Mahiques Presidente

El más joven de los agentes judiciales que forjó la familia está a punto de asumir como titular de la Asociación Internacional de Fiscales. Sería la primera vez que un latino toma el control de ese comando. | Por Pablo Dipierri

La excursión de Mahiques a Paraguay

El titular del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires, Juan Bautista Mahiques, se reunió ayer con la fiscal general de Paraguay, Sandra Quiñonez, quien al cierre de este artículo había zafado por cuarta vez del apremio que sobrevendría desde la Cámara de Diputados del vecino país si los legisladores aprobaran el juicio político contra ella por encubrimiento del ex presidente Horacio Cartes. Bajo el hashtag “Cooperación”, el usuario oficial de la Fiscalía General paraguaya en Twitter publicó, a las 12:29 del mediodía del lunes, que el encuentro tenía por objetivo “sentar estrategias de fortalecimiento interinstitucional para las labores técnicas e investigativas entre ambas entidades”.

Cartes, al igual que el actual vicepresidente Hugo Velázquez, fue tildado por el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, como “significativamente corrupto”. El compañero de fórmula del mandatario Mario Abdo Benítez ensayó un pintoresco paso de comedia al anunciar que dimitiría a su cargo pero luego atornillarse a él, aunque concediendo que no apostaría a una candidatura presidencial para los próximos comicios. Entre la injerencia y la siniestralidad, el gobierno estadounidense se quedó con las ganas de la renuncia pero se satisfizo con el aborto de la aventura electoral de Velázquez.

El dato puede ser desconcertante pero obedece a la gravitación de Washington en la región. Tanto que el Jefe de Estado del país guaraní consideró el anteúltimo domingo, en un reportaje televisivo: “Yo creo que lo correcto es renunciar, pero respeto absolutamente su decisión. Yo no tengo facultad de destitución y yo respeto su decisión”, dijo acerca de las gambetas de Velázquez. Para colmo, la propia Fiscalía emitió un comunicado el mismo 22 de julio en que el embajador estadounidense en Paraguay, Marc Ostfield, descerrajara esos adjetivos calificativos contra los dirigentes políticos señalados para considerarlos un respaldo a su tarea.

La senadora del Frente Guasú y ex ministra de Salud durante el gobierno de Fernando Lugo, Esperanza Martínez, declaró luego que los que hoy son diputados de Cartes mañana terminan como ministros de Abdo, o viceversa. Y es que tanto unos como otros pertenecen al Partido Colorado. El sueño de los socialdemócratas del capitalismo sudaca: que pasen los gobiernos pero que nada cambie. No obstante, el titular del Ejecutivo comparó a su antecesor con Al Capone a principios de mes y reprochó que el juicio político a Quiñonez dependiera de diputados que responden a Cartes, punto nodal del conflicto que la tiene en el banquillo a la jefa de los fiscales.

Martínez le dijo hace siete días a FM La Patriada que “Cartes es colocado hace tiempo como uno de los principales lavadores de dinero de la región, asociado al contrabando de cigarrillos. Es considerado por Estados Unidos como el responsable del 30 por ciento de contrabando de cigarrillos en el mundo”. “Todo el equipo empresarial de Cartes es corrupto”, enfatizó la senadora paraguaya sobre el círculo que rodea al ex mandatario, acreedor de una excelente relación con su par local, Mauricio Macri. El líder del PRO, de hecho, lo visitó en Asunción en julio de 2020. Hasta allí viajó en su avión privado, mientras en Argentina regía el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio por la pandemia del Covid19.

Comando de fiscales

Como si Mahiques le hubiese aportado buena fortuna, los diputados paraguayos postergaron ayer el tratamiento del juicio político a Quiñonez. Fue el propio impulsor de la iniciativa, Pastor Vera Bejarano, quien reclamó el aplazamiento de su estudio, según el diario ABC, atendiendo a la ausencia de legisladores y una serie de cambios en el reglamento.

Este medio consultó al Ministerio Público Fiscal porteño con el propósito de que se suministrara información sobre la visita protocolar de Mahiques a la funcionaria paraguaya, más allá del tuit de la agencia que lidera Quiñonez. “Vamos a sacar un comunicado”, fue la respuesta obtenida en la oficina de prensa a primera hora de la mañana.

Sobre la dinastía Mahiques ya se informó aquí pero las novedades estribarían en un ascenso internacional del heredero con mayor proyección. “Desde que se sabe que Juan va a ser presidente mundial de los fiscales, recibe invitaciones de todos lados y más en América latina”, deslizaron en su entorno.

En el sitio oficial de la International Association Prosecutors (IAP), Mahiques figura como único candidato a presidente propuesto por un comité de 13 países. Cerca suyo, celebran que “es la primera vez que un miembro de Latinoamérica es nominado para ejercer ese cargo”.

Desde la vocería del MPF de la Ciudad de Buenos Aires adelantaron a La Patriada que en la 53ª Reunión del Comité Ejecutivo de la entidad que congrega fiscales el acusado por la jueza Ana María Figueroa de haberla presionado para que fallara a piacere de Macri en la causa del Memorándum de Entendimiento con Irán la elección se realizará a fines de septiembre, en la próxima Asamblea General de la IAP en Tiflis, Georgia.

Según fuentes consultadas por este portal, la votación es “de carácter anónimo”. Los miembros del Comité Ejecutivo de la IAP pertenecen a Estados Unidos, Corea del Sur, Reino Unido, Francia, Canadá, Dubái, Azerbaiyán, Croacia, Argentina, Australia, Georgia, Uganda, Sudáfrica, Tailandia, Chile, Hungría, Grecia y Bahréin.

Hasta acá, la campaña de Mahiques para tomar el control de la IAP fue la reivindicación de la labor de los fiscales que investigan “al poder político”. Sin ir más lejos, el 19 de agosto pasado el fiscal publicó en Infobae un artículo alusivo a los agentes judiciales víctimas de crímenes violentos por su compromiso con el esclarecimiento de presuntos casos de corrupción. “El reciente asesinato del fiscal ecuatoriano Federico Estrella por parte de sicarios se suma a la lista de crímenes violentos sufridos por magistrados latinoamericanos durante el último año”, dice su texto en la primera oración, y ya en el segundo párrafo enumera: “la noticia acerca del crimen del fiscal Estrella trasciende luego de que fueran conocidos los homicidios de Marcelo Pecci, de Paraguay; Luz Marina Delgado, de Ecuador; y Karen Almendares, de Honduras”.

A su criterio, “se trata de un registro repudiable que erosiona la legitimidad del sistema de justicia en toda la región”. “Los representantes del Ministerio Público son amedrentados por investigar al poder político y al crimen organizado, o por desentrañar redes de corrupción pública y privada. La persecución que sufren se manifiesta en amenazas, destituciones arbitrarias o, directamente, atentados violentos”, postula.

En su entorno, aseguran que “el tema de la violencia contra fiscales en América latina va a ser un eje en su gestión como presidente”. La parafernalia alrededor de Diego Luciani y la operación a la que se zambulló de cabeza el presidente Alberto Fernández para reflotar el nombre de Alberto Nisman por enésima vez no constituyen arrebatos aislados del mainstream mediático argentino.

También podés ver...

Desde Brasil alertan que «Bolsonaro no va a aceptar la derrota en las urnas»

El candidato a diputado por el Partido de los Trabajadores, Dias da Silva, alertó que luego de la inminente victoria de Lula en las elecciones del domingo, la violencia pergeñada por bolsonaristas aumentará.