Se estrena 'Nothing to hide', una obra que explora la banalización del dolor ajeno en el mundo de las noticias

La producción teatral propone una mirada sobre la espectacularización del sufrimiento y se mete con los mecanismos de banalización que desarrollan los medios de comunicación como forma de entretenimiento.

"Lo mejor es devenir invisible", propone la protagonista de Nothing to Hide en la obra teatral de Melina Seldes y Bruno Catalano que explora la banalización del dolor ajeno en el mundo de las noticias y que este viernes hace su debut en Planta Inclán. 

La obra recorre la espectacularización del sufrimiento y se mete con los mecanismos de banalización que desarrollan los medios de comunicación como forma de entretenimiento.

La protagonista (Melina Seldes) es una especie de anchor woman que presenta inverosímiles y sorprendentes noticias que se convierten en elementos de un extraño paisaje mediático y se entrelazan con la vida de su entrevistada, una persona que estuvo en coma durante 20 años y se despertó.

En consonancia con el ensayo 'Ante el dolor de los demás' de Susan Sontag, la obra revisa el entramado de creación de la realidad que se teje por medio de las imágenes que montan los medios de comunicación cada vez que tocan temáticas vinculadas al sufrimiento ajeno.

"Las noticias se han convertido en entretenimiento y están esparcidas por todos lados. El sufrimiento tiene audiencia, y somos consumidores de violencia en forma de espectáculo", señalaba Sontag por 2003.

Susan murió un año más tarde y no llegó a ver el ritmo de las redes sociales con la velocidad que funcionan al día de hoy pero, de todas formas, su ensayo se cuela en esta producción que echa luz sobre esos mecanismos que vuelven a las noticias un espectáculo.

Lo mismo que en un posible escenario de fin de mundo, ante el uso del sufrimiento de las personas en los medios de comunicación, se puede conceder que la mejor de las estrategias sea devenir invisible.

La obra es una producción internacional de Melina Seldes (Argentina) en colaboración con el director y coreógrafo Bruno Catalano (Italia), el compositor Simone Giacomini (Italia) y el dramaturgo Pablo Ariel Bursztyn (Argentina).

En coproducción con el espacio de creación Suizo-Argentino Fibranr5, la compañía Suiza Piccoliproduction y la sala porteña Planta Inclán.

Nothing to Hide se estrena este viernes 6 de mayo a las 21 en Planta (Inclán 2661), por únicas 6 funciones.

 

También podés ver...

Vámonos de viaje: 'Come away with me' de Norah Jones cumple 20 años

A dos décadas de su lanzamiento, una reseña del disco debut de la cantante y pianista texana que vendió más de 25 millones de copias al rededor del mundo.

Show Buttons
Hide Buttons