Manuela Calvo: «No tengo acceso a la justicia, no he tenido derecho a defensa»

La periodista riojana que investiga el caso Arcoíris y cuya casa fue allanada este domingo sostuvo que "en el expediente mienten con un montón de cosas" para censurarla.

“Estoy preocupada por nuestra profesión, por la democracia y por la ciudadanía”, sostuvo Manuela Calvo. Ella es la periodista de La Rioja que investiga abusos sexuales en las infancias y, en particular, el caso de Arcoíris, donde se denuncia el abuso sexual a una niña por parte de su abuelo paterno que forma parte del sistema judicial de la provincia. Luego de una orden judicial, la policía provincial le quitó todos sus elementos de trabajo y le prohibieron hablar del caso. 

La orden de allanamiento fue emitida por la jueza María Eugenia Torres del Juzgado de Instrucción de Violencia de Género N° 1 de La Rioja, bajo la carátula “desobediencia a la autoridad”. Torres autorizó el secuestro de “todo dispositivo electrónico que se encuentre en poder de la denunciada como así también todo documento relacionado (o se mencione en forma expresa) a la niña Arcoíris”.

«En el expediente mienten con un montón de cosas, eso les sirve a ellos para censurarme y quitarme del mapa de la comunicación del caso», remarcó Calvo en diálogo con FM La Patriada.

Además, señaló que «ha habido un silencio escandaloso sobre este fallo».

«Cuando se les ocurrió me vinieron a allanar. Se dieron cuenta de que yo por más que respeté la orden judicial, fui fuente de información para mis colegas», agregó.

Calvo trabajó en la realización de un documental. Aunque el material nunca se estrenó, la orden dispuesta por la jueza María Eugenia Torres, titular del Juzgado de Instrucción de Violencia de Género y Protección Integral 1, mandó a secuestrar todo dispositivo y material vinculado al caso de la niña.

«En base al tráiler y el detrás de cámara, la persona que yo estaba investigando en el documental aduce que yo estaba poniendo en riesgo a la niña. Entonces, a la jueza le pareció que el riesgo de la niña era yo, y me censura», contó.

«En el expediente mienten con un montón de cosas, eso les sirve a ellos para censurarme y quitarme del mapa de la comunicación del caso», sentenció.

El caso de Arcoíris

Arcoiris tiene 6 años y vive en la ciudad de La Rioja. Cuando tenía 2 años contó por primera vez los abusos que sufría por parte de su abuelo paterno y desde ese entonces, su mamá presentó cuatro denuncias (junio de 2018, agosto de 2019, marzo de 2022 y marzo de 2022) sin obtener respuesta alguna. La niña sigue siendo obligada a mantener las visitas parentales donde queda a merced de su agresor pese a que existe una prohibición de acercamiento vigente.

El abusador denunciado por la niña es José “Kuki” Vergara, su abuelo paterno, Jefe de Despacho de la Secretaría de Justicia de la provincia de La Rioja. Él somete a tortura a la niña desde los 2 años, y sus abusos han sido referidos por la niña y constatados por los profesionales pertinentes.

A la víctima se le realizaron múltiples pruebas físicas, algunas constatadas por la Policía Técnica y otras en el Hospital Materno Infantil de La Rioja. Las pericias psicológicas son contundentes. Sin embargo, el agresor fue sobreseído en una oportunidad y en las causas en proceso no se toman medidas efectivas de protección a la niña, plantean desde la Campaña Justicia por Arcoíris.

La semana pasada, la Justicia de la provincia -a través de la fiscal Nadia Schargrodsky- quiso apresar a Delfina Zarranz -madre de la víctima- porque ella no quiere entregar a su hija al contexto de abuso.

La jueza Díaz Marano desestimó una de las últimas tres denuncias. Desde Justicia por Arcoíris sostienen que todas estas maniobras se realizan para encubrir los abusos del denunciado, quien ocupa el cargo de Director de Despacho de la Secretaría de Justicia de la provincia.

Fuente: Nobleza Hormiga – FM La Patriada 

También podés ver...

Nicolás Kreplak: «A nadie se le ocurriría cobrarle a los porteños» por internarse en la Provincia durante la pandemia

El Ministro de Salud bonaerense sostuvo que "hay gente que está en la política solamente para llamar la atención diciendo algunas maldades", en alusión a los legisladores porteños que firmaron un proyecto para que se cobre por la atención sanitaria a no residentes de CABA.