Juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa: «Venían riéndose, festejando, contentos»

Declaró la recepcionista que vio huir a los rugbiers acusados después del ataque.

El juicio a los ocho rugbiers acusados de matar a golpes a Fernando Báez Sosa a la salida de un boliche continua hoy en su quinta jornada con los testimonios de una docena de testigos, entre ellos la recepcionista de un hotel de Villa Gesell que vio cómo huían del lugar del hecho, la dueña de la casa que alquilaban los imputados en esa localidad balnearia, peritos y policías.

Fuentes judiciales indicaron que, de los 22 testigos citados inicialmente para el cierre de la primera semana del juicio, una decena de ellos -en su mayoría peritos y efectivos policiales que realizaron tareas en conjunto con otros en el inicio de la investigación- no serán requeridos finalmente, y que serán desistidos por la fiscalía.

Hace instantes declaró la recepcionista de un hotel de Villa Gesell que está ubicado en la misma cuadra del boliche «Le Brique», en cuya puerta mataron a golpes a Fernando Báez Sosa en enero de 2020. Declaró que escuchó a uno de los agresores decir «le rompí toda la jeta, viste» y «le llené la jeta de sangre», mientras pasaban frente a ella «riendo, festejando entre ellos, todos».

«Todos se sentían partícipes de ese festejo», aseguró Andrea Ranno al declarar ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Dolores, quien añadió que los rugbiers «venían muy exaltados, muy contentos, contentísimos y felices».

¿Quiénes declaran hoy?

La primera en declarar ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Dolores en la quinta jornada del juicio es Julia Semsey, dueña de la casa que alquilaban los rugbiers desde el 16 de enero, en el ingreso a la reserva «Carlos Idaho Gesell».

Está prevista también la declaración de Chen Naijuan, dueño del «Supermercado Marina», cuyas cámaras de seguridad captaron a cinco de los jóvenes, y también registraron el momento en que fueron interceptados por efectivos afectados al Operativo Sol, minutos después de huir del lugar del ataque.

Declaran además Heraldo Rebolo, técnico en criminalística que actuó en el levantamiento de rastros de la camisa que utilizaba Fernando al momento del crimen, y Nair Irurzun, que intervino en la recolección de huellas en el primer allanamiento a la casa que alquilaban los imputados.

En tanto, en la audiencia se definirá si se solicita o no el testimonio de Walter Tolosa, sereno de un inmueble ubicado a metros de esa vivienda.

Además, los fiscales Juan Manuel Dávila y Gustavo García definirán durante la audiencia si prescinden o no del testimonio de dos personas que fueron testigos en el primer allanamiento a esa casa.

Crimen de odio racial

«Entendemos que aunque la carátula no contemple el homicidio agravado por el odio racial no debemos olvidar que al grito de ‘es un negro de mierda mátenlo’, según imágenes y testigos, el 18 de enero, pasadas las 5 de la madrugada, Fernando fue atacado por la espalda, a patadas y brutales golpes que le originaran su muerte, en un claro ataque racista», sostuvo el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) y distintas organizaciones sociales que exigieron «justicia» por el asesinato de Fernando.

El racismo en Argentina es estructural y mata. Las cifras son alarmantes por que escasean y también es alarmante que en el sentido común circule la idea de que en este territorio el racismo no existe.

Según información del INADI, el 35 por ciento de la población argentina sufrió racismo estructural y el AMBA está posicionada como la región dominante de ese clivaje. De la población encuestada en la provincia de Buenos
Aires que experimentó discriminación, el 59  por ciento corresponde a casos de racismo estructural y el 41 por ciento, a otros tipos de discriminación (INADI, 2013). El crimen de odio perpetrado contra Fernando Báez Sosa en el territorio bonaerense es el espantoso reflejo de esos números registrados por el organismo nacional.

En el imaginario social argentino todavía opera la supremacía de las personas blancas. Este Estado Nación se fundó en las nociones de civilización o barbarie, se hicieron campañas de exterminio, todavía está en pie en Diagonal Sur el monumento con la figura de Roca, expresidente y militar que llevó adelante el genocidio de poblaciones originarias que habitaban en la Patagonia.

«A este negro de mierda me lo llevo como trofeo», eso fue lo que dijo uno de los rugbiers según la narración de una testigo clave en el causa por estar en el lugar de lo hechos y presenciar el ataque contra Fernando aquella noche.

El juicio

Este lunes 2 de enero comenzaron las audiencias en el TOC 1 de Dolores para determinar la responsabilidad de los ocho acusados por «homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas» contra Báez Sosa, y también por «lesiones leves» sufridas por amigos de Fernando que estaban junto a él en la madrugada del crimen.

Durante la primera jornada del juicio, Hugo Tomei, abogado de los acusados, pidió la suspensión del proceso que fue rechazado por unanimidad del Tribunal Oral Criminal N°1. Los jueces confirmaron que no se va a hacer lugar a la suspensión del debate.

El abogado querellante de la familia del joven asesinado, Fernando Burlando, señaló que «los acusados tomaron la decisión de matar y mataron», y afirmó que «la única pena posible es la reclusión perpetua».

Este viernes se completa la primera semana de testimonios que incluyó las declaraciones de los padres de la víctima, Graciela Sosa Osorio y Silvino Báez, una docena de amigos, policías, custodios del local bailable, un comerciante y testigos oculares del hecho, entre otros.

Está previsto que los padres de Fernando presencien las declaraciones en la sala de audiencias del primer piso de los tribunales, como ocurrió durante las jornadas anteriores.

Los ocho imputados –Máximo Thomsen (23), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23), y Luciano (21), Ciro (22) y Lucas Pertossi (23)- también estarán presentes, al igual que desde la apertura del debate oral.

 

 

Fuente: INADI – Agencia Télam 

También podés ver...

Juntos por el Cambio amenaza con sancionar a sus dirigentes provinciales

Ante las rupturas en los frentes provinciales de cara a las elecciones anticipadas, la coalición opositora dispuso que quienes no se ajusten al reglamento del partido "no podrán utilizar las siglas de JxC en alianzas, colectoras o lemas".