Mía Fedra: Historia de la primera tenista trans de la Argentina

Mía Fedra empezó a jugar al tenis en el club Village de Adrogué, a los 8 años, cuando la Ley de Identidad de Género no era ni un proyecto. Llegó a ser 26 del ranking nacional con 14 años hasta que empezó con su proceso de transición.

Mía contó cómo fue su desarrollo en el deporte que practica desde los 8 años, «en la asociación de tenis no me hicieron ningún problema, tenés un documento femenino, jugás en el circuito femenino», comentó.
«Desde los 8 a las 18 jugué en juveniles pero empezó a haber una diferencia en el juego por los tratamientos hormonales que estaba haciendo», detalló y por ese motivo se retiró de las canchas. Durante esos años estuvo trabajando como modelo gráfica, ya como chica trans, «siempre estuve en el ambiente de la música electrónica, participaba en boliches» recordó. Pero comenzó a extrañar el tenis y realizó el profesorado,»tuve que hacer muchos esfuerzos para poder entrenar».

También habló sobre sus comienzos de joven y los esfuerzos de su familia para que desarrollarse en el deporte, «en mi casa no había plata para jugar un deporte así y mis viejos hicieron un esfuerzo enorme para poder darme el gusto», también relató como su padre la acompañaba a todos los torneos y se ocupaba de su carrera y contó que «se peleaba con los papás de mis rivales, era un problema».

Sobre su actualidad profesional relató que «es muy difícil participar en torneos porque son muy costosos, hay que tener sponsors» y aseguró que «el tenis es un deporte muy caro». Actualmente está participando de un torneo en el Tenis Club Argentino.

Fuente: Aburridos Peligrosos – FM La Patriada

También podés ver...

San Cayetano, el santo del trabajo y la resistencia a la dictadura

La socióloga Verónica Giménez Béliveau reveló que San Cayetano también fue muy especial en las movilizaciones convocadas a su santuario, en 1981, por Saúl Ubaldini.