Se filtraron nuevos chats que complican a D’Alessandro

Las conversaciones atribuidas al ministro de Seguridad porteño lo involucran con la mano derecha de Rosatti, empresarios macristas y exfiscales.

En las últimas horas se filtraron nuevos chats atribuidos al ministro de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, y al funcionario de la Corte Suprema, Silvio Robles, señalado como colaborador directo del titular del máximo tribunal, Horacio Rosatti. También se publicaron supuestas conversaciones con la exsubtitular de la AFI macrista, Silvia Majdalani, y con el exfiscal Juan Ignacio Bidone, entre otras por las cuales el titular de la cartera de seguridad porteña tendrá que dar explicaciones.

Las conversaciones se conocieron a través del link dalessandrochats.com. Allí aparecen varios diálogos del funcionario de Horacio Rodríguez Larreta con Robles, que es mano derecha del actual ministro de la Corte Suprema y que también fue, durante muchos años, su jefe de prensa.

Coparticipación

En un pasaje, Robles le dice a D’Alessandro, un 9 de noviembre a las 9.48, «espero que hagas sacar el fallo Robles» y luego comparte un link de una nota de la agencia Noticias Argentinas. El artículo cuenta que Rosatti seguirá actuando en la causa por la coparticipación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El Gobierno Nacional había pedido el apartamiento del presidente de tribunal por temor de parcialidad. D’Alessandro responde: “Obvio”.

Hace una semana, la Corte que preside Rosatti falló en favor del distrito porteño y determinó que el resto del país le otorgue el 2,95 por ciento de los fondos coparticipables por un traspaso de la policía federal.

Consejo de la Magistratura

Esta conversación entre el funcionario de la Corte Suprema y el ministro de Seguridad porteño se habría dado en el contexto de la disputa entre el Parlamento y el máximo tribunal por los representantes del Poder Legislativo en el Consejo de la Magistratura.

Robles junto a Horacio Rosatti, titular de la Corte Suprema.
Robles junto a Horacio Rosatti, titular de la Corte Suprema.

 

El Consejo de la Magistratura pasó a tener 13 miembros a 20, luego de que la Corte declarara inconstitucional la ley que había regulado su funcionamiento durante 15 años. Al mismo tiempo reflotó la norma anterior  y eso le permitió a Rosatti volverse también presidente de ese órgano.

Después de esa jugada de Rosatti, el Frente de Todos en la Cámara de Senadores decidió dividirse en dos bloques para formar un interbloque, igual que Juntos por el Cambio. Luego de ese movimiento, al interbloque oficialista le correspondía quedarse con dos representantes de la primera minoría y uno de la segunda. Es una situación similar a la que tiene JxC en Diputados, donde el PRO y la UCR tienen representantes en el Consejo como si fueran bloques separados.

La Corte aceptó a los representantes de la oposición en Diputados, que utilizan el mismo mecanismo para poder tener un escaño más. Pero en el caso del Senado, la cosa, a pesar de ser igual, es diferente, porque allí el escaño de más le toca al Frente de Todos y la Corte todavía no les tomó juramento a los representantes de la Cámara alta porque el senador macrista Luis Juez presentó un per saltum para reclamar el lugar del oficialista Martín Doñate que entró por la división del bloque del Frente de Todos.

AFI Macrista

Por otra parte, también hay intercambios de mensajes entre D’Alessandro y Majdalani, ex subdirectora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), donde parecen coordinar distintas acciones. Entre otras cosas, Majdalani -que llama «pendex» al ministro porteño- le sugiere «no poner el cuerpito cuando pasan las balas».

El fiscal

En el portal donde están publicadas las conversaciones de D’Alessandro, hay también intercambios con una deleted account (cuenta borrada). El propietario de la cuenta sería el fiscal suspendido de Mercedes Juan Ignacio Bidone, condenado por integrar la banda del falso abogado Marcelo Sebastián D’Alessio.

Con el usuario que sería Bidone hay intercambios desde 2015. Los mensajes exhiben los contactos del exfiscal con Cristian Ritondo, entonces ministro de Seguridad bonaerense, y su preocupación porque Patricia Bullrich creía que él y la jueza María Servini «encubrían» a Aníbal Fernández en el triple crimen de General Rodríguez, donde Bidone actuaba con fiscal.

«El viernes estuve hablando con la tía», le dice Bidone a D’Alessandro. La tía sería la jueza Servini.  «Le comenté mis intenciones de ir a Observaciones Judiciales cuando vuelva a la AFI», le cuenta el entonces fiscal a D’Alessandro sobre sus intenciones de acercarse a la agencia macrista.

El amigo Violante

Entre los chats filtrados también aparecen intercambios entre D’Alessandro y Marcelo Violante, que es un empresario que participa del negocio de las grúas y de las playas de estacionamientos de la Ciudad, por medio de Dakota SA y Brewda Construcciones SA.

En junio de 2019, Violante le pidió a D’Alessandro que se ocupara de una causa que tenía Rubén Hugo Laghezza en la fiscalía de Carlos Rolero por violar una clausura. Las respuestas de D’Alessandro dan cuenta de que había conversaciones con la fiscalía. “Ahora refuerzo”, responde el funcionario macrista al pedido de Violante.

El empresario también consulta si puede proponerle negocios a «Horacio» y a Guillermo Montenegro, intendente de Mar del Plata. A él quería llevarle una iniciativa para pagar con celular los estacionamientos medidos. También le pidió ayuda para licitaciones de playas de estacionamiento en el centro de la Ciudad.

Las filtraciones complican a D’Alessandro y, por lo tanto, también a Horacio Rodríguez Larreta. El silencio de Juntos por el Cambio es total. Desde algunos portales de noticias aseguran que el jefe de Gobierno porteño estaría reunido en forma virtual desde Villa la Angostura para analizar el futuro del funcionario en el Gabinete.

Con información de Agencia Télam 

También podés ver...

Juntos por el Cambio amenaza con sancionar a sus dirigentes provinciales

Ante las rupturas en los frentes provinciales de cara a las elecciones anticipadas, la coalición opositora dispuso que quienes no se ajusten al reglamento del partido "no podrán utilizar las siglas de JxC en alianzas, colectoras o lemas".