Lucas Ghi: «La iniciativa de reducción de daños en el consumo de sustancias es una tendencia a nivel mundial»

El Intendente de Morón remarcó que las críticas que esgrimieron desde Juntos por el Cambio a la campaña del municipio "van a contramano de lo que están haciendo países que desde la oposición referencian como serios".

«La reducción de daños es una tendencia a nivel mundial, no es una iniciativa aislada nuestra», remarcó el intendente de Morón, Lucas Ghi, al referirse al debate sobre las políticas que apuntan a disminuir las consecuencias negativas del consumo de sustancias a raíz de la «Guía de bolsillo para disfrutar a pleno» que entregó la comuna en un festival este domingo.

En una nueva edición del festival La Minga en el parque Gorki Grana fueron distribuidos folletos destinados a promover distintas recomendaciones a la hora de consumir sustancias.

Algunos dirigentes de Juntos por el Cambio aprovecharon la oportunidad para manifestarse en contra del material difundido por la dependencia de Juventud del municipio de Morón y volver a enarbolar el discurso punitivo de la ya fracasada guerra contra las drogas.

Encabezados por el diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires, Diego Santilli, quien ironizó sobre el folleto en sus redes sociales, se encolumnaron detrás del funcionario, el ministro de Gobierno porteño, Jorge Macri y el presidente del bloque PRO en Diputados, Cristian Ritondo.

Por su parte, el intendente de Morón, Lucas Ghi, respaldó la difusión del material y apuntó contra los funcionarios que se manifestaron en contra. «Creo que desaprovechan la oportunidad para debatir con seriedad un tema sensible», sostuvo en diálogo con el móvil de FM La Patriada.

«El intercambio se tiene que dar con elementos, con información, referenciando especialistas. Intentar sacar un provecho de esto no le aporta a nuestra sociedad«, sostuvo el Intendente, al tiempo que agregó: «Muchas de sus apreciaciones van a contramano de lo que están haciendo países que ellos referencian como serios».

Además, explicó que «el material no promueve el consumo de ningún tipo de sustancia y lo que hace es generar información desde una perspectiva sociosanitaria y no desde el punitivismo».

¿Qué es la reducción de daños?

«La reducción de daños es una tendencia que va cobrando más fuerza a nivel mundial, no es una iniciativa aislada nuestra», destacó el intendente comunal de Morón en diálogo con Fabián Waldman.

Además, señaló que en ese municipio bonaerense existe «una ordenanza aprobada por el conjunto de los bloques que establece este paradigma de control de riesgos y de daños».

Un estudio de la Organización de los Estados Americanos (OEA) expresa que el objetivo de la perspectiva de reducción de daños «se enfoca en cambiar la manera en que los individuos usan drogas y el medio ambiente en donde consumen, partiendo de la idea de que en algunos grupos de personas el consumo de sustancias psicoactivas continuará a pesar de los esfuerzos preventivos y terapéuticos».

«Nosotros no alentamos ningún tipo de consumo de sustancia legal o ilegal, no obstante la gente decide hacerlo. Frente a eso, qué hacemos, lo negamos, miramos para otro lado o generamos políticas de reducción de daños», sostuvo Ghi en consonancia con lo establecido por la OEA.

Sobre la normativa vigente

El jefe comunal también destacó el fracaso de los paradigmas que criminalizan el consumo. «La ley vigente demuestra su fracaso», afirmó.

Se trata de la ley 23.737 sancionada en 1989. Es una normativa que no modificó los aspectos más punitivos de su predecesora -ley 20.771 de 1974- y aumentó la gama de condenas y el castigo de la tenencia para consumo personal.

La persecución creciente que resultó de esta legislación recayó principalmente sobre consumidores de sectores con mayor vulneración de derechos y pequeños actores ligados a las actividades de tráfico de esas sustancias.

Una investigación de la antropóloga del Conicet Florencia Corbelle afirma que «las agencias de control penal persiguen y criminalizan principalmente a personas que usan, cultivan, transportan y/o venden sustancias psicoactivas ilegales en pequeñas cantidades».

Asimismo, sostiene que estas prácticas se han mostrado ineficaces contra el crimen organizado, vulneran derechos y producen daños.

En Argentina existen múltiples campañas del Estado y organizaciones de la sociedad civil que utilizan esta perspectiva a la hora de abordar la temática del consumo de sustancias. #ConSumoCuidado del Ministerio de Salud bonaerense o la «Guía de bolsillo para disfrutar a pleno», de la Municipalidad de Morón, son campañas estatales.

También existe el trabajo militante de organizaciones de la sociedad civil que denuncian el fracaso del paradigma vigente y reclaman la urgente derogación de la ley 23.737.

La Asociación de Reducción de Daños de Argentina, advoca por esta causa, así como también lo hace el Acuerdo por la Regulación Legal del Cannabis con su campaña #Acompañenocastigue y Reset Drogas.

En consonancia con el material que difundió el municipio de Morón, todas esas organizaciones coinciden en la importancia de informar para reducir posibles daños y en que la criminalización del consumo no inhibe esas actividades en la población.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de FM La Patriada (@fmlapatriada)

Fuente: Móvil de Fabián Waldman – FM La Patriada

También podés ver...

Gabriela Cerruti: «Batakis hizo una enorme gestión en la provincia de Buenos Aires»

La Portavoz presidencial reveló que la designación en el Ministerio de Economía surgió a partir de "una recomendación de Miguel Pesce", titular del Banco Central.