Pasando revista

Saldo positivo tras la primera reunión de Gabinete con la presencia de Sergio Massa. Orden y voluntad de coordinación para encarar los desafíos en medio de la fragilidad. | Por Fabián Waldman

“Fue una reunión muy ordenada, muy concreta y con mucha vocación de salir para adelante”, señaló a La Patriada uno de los ministros presentes en el encuentro del Gabinete de Ministros.

El encuentro comenzó a las 8:20 y culminó a las 9:30. Se desarrolló en el Salón Eva Perón de Casa Rosada, donde los funcionarios brindaron informes sobre la situación de cada una de sus carteras.

El Jefe de Gabinete, Juan Manzur, presentó a los recién incorporados: el ministro de Economía, Sergio Massa, el Secretario de Hacienda, Raúl Rigo, la titular de la secretaría de Asuntos Estratégicos, Mercedes Marcó del Pont, y al nuevo vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos. Además, participó por primera vez el titular de la Agencia Federal de Inteligencia, Agustín Rossi.

El clima del encuentro reflejó la sensación térmica imperante en el oficialismo. La entrada de Massa al Ejecutivo le dio “aire” al Gobierno y la posibilidad de enfrentar los problemas centrales de la economía con una misma lente. Con el apoyo explícito (jura) e implícito (foto) de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, los gobernadores y casi todos los sectores del Frente de Todos, se abrió un paréntesis en el cual las declaraciones altisonantes y tiros en los pies parecieran ser de otro mundo. Al mismo tiempo, en la oposición se agitan las aguas de la interna, en una coordinación realmente asombrosa.

Las expectativas oficiales están centradas fundamentalmente por las medidas que se están implementando para obtener un aumento en la recaudación de divisas y el descenso de la inflación en los próximos 60 días. El índice inflacionario de julio culminará con un incremento de precios cercano al 8%, según la mayoría de los pronósticos, y el de agosto también será elevado.

El Presidente se sumó al mitin las 9, cuando estaba hablando Manzur, y escuchó las exposiciones de cada uno de los participantes.

Gabinete Ministros Sergio Massa

“Juan (Manzur) va repartiendo el micrófono y abriendo el juego, es el ritmo normal de cada encuentro”, contó otro participante de la mesa.

Massa explicó la situación creada por la necesidad de abastecer de energía y la dificultad para atesorar divisas, en línea con lo que sostenían sus antecesores, Martín Guzmán y Silvina Batakis. En este punto, cabe preguntarse si el Gobierno debería poner condiciones acerca de los préstamos a tasa negativa o la entrega de GNL a precio subsidiado para los sectores que no devuelven con la misma moneda. Todos estos representantes del campo y de las grandes empresas reclaman al Estado cuando no pueden acceder a divisas al cambio oficial, por los costos de los productos fertilizantes o necesidad de energía para sus proyectos, pero a la hora de aportar el fruto de su producción solo se miran el ombligo y la solidaridad la dejan antes de salir de sus casas.

El tigrense informó que el canje de bonos se pudo realizar en forma exitosa. Sin embargo, la Unión Industrial Argentina (UIA) no le dio buenas nuevas a Massa. Su presidente, Daniel Funes De Rioja, salió a poner la pierna alta. En este contexto económico, con un crecimiento del 10.3% en 2021 sin el famoso derrame al resto de la sociedad y durante el cual pudieron recomponer utilidades después de la pandemia, dijo: “nos preocupa seriamente el adelanto de ganancias. Esto afecta las posibilidades de inversión, el capital de trabajo y por ende el empleo”.

Massa también pidió que los organismos descentralizados usen sus plazos fijos en vez de ir a busca dinero a Economía, contó un funcionario a La Patriada.

A su turno, Matías Lammens explicó la continuidad del Previaje y lo ratificó en la conferencia de prensa posterior, especificando que se lanzará en los próximos días. Se evaluó su costo y se decidió sostener para estimular la baja temporada y mantener el empleo dedicado a esta actividad. “La inversión que realiza este proyecto permite recuperar $ 8.30 de cada $ 10 que invierte el Estado y genera beneficios indirectos como la formalización de trabajo”, señaló el titular de la cartera.

Manzur, por su parte, afirmó ante los periodistas acreditados que “la inversión en obras públicas, vivienda, ciencia y educación son prioridad de la gestión”. Definición que dejaría de lado por el momento el ajuste en estos sectores.

 

Una semana que duró más que siete días

“Porqué un equipo con un técnico rinde bien y con otro juega mal”, se preguntaba la semana pasada un legislador oficialista, haciendo alusión a la salida de Guzmán y Batakis de Economía, la llegada de Massa y el uso de las mismas políticas económicas, pero con otro intérprete.

