La Corte Suprema tratará el próximo jueves el «derecho al olvido», tras un reclamo de Natalia Denegri

La productora solicitó que el buscador de Google desvincule su nombre y apellido de contenidos relacionados con el caso Cóppola.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) deberá expedirse en la causa judicial iniciada por Natalia Denegri contra Google, en la que la productora y exmodelo reclama que se aplique el «derecho al olvido» y que el buscador la desvincule de contenidos de televisión y fotos de la década del ’90 asociadas al denominado caso Coppola.  

Natalia Denegri -que se encuentra radicada desde 2005 en Estados Unidos- demandó a Google en 2016 para que elimine los resultados que la vinculan al caso Coppola. La demanda se inició el 2 de agosto de ese año ante el fuero civil. Un año más tarde se presentó en el expediente Google mediante su apoderado en Argentina y en septiembre de 2017 contestó la demanda.

En agosto de 2020, la Cámara Nacional en lo Civil hizo lugar a la desindexación de los enlaces que exhibieran videos o imágenes obtenidas hace 20 años o más, correspondientes a escenas mediáticas que protagonizó Denegri y así confirmó la aplicación del «derecho al olvido», a favor de la productora argentina.

Por su parte, Google apeló la sentencia porque asegura que el fallo censura contenidos sobre temas de interés público y sobre figuras públicas. Para la empresa, la decisión tomada por la Cámara lesionó la protección constitucional de la que goza la búsqueda de información en Internet, reconocida por la Ley 26.032 -Ley de Servicio de Internet-.

Google además argumentó que quien utiliza el parámetro de búsqueda «Natalia Denegri caso Coppola» está interesado precisamente en la vinculación de Denegri con ese caso.

La causa llegó a la CSJN y este jueves el Tribunal Supremo establecerá un estándar que sentará precedente para otros casos.

El martes 8 de marzo, la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires y la porteña se presentaron como amicus curiae en la causa. Los organismos señalaron que el encuadre normativo para dar solución a la cuestión en debate está en el campo del hábeas data y que por ello resulta apropiado la desindexación o el deslistado de la información personal.

El defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, sostuvo que «la Corte tiene en sus manos un caso que va a fijar la dinámica de desempeño de los derechos humanos en el presente y futuro» y planteó que se «contemple la trascendencia social de esta decisión».

En tanto, la defensora del Pueblo porteña, María Rosa Muiños, indicó que «en estos tiempos en que la tecnología invade nuestras vidas, el ‘derecho al olvido’ se torna fundamental para proteger el derecho al honor y a la intimidad de las personas».

¿Qué es el derecho al olvido?

El concepto hace referencia a la facultad que tiene una persona de solicitar a las empresas o a los motores de búsqueda que eliminen o bloqueen un dato personal suyo por considerar que afecta alguno de sus derechos fundamentales.

Comenzó a aplicarse en 2014 en Europa y el concepto luego se extendió al resto del mundo.

No afecta al contenido publicado, ni a la mención del contenido en otras páginas; sólo exige que se elimine de los resultados de una búsqueda, por considerar que aluden a un pasado superado.

En Argentina hubo un caso similar y es la causa de María Belén Rodríguez. La modelo demandó a Google porque en los resultados su imagen aparecía vinculada a sitios de contenido sexual, erótico o pornográfico.

En 2014, la CSJN rechazó esa demanda con un fallo en el que se evaluó “la libertad de expresión e información” y se ponderó la “indudable” importancia de los motores de búsqueda que son consultados por “miles de millones de internautas”.

En ese fallo, los ministros Elena Highton, Carlos Fayt y Raúl Zaffaroni resolvieron “rechazar en todas sus partes” la demanda de daños y perjuicios que la modelo había iniciado contra Google Inc. -luego ampliada contra Yahoo de Argentina SRL- por el uso comercial y no autorizado de su imagen.

En primera instancia la demandante obtuvo fallo a favor contra Google, pero luego en la Cámara Civil redujeron la indemnización, de 100 mil a 50 mil pesos, en tanto que se rechazó la parte del reclamo relacionada con la supresión de las vinculaciones.

La sentencia de segunda instancia, apelada por ambas partes, llegó al Tribunal Supremo, donde Highton, Fayt y Zaffaroni votaron por rechazar la pretensión y el presidente del tribunal Ricardo Lorenzetti y el ministro Juan Carlos Maqueda por aceptarla parcialmente.

El caso Coppola

En octubre de 1996 un informante dio una lista de sospechosos famosos que incluía, además del entonces manager de Diego Maradona, Guillermo Coppola, al animador Marcelo Tinelli, a empresarios como Carlos Ferro Viera o Carlos Fazzari y hasta al cantante Luis Miguel.

Pronto empezaron los allanamientos y la repercusión en los medios. El 3 de octubre de 1996, detuvieron en Floresta a Héctor Yayo Cozza, Tomás Simonelli y Claudio Coppola, que no tiene ningún parentesco con el representante de Diego Maradona.

A los tres días le encontraron droga al ex jugador de fútbol Alberto Tarantini, cuando estaba en la casa de Denegri.

El 9 de octubre de 1996 la policía activó la “Operación Cielorraso” y allanó el departamento del entonces manager de Diego Maradona, Guillermo Coppola, en el piso décimo del edificio de avenida del Libertador 3540 y encontró 40 gramos de cocaína dentro de un jarrón. El tema -que cambió de nombre en los medios, donde fue presentado como “El Caso Coppola”- tuvo mucha repercusión en los medios de comunicación y Denegri desfiló por varios programas televisivos por aquellos años.

Guillermo Coppola fue acusado de liderar una asociación ilícita que se dedicaba al narcotráfico y pasó 97 días en prisión, repartidos entre una comisaría de Dolores y el penal de Caseros. Con el tiempo, la causa quedó nula y los policías que investigaron los hechos terminaron detenidos.

Al momento del caso, Denegri tenía 19 años, es decir que era menor de edad, porque por entonces regía la mayoría de edad a los 21.

Ella fue absuelta y se comprobó que la cocaína encontrada en su casa fue puesta por otras chicas, en combinación con policías, para perjudicar al «Conejo» Tarantini.

Actualmente, Denegri es empresaria gastronómica al frente de una cadena de restaurantes en el sur de Florida. También es propietaria de una productora de contenidos cinematográficos por la que fue galardonada con 22 premios Emmy.

La CSJN deberá ratificar o no las sentencias previas en el caso. Además de escuchar a los abogados de ambas partes, también escucharán a distintos especialistas y organizaciones que expondrán sobre si el reclamo de Denegri es pertinente o no, según las normas vigentes en el país.

 

También podés ver...

Fernández, Ferraresi y Secco entregaron 224 viviendas en Ensenada

Fueron finalizadas a través del Programa Reconstruir, lanzado hace un año en esta misma localidad.