Mario Cimadevilla: "Tuve diferencias con el gobierno por la causa AMIA"

Mario Cimadevilla, ex titular de la Unidad Especial de investigación del atentado a la AMIA, del que hoy se cumplen 25 años, habló de su renuncia al cargo y contó que eso tuvo que con que se le reclamó que fuera a los alegatos a "pedir la absolución" de los exfiscales Eamon Mullen y José Barbaccia, que terminaron condenados. Y esa solicitud, dijo, fue hecha por el ministro Germán Garavano.

Según Cimadevilla, "tuve mis diferencias con este gobierno respecto de cómo debía abordarse".

"Cuando llegamos (al puesto) observamos dos cosas, una que todavía permanece, la parálisis de la causa de la investigación del atentado", por lo que, explicó, desde la unidad se pensó para que los jueces puedan avanzar es la posibilidad de promover un "juicio en ausencia".

"El Poder Ejecutivo no nos permitió avanzar, no quiso mandar un proyecto al Parlamento para su tratamiento", continuó.

Y  la otra cuestión importante, para Cimadevilla, "era incorporar tecnología".

En cuanto a la renuncia a su puesto, aseguró que "lo que terminó eliminando mi participación en la unidad fue que nosotros también estábamos como querellantes en el juicio de encubrimiento y se nos pidió que fuéremos a las audiencias haciendo alegatos pidiendo la absolución de algunos de los procesados".

"A nosotros se nos pidió que fuéramos a los alegatos en el mes de febrero a pedir la absolución" de los fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia, que terminaron condenados.

"Lo que hicieron fue disolver la unidad, conseguir un abogado de la comisión directiva de Boca que vaya y pida la absolución de los imputados que después terminaron condenados", dijo.

Cimadevilla, de ese modo, apuntó al ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, al sostener que fue él representante del gobierno que le solicitó la absolución de Mullen y Barbaccia.

Por otro lado, en el marco de la rememoración de los 25 años del atentado a la AMIA, consideró que "la necesidad de justicia que reclaman las víctimas y Argentina, requiere algo más que simples eventos recordatorios, la pregunta es ¿se ha hecho desde el Estado lo necesario para lograr su esclarecimiento?".

Además, destacó que "la respuesta a este reclamo no debe ser sólo de recordación. Hago un reconocimiento especial a la incansable lucha las víctimas, familiares y entidades; si no fuera por su perseverancia la causa hubiese muerto".

Fuente: Maldita Suerte - FM La Patriada.

También podés ver...

La UBA pidió ser querellante en una causa por espionaje ilegal durante el gobierno de Macri

El Consejo Superior de la Universidad expresó su preocupación ante la revelación de que docentes y autoridades habrían sido víctimas del aparato de espionaje ilegal macrista.

Show Buttons
Hide Buttons