Peligra el derecho al aborto legal en Estados Unidos

En medio de una avanzada conservadora en torno a la salud reproductiva, la Corte Suprema estadounidense podría anular el fallo que garantiza el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo desde 1973 en aquel país. | Por Jesica Aizo

La Corte Suprema de Justicia estadounidense anularía el derecho al aborto en el país, según el borrador de un documento filtrado que, de avanzar, transformaría el panorama de la salud reproductiva de las personas gestantes de Estados Unidos tras 50 años de estar avalado por la Constitución.

A diferencia de lo que sucedió en Argentina, en Estados Unidos el derecho al aborto no fue debatido en el parlamento yankee sino que fue conquistado a través de un fallo de la Corte Suprema en el caso Roe vs. Wade de 1973.

En el documento filtrado que fue etiquetado como «Opinión del tribunal», el juez Samuel Alito escribió: «Sostenemos que Roe y Casey deben ser anulados». «Es hora de hacer caso a la Constitución y devolver la cuestión del aborto a los representantes elegidos por el pueblo», agregó el comunicado.

«La conclusión ineludible es que el derecho al aborto no está profundamente arraigado en la historia y las tradiciones de la nación», escribió Alito, según recogió la agencia de noticias AFP.

El documento filtrado se distribuyó a principios de febrero y el sitio de noticias Politico aclaró que no representa necesariamente una opinión final.

Por su parte, el presidente Joe Biden, a la cabeza del partido demócrata, indicó en un comunicado que su Gobierno estará «listo cuando se emita cualquier fallo» y recordó que «argumentó con firmeza» ante el Tribunal la defensa de la legalidad del aborto.

«El derecho de la mujer a elegir es fundamental y Roe vs. Wade está vigente desde hace casi cincuenta años; la justicia básica y la estabilidad de nuestra ley exigen que no se anule», afirmó.

Además, Biden señaló que en el futuro corresponderá a los «funcionarios electos» proteger el derecho a elegir y, en un guiño al partido azul, remarcó que «recaerá en los votantes elegir a los funcionarios a favor del derecho a decidir» en las elecciones legislativas de noviembre, donde se prevé un panorama complicado para el partido demócrata.

El expresidente Barack Obama y su esposa, Michelle, emitieron una declaración conjunta sobre el proyecto de decisión del máximo tribunal en la que afirmaron que si se convierte en definitiva, “relegará la decisión más intensamente personal que alguien puede tomar a los caprichos de los políticos e ideólogos”.

La actriz Cynthia Nixon que se candidateó en 2018 para ser gobernadora de Nueva York por el partido azul, se manifestó en las calles y en sus redes sociales en contra de la posible marcha atrás de la Corte Suprema.

En su cuenta de Instagram, la protagonista de Sex and the City compartió algunas de las consignas de los carteles de la movilización que tuvo lugar en la gran manzana e impacta la similitud con los reclamos que colmaron las calles de todo el país en la previa a la conquista de la ley de IVE sancionada por el Congreso Nacional el 30 de diciembre de 2020.

Estados y estados

En los últimos meses, los derechos reproductivos se vieron cada vez más amenazados en Estados Unidos. Los distritos más conservadores se movilizaron para endurecer las restricciones y obstaculizar el ejercicio del derecho a decidir que tienen las personas gestantes.

Si la Corte Suprema anula el fallo Roe vs. Wade, el acceso al aborto pasaría a definirse en cada estado. Según un análisis del Centro por los Derechos Reproductivos, serían 23 los estados que institucionalizarían prohibiciones.

Algunos estados, como Michigan y Wisconsin, cuentan con normativas antiaborto que son predecesoras al fallo de la Corte. Mientras que otros 13 estados como Arkansas, North Dakota y Ohio, tienen leyes que podrían entrar en efecto tan pronto como se anule el fallo Roe.

«Quiero que Oklahoma sea el estado más pro-vida del país porque represento a los cuatro millones de habitantes de Oklahoma que abrumadoramente quieren proteger a los no nacidos», dijo el gobernador Kevin Stitt en su cuenta oficial de Twitter.

California, Nueva York, Oregon y Washington protegieron el derecho al aborto y cuentan con leyes estatales que dejan fuera de peligro el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo para su población. Otros como Iowa, Minnesota y Montana, tienen fallos de las cortes locales que adhieren al reconocimiento de ese derecho.

Con la instalación de clínicas cerca a los aeropuertos, entrenamiento de médicos de otros estados y la gestión de cambios en la legislación regional, California redobló sus esfuerzos para garantizar el derecho al aborto en sus fronteras, en abierta lucha contra la Corte.

Roe vs. Wade: Un fallo histórico

El 22 de enero de 1973, la Corte Suprema de Estados Unidos estableció en una histórica decisión que el derecho al respeto de la vida privada garantizado por la Constitución se aplicaba al aborto.

En una querella interpuesta tres años antes en un tribunal de Texas, Jane Roe, madre soltera embarazada por tercera vez, atacó la constitucionalidad de la legislación texana que hacía del aborto un crimen.

La más alta jurisdicción del país asumía la cuestión meses después por un recurso de Jane Roe contra el fiscal de Dallas, Henry Wade, pero también por otro de un médico y el de una pareja sin niños que querían poder practicar o someterse a una interrupción voluntaria del embarazo con toda legalidad.

Tras haber escuchado a las partes en dos ocasiones, la Corte Suprema esperó a las elecciones presidenciales de noviembre de 1972 y a la reelección del republicano Richard Nixon para emitir su decisión, tomada por siete votos contra dos.

En una sentencia de 1992, Planned Parenthood vs. Casey, la Corte garantizó el derecho de las personas gestantes a abortar hasta que el feto sea viable fuera del vientre materno, lo que suele ocurrir entre las 22 y 24 semanas de gestación.

La Corte que dejó Trump

El cuerpo del máximo tribunal de Estados Unidos está formado por nueve miembros y dominado por conservadores tras la nominación de tres jueces -Brett Kavanaugh, Amy Coney Barrett y Neil Gorsuch- que nombró el expresidente Donald Trump.

En diciembre, al escuchar los argumentos orales sobre una ley de Mississippi que podría prohibir los abortos después de la semana 15, la mayoría conservadora de la Corte pareció inclinarse no solo a mantener la normativa estatal, sino a anular la decisión de Roe vs. Wade.

Interrogada sobre el documento divulgado, una vocera de la Corte Suprema dijo: «La Corte no tiene comentarios».

El sitio Politico subrayó que el documento que obtuvo es un borrador y que las opiniones podrían cambiar hasta entonces pero la filtración del texto es extraordinaria.

El portal de noticias señaló que es la primera vez en la historia moderna que un borrador de opinión de la Corte Suprema se revela públicamente.

Planned Parenthood, que opera clínicas de aborto en todo el país, dijo que el proyecto de opinión de la Corte es «indignante», pero remarcó que «no es definitivo».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de FM La Patriada (@fmlapatriada)

También podés ver...

La Provincia presentó proyectos para reurbanizar barrios populares en Mar del Plata

El ministro bonaerense de Hábitat y Desarrollo Urbano, Agustín Simone destacó el trabajo del Organismo Provincial de Integración Social y Urbana (OPISU) y señaló la importancia de "conocer las necesidades de los vecinos".