Martin Acosta : «Se trata de poder eternamente mantener la posibilidad de aparecer»

Martín Acosta dialogó sobre su libro "ADN, historias de aparecidos" y reflexionó sobre los inicios del libro y sobre el significado que tuvo en la historia del país.

Martín Acosta, fotoperiodista y autor del libro «ADN, historias de aparecidos» habló con  FM La Patriada sobre los inicios del libro y la significación del mismo.

Al comenzar con la idea del libro, en el año 2001 mientras el país atravesaba un momento particular de crisis económica, inestabilidad política y estallido social, el escritor comentó que tenía la necesidad de tener una respuesta visual a la temática de la represión durante la dictadura y que fue ese año que sintió una conexión con la situación política «pero no de la crisis, sino de la situación política en cuanto a los derechos humanos».

«En ese momento había plena vigencia de la caducidad de las leyes de punto final y obediencia debida. Entonces el panorama era bastante desolador en cuanto a posibilidades de  justicia», comentó.

En esa línea, señaló: «no le encontraba la vuelta visual, ni fotográfica ni conceptual, porque para mi es un todo. Y lo encontré en la desaparición de hijos de detenidos desaparecidos secuestrados en operativos durante la dictadura y la falsificación de la identidad».

«El proceso de recuperación de esos bebés, la mayoría bebés o niños muy pequeños, es en este contexto de desolación y derrota, la única luz de esperanza y de victoria. Ahí fue cuando surgió todo», afirmó el fotoperiodista.

Con un proyecto con tres ejes que involucraban «una imagen fotográfica que la iba a producir» él mismo, «con el adulto secuestrado y recuperada su identidad, y después una imagen que perteneciera al álbum familiar que fuera elegida por el joven o la joven», Acosta comentó que se dio un fenómeno particular, ya que «todos los padres de las personas» con las que trabajó para el libro «eran militantes revolucionarios y estaban perseguidos por lo tanto su identidad era muy importante resguardarlas», sostuvo.

«Conclusión, muy pocas fotografías de ellos había y después se perdían en la clandestinidad, expresó.

Finalmente, el fotoperiodista reflexionó sobre el título elegido: «es a través de la difusión de Abuelas de Plaza de Mayo y esta idea de trabajar con el banco genético que es clave, para poder eternamente mantener la posibilidad de aparecer o de recuperar restos», concluyó.

Fuente: Punto de Fuga – FM La Patriada

 

 

También podés ver...

Ctera convocó a un paro nacional docente para este miércoles en repudio a la criminalización de la protesta

Angelica Graciano, secretaria general de UTE-Ctera, advirtió que "este tipo de procedimiento de condena de persecución empezó a ser moneda corriente".