«Se necesita cierta normalización de la economía, vamos a ese camino»

Lo dijo Aldo Lo Russo, Secretario General de CAMIMA. El empresario Pyme se refirió al conflicto en el sector e indicó que “no es sorprendente” que la industria metalúrgica sea una de las que "más ha sufrido la política de desindustrialización que llevó adelante el gobierno de Mauricio Macri".

Aldo Lo Russo dialogó con FM La Patriada y se refirió a cómo quedaron las industrias luego del gobierno de Mauricio Macri, específicamente en referencia a la industria metalúrgica.

«La industria metalúrgica, después de las industrias sensibles como el textil y el calzado, es la industria que más ha sufrido la política de desindustrialización que llevó adelante el gobierno de Mauricio Macri», dijo.

«Los datos lo único que están haciendo es reflejar la realidad de lo que muchos de nosotros veníamos sosteniendo públicamente hace más de tres años», prosiguió

Lo Russo manifestó que esto  «no es sorprendente», y que se debe a que «la industria metalúrgica es la industria de industria».

En esa línea, indicó «somos proveedores de las cadenas industriales o insumos para otras cadenas. Somos autopartistas proveedores para las terminales».

Consultado por la industria automotriz, que se ve en caída en el informe de la Unión Industrial Argentina (UIA), y que viene en jaque por el aumento del impuesto país que complica el acceso a los automóviles y planes de pago, Lo Russo señaló que «todavía son muchos puntos que se están estudiando».

El gobierno de Alberto Fernández «va abriendo los cajones de los Ministerios y va encontrando las facturas y los desastres del gobierno anterior». «Imagino que la situación es bastante compleja», opinó.

En referencia a la macroeconomía y los reclamos del sector, el empresario indicó que  «lo que se ve a nivel de decisiones macro, son las que nosotros veníamos reclamando, no siempre en la profundidad que uno pretende».

También aseguró que el gobierno «tiene toda la información para ir tomando las decisiones más certeras que beneficien al conjunto de la población».

Además, explicó que la profundidad a la que se refiere es en relación a «la rapidez con las moratorias, considerar situaciones particulares, el tema de la administración del comercio».

Respecto la negociación del tratado Unión Europea–Mercosur, aseveró que «hoy se siente mejor representado» y que ya están enterados que «hay avances que se han firmado», pero «hay cosas que seguir discutiendo», manifestó.

Asimismo, consideró la necesidad de «trabajar con ese conjunto de normas que van a poder lograr que el tratado sea beneficioso para Argentina» ya que «nadie puede estar en contra de los tratados» pero «tiene que ser beneficioso para las dos partes».

Consultado por las licencias no automáticas, tratadas por la administración de comercio exterior, Lo Russo afirmó que «lo primero que se pidió, en cuanto asumió el gobierno, a todas las cámaras, se hizo públicamente, que se sugirieran posiciones para incorporar a nuevo listado. De ahí salió las primeras 300».

El empresario opinó que se debe «empezar a pensar para que sirven las licencias no automáticas. Que no sólo es para que la industria este protegida, también es para que las industrias se sienten a planificar su futur, en la propia mejora de la competitividad y en el desafío que es insertarse en el mundo».

Por ello, llamó a «no olvidarnos que es una herramienta de gestión que está reglamentada por la organización de comercio» y que «debe ser aplicada con racionalidad» y no puede «ser eterna» ni «arbitraria».

Consultado por a cuánto tiene funcionando su fábrica en su capacidad productiva, contó que están «más o menos  al 60% en este momento» con un «40% de capacidad ociosa». Pero afirmó que «si la economía arranca» van a necesitar «mucho más personal».

Sobre qué se necesitaría para poder subir el índice de empleo en su fábrica a por lo menos un 85%, manifestó que «lo primero que se necesita es cierta normalización de la economía» y que cree que «vamos ese camino. Contratar personal es una responsabilidad, no podemos tomar la teoría del gobierno anterior. Esto va a llevar un tiempo para que se logre».

En esta linea, aseveró que «lo más importante sería que de acá a un tiempo de 6 meses empecemos a ver algo de estabilidad y como dejar de caer. Yo no creo que los índices de la actividad económica industrial mejoren sustancialmente, porque este es el famoso efecto de arrastre del desastre».

«Así que habrá que tener un poco la mirada puesta un poquito más allá de los 6 meses», concluyó.

Fuente: Salvemos Kamchatka – FM La Patriada.

También podés ver...

La lapicera la usó Guzmán

Sinécdoque y síntesis precisa de la Vicepresidenta para reprocharle primero al sistema político y luego al Presidente que la asunción del mando de cualquier gobierno está en manos del Jefe de Estado, la metáfora escaló en la agenda pública y su mención cobró voltaje en las últimas 48 horas. Alberto Fernández chicaneó a Cristina Kirchner con que Juan Perón no necesitó la lapicera porque tenía el poder de persuadir a sus seguidores y la demiurga del Frente de Todos le contestó con el Manual de Conducción Política del imperecedero líder. Paradójicamente, la firma más importante del fin de semana la estampó el ahora ex ministro de Economía. | Por Pablo Dipierri