Mosquitos en Buenos Aires: "En una semana desaparecerán"

Según el investigador del Conicet, Nicolás Schweigmann, eso se debe a que el Aedes albifasciatus, que no es el mosquito que transmite el dengue, necesita de charcos de agua en la tierra, y eso no lo encuentra en la ciudad.

Nicolás Schweigmann, investigador independiente del Conicet y profesor de la Universidad de Buenos Aires (UBA), habló de la explosión demográfica de mosquitos en la ciudad de Buenos Aires y también explicó por qué, en reuniones sociales, los insectos pican a determinadas personas y no a otras.

Al respecto, el investigador explicó que "existen factores en la sangre, que tienen que ver con el sistema inmune, que hace que si vos vivís en una zona te acostumbres a los mosquitos de la zona, y esos mosquitos te piquen menos que a las personas que vienen de lejos".

"Por ejemplo, si nos vamos a Misiones, a nosotros nos matan" pero eso no les sucede a los misioneros, continuó.

No obstante, Nicolás Schweigmann reveló que "hay ciertos factores que atraen a los mosquitos, que son característicos, que son el ácido láctico que está en la transpiración, o sea, si transpirás más atraés más; si tu cuerpo está más caliente la temperatura es más elevada, y si emitís más dióxido de carbono, si jadeás más, si respirás con mayor frecuencia", precisó.

Así, destacó cómo "un buen repelente es bañarse", y eso porque con una ducha la temperatura corporal baja y se va el ácido láctico que genera el sudor.

También dijo que a los mosquitos no les gusta el aire acondicionado.

 

La explosión demográfica del mosquito 

Por otra parte, el investigador se refirió a la cantidad de mosquitos  y descartó que se trate de una invasión del el Aedes albifasciatus, al que lo atrae la ropa azul y necesita de charcos de agua en la tierra. 

Y eso porque, dijo, "el Aedes albifasciatus está desde hace muchos miles de años en esta zona, antes de que hubiera hombres. Los invasores somos nosotros. Entonces, lo que hay una explosión demográfica que tienen que ver con el fenómeno meteorológico de sequía después de lluvia".

También Schweigmann dijo que "dentro de una semana desaparecerán", porque llegaron a la ciudad con el viento y no tiene posibilidades de proliferar. 

"Porque -precisó- dentro de la ciudad, en las casas, no hay charcos. O sea, llegó al lugar equivocado. El ambiente acuático, el criadero es lo clave para la proliferación de los mosquitos. Si no lo tienen, están fritos. Y eso es lo que le va a pasar al Aedes albifasciatus y por eso, no hay que hacer nada, porque en una semana se mueren".

Los ejemplares de Aedes albifasciatus no son los Aedes aegypti, que el mosquito que transmite el dengue.

Y sobre el insecto transmisor del dengue, sostuvo que "si lográramos sacar todos estos recipientes chiquititos que es donde cría Aedes aegypti, estaríamos sacando el principal recurso y con eso lo dejaríamos fritos".

Fuente: Factor UV - FM La Patriada.

También podés ver...

Ivan Szczech : "A partir del año pasado hemos empezado a tener una recuperación que ha permitido ser uno de los puntales de la economía"

El presidente de la Cámara Argentina de la Construcción se refirió a la charla con Martín Guzmán y señaló el rol positivo de la inversión pública en el aumento del empleo en el sector. Además destacó el impacto de la vacunación en la recuperación de la actividad económica.

Show Buttons
Hide Buttons