió en que «en los últimos días se había desmadrado» la cantidad de tráfico.

También, sobre la nueva normativa que posibilita realizar actividad física según la terminación del numero de DNI, dijo: «Entiendo yo la angustia, el cansancio, todo el mundo tiene ganas de salir a hacer algo de actividad, pero la verdad que estamos en el pico de crecimiento del virus. Tenemos una multiplicación que cada vez más reduce más los días de multiplicación».

«Es cierto que es largo, que llevamos 90 días, pero estamos en el peor momento. en el momento de más peligro me parece que cuanto más cuidados se tienen que hacer«, remarcó.

Asimismo, señaló que el intendente de la CABA, Horacio Rodríguez Larreta, es quien decide cómo establecer la apertura comercial, pero consideró problemático que en algunos comercios o actividades trabajen personas del conurbano que tienen que ir y volver permanente y es lo que hace que el virus se traslade.

«Creo definitivamente que hay que volver a una cosa mas estricta, estamos en un momento muy crítico y no nos podemos dar el lujo de tirar por la borda lo que nos costó a todos 90 días«, aseveró.

Con respecto a la ocupación del sistema sanitario, explicó: «Hoy en la provincia tenemos el 50% aproximadamente de camas hospitalarias ocupadas y luego tenemos una enorme cantidad de lugares donde se hace aislamiento para aquellas personas que se les ha detectado o que necesitan solamente aislamiento solos o con sus familias hasta tanto pasen los 14 días de cuarentena»

Por otra parte, dio a conocer una denuncia contra el gobierno de María Eugenia Vidal por la instalación de 6 bases de inteligencia en la provincia de Buenos Aires: «Cuando fui presidenta del bloque de senadores de la provincia, advertimos que había una decisión que había tomado la exgobernadora y su ministro de seguridad respecto a la instalación de seis bases de inteligencia en la provincia de Buenos Aires».

«Le pedimos informes a (Cristian) Ritondo y nunca nos contestó, hice apelaciones públicas a que contestara cuál era el objeto de tener seis bases de inteligencia en la provincia y, además, qué habían producido», contó María Teresa García.

También preguntó «con la orden de qué juez habían actuado, sobre qué temas. Nunca tuvimos respuesta,  hasta que finalmente una mañana Ritondo dijo que quería se las llevaran porque los estaba espiando», agregó.

En ese sentido, aseguró conocer casos de «denuncias en la provincia de Buenos Aires de personas que eran jueces o fiscales que se vieron presionados por esos individuos».

«La única forma de termina con esto es que se vaya a fondo con este tema. La justicia tiene que estar metida a fondo para resolver este tema«, concluyó.

Fuente: Salvemos Kamchatka – FM La Patriada. 

También podés ver...

La lapicera la usó Guzmán

Sinécdoque y síntesis precisa de la Vicepresidenta para reprocharle primero al sistema político y luego al Presidente que la asunción del mando de cualquier gobierno está en manos del Jefe de Estado, la metáfora escaló en la agenda pública y su mención cobró voltaje en las últimas 48 horas. Alberto Fernández chicaneó a Cristina Kirchner con que Juan Perón no necesitó la lapicera porque tenía el poder de persuadir a sus seguidores y la demiurga del Frente de Todos le contestó con el Manual de Conducción Política del imperecedero líder. Paradójicamente, la firma más importante del fin de semana la estampó el ahora ex ministro de Economía. | Por Pablo Dipierri