Julieta Calmels: "La pandemia puso en evidencia que la salud mental forma parte de la vida"

La subsecretaria de Salud Mental de la Provincia de Buenos Aires dijo que el desafío es determinar "cuál es nuestra forma de entender la salud para la vida comunitaria".

La coordinadora de Salud Mental en el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Macarena Sabin Paz, habló con el equipo de Me gusta cuando callas sobre la pandemia y sus consecuencias en la salud mental.

La ley de Salud Mental fue sancionada y promulgada en 2010 bajo el nº 26657, luego de un largo proceso de debate y construcción colectiva. Es una ley modelo en la región y en el mundo por su perspectiva de derechos humanos.

Sabin Paz, se refirió a las políticas públicas implementadas en relación a la salud mental y a la violencia institucional, y consideró: "Es producto y resultado de un esfuerzo colectivo por tener una ley que refleje las necesidades de las personas con padecimiento mental, pero también es una ley centrada en derechos", sostuvo.

Según la especialista, las personas que atraviesan una crisis aguda de una enfermedad mental, quedan "como una especie de paraguas de excepción del resto de la ciudadanía o de la comunidad".

En referencia a la situación de las personas con padecimientos mentales, Sabin Paz contó: "El Censo 2019 arrojó que en promedio, las internaciones eran de 12 años", y en ese sentido enfatizó: "No existe ninguna biografía que avale que una persona pueda estar privada de su libertad por 12 años por un episodio que en general dura de 3 a 4 semanas".

La especialista explicó que es necesario pensar el campo de la salud mental y las personas que lo atraviesan desde los derechos: "Derecho a tener un abogado que las defienda, a pedir una entrevista con el juez, a poder cuestionar la internación, a poder también reclamar otros derechos sociales como la vivienda, a una salud que no sea el encierro manicomial", señaló.

Siguiendo con el impacto generado luego de la legislación, sostuvo: "Es una ley que viene a reflejar que estas personas -aunque parece bastante ridículo que una ley tenga que decir que son sujetos de derecho- tienen un montón de otros derechos, y que la internación es el último recurso", manifestó.

En ese sentido, reflexionó: "Tiene que haber una profunda vocación política que esté dispuesta a romper con la hegemonía médica de los laboratorios".

Salud Mental y Sexualidad

La subsecretaria de Salud Mental, Consumos Problemáticos y Violencias de la Provincia de Buenos Aires, Julieta Calmels manifestó que "en el caso de la sexualidad, hay una mirada muy prejuiciosa sobre las mujeres con padecimientos de salud mental. A veces se las separa de sus hijos o no se cree que puedan disfrutar de una vida sexual", indicó.

La profesional agregó además: "La ley de salud mental nos lleva a cambiar el modo de abordar los casos de salud mental, por ejemplo que deben ser tratados en espacios de salud general".

"El mayor desafío no es tanto el cierre de los manicomios, sino cuál es nuestra forma de entender la salud para la vida comunitaria", reflexionó.

Sobre este último punto, consideró: "El cierre de un pabellón implica la apertura de casas donde se acompaña el proceso de externación con equipos de salud, donde los usuarios puedan hacer tareas diarias y vivir con otros", señaló.

"La pandemia puso en evidencia que la salud mental forma parte de la vida, desde el sufrimiento, el impacto y la relación con los otros", concluyó Calmels.

Debates sobre Salud Mental, Consumos problemáticos y prevención.

Para profundizar sobre los impactos de la pandemia en salud mental, Alicia Stolkiner, jefa de cátedra de Salud Pública de la Facultad de Psicología de la UBA, dialogó con el programa y aseguró que hay que abrir el debate en relación con los consumos problemáticos: "No se trata de cambiar la ley sino de profundizar la implementación de los dispositivos necesarios".

"Antes del gobierno anterior (de Mauricio Macri) existían mesas interministeriales donde había protocolos realizados entre el Ministerio de Salud y el de seguridad, que en casos como el de Chano (Charpentier) hubiesen sabido como proceder", cuestionó la profesional.

La referenta de Salud Mental Comunitaria concluyó: "Más adelante vamos a ver que relatos aparecen sobre la pandemia, que imágenes, qué textos, qué hace el arte con esto que está ocurriendo".

Fuente: Me gustas cuando callas - FM La Patriada

También podés ver...

Jaime Naranjo: “Piñera va a ser el heredero natural de Pinochet”

El diputado chileno por el Partido Socialista, Jaime Naranjo, comparó a Piñera con Pinochet al afirmar que ambos han violado los derechos humanos y utilizado el aparato del Estado para “el enriquecimiento ilícito de su persona”.

Show Buttons
Hide Buttons