Organismos de DDHH repudiaron el amedrentamiento del gobierno porteño en los colegios tomados

En la sede de Abuelas de Plaza de Mayo, referentes de DDHH, sindicalistas y estudiantes denunciaron "la violación de los derechos humanos" por parte de Rodríguez Larreta y Acuña.

Organismos de derechos humanos y referentes sindicales realizaron una conferencia de prensa para solidarizarse con estudiantes de la Ciudad de Buenos Aires que «están sufriendo actos de intimidación y amedrentamiento» y rechazaron «todo acto de persecución política en defensa de la educación pública».

En la sede de Abuelas de Plaza de Mayo, destacaron el reclamo de les estudiantes y sus familias al Gobierno de la Ciudad por la calidad nutricional de las viandas, una mejor infraestructura edilicia y en contra de las prácticas laborales obligatorias gratuitas en empresas.

«No aflojen, no bajen los brazos. La única lucha que se pierde es la que se abandona. Van a contar siempre con nuestro apoyo«, aseguró Taty Almeida, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora

Además felicitó a las familias por apoyar y acompañar el reclamo de los chicos y chicas, y manifestó estar «muy conmovida porque la juventud no afloja» ante la «violación de los derechos humanos que está haciendo Larreta y compañía».

«Al ver a los jóvenes valientes a pesar de las amenazas lamentables que han recibido los padres y ustedes, no bajaron los brazos. Una está esperanzada de que por ustedes los lápices van a seguir escribiendo«, le dijo Taty a les estudiantes presentes.

Participaron además Charly Pisoni, activista de derechos humanos e integrante de H.I.J.O.S.; Diego Morales, director del Centro de Estudios Legales y Sociales; y Angélica Graciano, secretaria general de UTE-Ctera.

«A casi 40 años de democracia, no puede ponerse en duda el derecho de la juventud a organizarse», afirmaron desde la mesa de organismos de derechos humanos.

Durante la rueda de prensa, Guillermo Pérez Roisinblit, nieto recuperado de la última dictadura, exigió que Rodríguez Larreta abra «canales de diálogo reales» y «vele por la seguridad de las familias».

Varios y varias estudiantes de los colegios porteños también participaron de la conferencia y expresaron su repudio al «hostigamiento» y la «persecución política» por defender sus derechos.

Persecución y falta de respuesta

Estudiantes de las escuelas realizan hoy una jornada de asambleas para decidir cómo continuarán con su plan de lucha ante la falta de respuesta de las autoridades porteñas. En ese marco, la Red Nacional de Centros de Estudiantes informó que el Ministerio de Educación porteño no brindó instancias de diálogo.

En tanto, crece el rechazo al amedrentamiento del gobierno porteño que no claudica en accionar contra les estudiantes, con hostigamientos a las familias por medio de sanciones económicas.

«Dos policías me trajeron una citación, que si no me presentaba en la Fiscalía me iban a venir a buscar por la fuerza pública», señaló Elsa, presa política durante la dictadura y tutora de una estudiante de la Escuela García Lorca, al móvil de FM La Patriada.

«La base ideológica de la dictadura continúa desde el autoritarismo», remarcó.

En cuanto a las demandas que envió el Gobierno de Larreta «a través de cartas documentos a los padres de los niños, llegan a $1.200.000», detalló Morales y expresó que «es un absurdo jurídicamente».

«El efecto que tienen tanto la denuncia penal como la económica es inhibir la protesta, tratar de disuadir a los estudiantes de cualquier manera», enfatizó.

La diputada de la Ciudad por el Frente de Todos y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Victoria Montenegro, sostuvo que desde la Legislatura están «trabajando» un posible juicio político a la ministra Soledad Acuña y apuntó que «prácticamente no hay justicia» en CABA.

«El partido judicial es el que habilita toda la catarata de atropellos que lleva adelante el Jefe de Gobierno», subrayó Montenegro y consideró que «parece que la única forma de cooptar los votos que se van para la derecha más reaccionaria es ver quién es más violento».

Por su parte, el vicerrector del colegio Mariano Acosta, Julio Pasquarelli, afirmó ayer que la cartera educativa porteña «lo que quiere es imponer, disciplinar y no escuchar» los reclamos. A su vez, denunció espionaje en las escuelas por medio de drones y toma de fotografías a estudiantes «menores de edad».

Además indicó que sufrieron recortes de programas educativos como otra forma de amedrentamiento. «Nos están castigando cortando proyectos y programas educativos», contó en una entrevista al equipo de La Palabra Justa.

Fuente: FM La Patriada. Con información de Télam.

 

También podés ver...

Maggiotti y Jalil entregaron 237 viviendas en la capital de Catamarca

El ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación firmó junto al Gobernador de Catamarca un convenio para construir otras 733 unidades habitacionales.