Según una encuesta el 47,36% de les jóvenes sufrió algún tipo de violencia sexual

El dato se desprende de una encuesta sobre Educación Sexual Integral y Violencias de Géneros hecha entre jóvenes de cinco provincias argentinas.

A 15 años de la sanción de la Ley de Educación Sexual Integral se realizó un relevamiento sobre el acceso de las personas jóvenes a la ESI en Argentina.

El trabajo estadístico, que se confeccionó a través de un formulario digital, de forma anónima y autoadministrado, se llevó adelante en el marco de la campaña #EsConESI. Una iniciativa impulsada por la Casa Fusa, el primer centro de salud espacializado en adolescentes y jóvenes de la Ciudad de Buenos Aires; Impacto Digital, una firma de desarrolladores que buscan escalar el impacto social positivo de empresas, ONGs y Estados; y el respaldo de la iniciativa Spotlight, una alianza puesta en marcha por la Unión Europea y las Naciones Unidas orientada a eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niña

Participaron 400 adolescentes y jóvenes entre 16 y 24 años, de las provincias de Salta, Jujuy, provincia de Buenos Aires, Córdoba, y Río Negro.

El relevamiento pone de manifiesto la necesidad de "recuperar las voces y perspectivas de adolescentes y jóvenes para poder pensar una implementación de la Educación Sexual Integral no adultocéntrica, con perspectiva de derechos y aplicabilidad a la cotidianidad de adolescentes y jóvenes” y propone “contribuir a este fin recuperando el posicionamiento, demandas y propuestas de adolescentes y jóvenes de nuestro país".

¿Qué es la Ley ESI? La ley 26.150 de Educación Sexual Integral, sancionada en el año 2006, establece el derecho de todos los estudiantes y las estudiantes a recibir ESI en todas las instituciones educativas del país, sean de gestión estatal o privada. La ESI incorpora aspectos sociales, psicológicos, biológicos, afectivos y éticos, de forma transversal a todas las materias y espacios educativos.

El  informe "Hacia una Educación Sexual Integral, efectiva y no adultocéntrica: Voces, perspectivas y recomendaciones de adolescentes y jóvenes de la Argentina", arrojó que sólo el 2% de los jóvenes y las jóvenes en Argentina recibe ESI de manera transversal.

El 53,9% aseguró haber recibido educación sexual integral en la escuela, pero de manera parcial, y un 60,7% indicó que tiene conocimientos sobre la ESI, pero no fueron adquiridos en la escuela.

El estudio también consultó a jóvenes sobre las barreras que impiden la implementación de la ESI: un 56,42% indicó que cree que es producto de poca o nula capacitación docente, y un 52,54% lo atribuyó al abordaje de la ESI desde perspectivas biologicistas y heteronormativos.

Además, se reflejaron mayores obstáculos para el acceso a la ESI en adolescentes y jóvenes que viven en el norte del país.

Consultados por las demandas para una efectiva implementación de la ESI, el informe revela que “en todas las jurisdicciones ubican dentro de las tres principales demandas la construcción de herramientas y acompañamiento en relación a la sexualidad, el género, y la identificación de situaciones de violencia; la necesidad de que la ESI cuente con perspectiva de derechos e interseccionalidad; y la importancia de la construcción de espacios de escucha, debate y participación entre pares”.

Prevención de violencia de género: el rol de la ESI

En relación a la percepción de los y las jóvenes consultades, desde sus propias vivencias y percepciones sobre situaciones de violencia de género, el 68,01% manifestó haber sufrido o sufrir violencia psicológica; un 48,36% violencia simbólica y 47,36% violencia sexual, entre las violencias que más se destacan.

Asimismo, en relación a "percepciones sobre la identificación de situaciones de violencia de género propias, de amigues, o del entorno familiar a partir de recibir ESI", más de la mitad (50,63%) afirma haber identificado situaciones de violencia en su grupo de amigos y amigas; un 47,86% haber identificado situaciones propias y un 43,07 haber percibido esas situaciones en el entorno familiar.

Respecto al conocimiento de las herramientas existentes para saber cómo actuar ante situaciones de violencias de género, ya sean propias o ajenas, un 57,68% afirmó conocer sus derechos como adolescentes o jóvenes frente a estas situaciones; un 52,64% sostuvo que tiene conocimiento pero que cree que le falta información, un 51,13% sostuvo conocer las líneas telefónicas o la web para pedir ayuda o buscar información.

En ese sentido, si bien hay jóvenes que consideran que cuentan con información, la mayoría considera que necesita más conocimientos para contar con herramientas y saber cómo actuar ante situaciones de violencias de género. En esa línea, el 85,89% de las personas consultadas no expresó conocer a referentes escolares con quien pueden consultar esos temas y en quien puedan confiar para acudir en busca de ayuda o información.

Sobre los resultados, el coordinador residente de Naciones Unidas en Argentina, Roberto Valent, sostuvo en la apertura del evento virtual, donde se compartieron los resultados del estudio: "la evidencia nos muestra que la Educación Sexual Integral es una herramienta clave para prevenir y erradicar la violencia de género, y en ese sentido consideramos que es fundamental que las voces de las, los y les jóvenes sean protagonistas para el fortalecimiento de la ESI".

Desde el proyecto #EsConESI, que también brinda propuestas para avanzar en una implementación transversal de la ESI, se espera que "los resultados reflejados en este estudio contribuyan a promover una implementación efectiva de la ley, garantizando el derecho a la ESI, y fundamentalmente incorporando las voces de adolescentes y jóvenes".

Metodología

El relevamiento se realizó a través de un formulario digital, anónimo y autoadministrado, compuesto por 23 ítems, de los cuales 20 fueron preguntas cerradas en su mayoría de opción múltiple, y 3 fueron preguntas abiertas. El cuestionario fue cuantitativo en su mayor porcentaje y se realizó un análisis estadístico de las principales variables y un análisis acotado de datos cualitativos, construidos a partir de los relatos registrados en las preguntas abiertas. La muestra fue no probabilística e intencional, compuesta por adolescentes y jóvenes entre 16 y 24 años, de las provincias de Salta, Jujuy, provincia de Buenos Aires, Córdoba, y Río Negro. El cuestionario se difundió a través de redes sociales y redes estudiantiles, organizaciones basadas en la fé, escuelas, programas provinciales, y otros actores claves como el grupo de referencia de sociedad civil de la Iniciativa Spotlight. Los datos fueron analizados en función de 397 respuestas válidas (52 en Córdoba, 44 en Jujuy, 167 en PBA, 84 en Río Negro, y 50 en Salta).

Informe-Relevamiento-EsConESI

 

Fuente: con información de "Hacia una Educación Sexual Integral, efectiva y no adultocéntrica: Voces, perspectivas y recomendaciones de adolescentes y jóvenes de la Argentina".

También podés ver...

La historia detrás de la fábrica en la que se lanzaron las precandidaturas del Frente de Todos

El oficialismo eligió a la planta de Queruclor para presentar a quienes encabezarán las listas de la Ciudad y la Provincia. En Casa Rosada ponen el foco en las PYMES y el empleo joven. Se viene el Ahora 24. | Por Ezequiel Orlando.

Show Buttons
Hide Buttons