Se cumplen 75 años de la sanción del voto femenino en Argentina

El 9 de septiembre de 1947 fue sancionada la ley 13.010 de Derechos Políticos de la Mujer, conocida como Ley Evita.

«Mujeres de mi Patria: recibo en este instante de manos del Gobierno de la Nación la ley que consagra nuestros derechos cívicos. Y la recibo, ante vosotras, con la certeza que lo hago en nombre y representación de todas las mujeres argentinas, sintiendo jubilosamente que me tiemblan las manos al contacto del laurel que proclama la victoria”, exclamó Eva Perón el 9 de septiembre de 1947 ante una multitud de mujeres que se manifestaban en la Plaza de Mayo, el día que se sancionó la ley 13.010 de sufragio femenino, también conocida como Ley Evita.

Esta ley habilitó a que 4 millones de mujeres argentinas puedan ejercer el derecho a elegir a sus representantes y ser elegidas como sujetos políticos, un derecho que aunó largos años de luchas feministas y abrió nuevas posibilidades a la vida política y social. 


Durante los 20 años previos a su sanción se presentaron al menos 22 proyectos para el sufragio femenino.

El Congreso convirtió ese día en ley al voto femenino, en el marco de una batería de más de cuarenta leyes que Juan Domingo Perón había anunciado dentro de la planificación estatal conocida como el Plan Quinquenal.

La ley de voto femenino fue promulgada el 23 de septiembre, estableciendo este último como el Día Nacional de los Derechos Políticos de la Mujer.

Para que las mujeres pudieran votar, el Estado argentino tuvo que modificar procedimientos administrativos que hacían a la identidad de las personas físicas y que en el país estaban asociadas al padrón militar desde el siglo XIX.

Sobre la base del censo de 1947 se identificó al número de mujeres que primero había que otorgarle su certificado de nacimiento y la libreta cívica.

El 11 de noviembre de 1951, hace 70 años, las mujeres argentinas pudieron ejercer por primera vez a nivel nacional su derecho al voto y a ser elegidas representantes.

Ampliación de derechos, una lucha constante

En la actualidad, la construcción de igualdad continúa enfrentando numerosos desafíos. A lo largo de estos años, los movimientos feministas, de las mujeres y LGBTIQ+ estuvieron a la vanguardia de las demandas para que la construcción de la igualdad sea plena y efectiva para todas, todos y todes en todos los ámbitos de la vida. 

Por ejemplo, en 2017 se aprobó la Ley 27.412 de Paridad de Género en Ámbitos de la Representación Política que establece que las listas de candidaturas legislativas para las elecciones deben estar compuestas por igual cantidad de hombres y mujeres. Sin embargo, si los hombres terminan encabezando las listas, siempre habrá mayoría masculina en los recintos.

El desafío de las mujeres – ni hablar de las disidencias – en gran medida consiste en poder lograr ese lugar principal.

Por otro lado, en cuanto al Ejecutivo, de 24 jurisdicciones nacionales, solamente dos son gobernadas por mujeres: las provincias de Santa Cruz y Río Negro, por Alicia Kirchner y Arabela Carreras respectivamente.

 

También podés ver...

Pedro Peretti criticó la concentración del agro en la liquidación de soja

El productor agropecuario apuntó a la medida que benefició a los grandes exportadores y señaló que son "un puñado de pools de siembra que depredan el interior profundo de la Argentina".