A lo largo de estos siete días, el ex titular de la Cámara de Diputados ha tratado de poner luz a todas sus acciones. A través de sus cuentas en las redes, hace conocer las medidas que va implementando y trata de cumplir al pie de la letra.

Concretó la renovación de los cargos en la Secretaría de Energía luego de debates hacia adentro de la coalición y colocó al frente una delegada propia, la salteña Flavia Royón. El lugar de viceministro es todavía una incógnita, después del nombramiento fallido -pero nunca confirmado desde Hacienda- de Gabriel Rubinstein. El pasado reciente del economista no lo dejaba bien parado en sus redes con tweets contrarios al Gobierno y en particular hacia la Vicepresidenta.

Algunas novedades que quizás no se han presentado claras, como por ejemplo la cuestión de las tarifas y el techo de los 400Kw mensuales, fueron aclaradas unas horas más tarde.

Participó en dos actos de inauguración junto al Presidente: el del tren que une Rosario y Cañada de Gómez en la provincia de Santa Fe y la firma del contrato de realización del primer tramo del gasoducto Néstor Kirchner en la localidad de Saliqueló, provincia de Buenos Aires.

Las arcas del Banco Central todavía no muestran signos de recibir depósitos de dólares, una de las necesidades más importantes entre las que planteó en su primera conferencia de prensa. Este martes, en una de las jornadas que auspicia el diario Clarín, el titular de Confederaciones Rurales, Jorge Chemes, desalentó cualquier expectativa en sentido inverso. Señaló que “el diferencial cambiario actúa como una retención encubierta”, dando a entender claramente las exigencias para que se concrete la devaluación y de esa manera “entregar” divisas.

De acuerdo a lo comprometido, se dio a conocer por parte de Economía y el ANSES el aumento de las jubilaciones: será de 15,53% por índice de movilidad y se le adiciona un bono de $ 7.000 durante tres meses consecutivos. El monto mínimo alcanzado de esta manera es de $ 50.353 para una jubilación mínima y de $ 90.705 para los que cobren 2 haberes equivalentes al piso. La Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo también elevan su monto a $ 8.471.

 

Cambios de velocidad

Olmos forma parte del círculo más cercano a Alberto Fernández y sobre él recaerá el control diario de la ejecución presupuestaria de cada una de las carteras, también tomó la tarea de llevar adelante las relaciones parlamentarias -reemplazando en ese lugar a Fernando “Chino” Navarro-. Ayer presentó un informe detallado sobre las propuestas y acciones del Gobierno en la reunión de gabinete. Se aguarda el decreto, anunciado por Batakis y confirmado por Massa, que concentraría todas las cuentas nacionales bajo la órbita de Economía.

“No se habló sobre bonos”, indicó otro partícipe de la reunión. El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, indicó que la política social del gobierno es que “los salarios deben crecer por encima de la inflación y de hecho entregamos una suma fija al comienzo de la gestión”. Se estudian todas las medidas posibles, pero ahora las paritarias le están ganando a la escalada de precios. En los pasillos de la Casa Rosada aseguraron a La Patriada la entrega de una suma fija “casi seguro de $ 18.000 y que se anunciaría la semana próxima”.

Tópico agitado por la oposición, la presencia de Manzur en la Cámara de Diputados, comprometida para el 31 de agosto se postergó para el 14 de octubre. A propósito del cargo de Jefe de Gabinete, un legislador con acceso al despacho presidencial señaló a este medio que la oposición “hace 2 meses quería una ley de reglamentación para poder designar el Jefe de Gabinete”. Con la excusa de que el cargo es un híbrido, una figura parlamentaria en un sistema presidencialista, querían incrementar el peso del Congreso en la designación del Jefe de Gabinete.

Un sector que ha redirigido su tarea es el comandado por Fernando “Chino” Navarro. Pasó a denominarse Relaciones con la Sociedad Civil y Desarrollo comunitario. Esta nueva estructura se acerca más al deseo del Movimiento Evita y otras organizaciones: la creación de la Agencia de Desarrollo Social. “El Chino tiene buena relación con Massa, con quien ya se han reunido”, comenta un entornista del funcionario, y suma que “durante el gobierno de Mauricio Macri trabajaron juntos por el proyecto de emergencia económica”.

También aseguran que no tienen ningún problema con la auditoría planteada sobre el programa Potenciar Trabajo y tampoco con el pedido de informes que consideran necesario. Brindar la información sobre los beneficiarios que abandonen el programa en función de acceder a un trabajo en blanco es una de las acciones que acordaron.

También podés ver...

Desde Brasil alertan que «Bolsonaro no va a aceptar la derrota en las urnas»

El candidato a diputado por el Partido de los Trabajadores, Dias da Silva, alertó que luego de la inminente victoria de Lula en las elecciones del domingo, la violencia pergeñada por bolsonaristas aumentará.