Gustavo Córdoba: «Lo de Santi Maratea demuestra la distancia que hay entre la dirigencia y lo que la gente reclama»

El consultor de Zuban Córdoba y Asociados sostuvo que la dirigencia política no tiene una "lectura adecuada del contexto" y está "desconectada de la realidad".

El director de la consultora Zuban Córdoba y Asociados, Gustavo Córdoba, sostuvo que «en la Argentina hay un malestar muy creciente» con los dirigentes políticos y a su vez observó que en la sociedad «se está acelerando la falta de tolerancia», al evaluar los resultados de las últimas elecciones y la opinión pública.

Durante una entrevista con FM La Patriada, Córdoba analizó que el país se distingue de otras partes del mundo donde la insatisfacción con la democracia es más integral, y especificó que en la Argentina «la alternancia terminaría siendo un loop, donde cada uno de los espacios políticos espera que su adversario se equivoque para volver al poder».

«En la Argentina hay un malestar muy creciente, no con la alternancia política sino con los protagonistas del sistema electoral que vendría a ser la dirigencia», planteó luego de ser consultado respecto de la encuesta que llevó a cabo su consultora en diciembre de 2021.

Asimismo evaluó: «pareciera que la cuestión central pasa por no cuestionar la democracia pero sí a quienes la llevan adelante». En el informe de Zuban Córdoba y Asociados, se muestra que un 45.4 por ciento de las personas encuestadas está «totalmente de acuerdo» con que «el problema de la democracia son los políticos», mientras que el 28.6 por ciento corresponde a un nivel «algo de acuerdo». El resto corresponde al sector que está algo o totalmente en desacuerdo.

Por otra parte, el 56.6 por ciento demostró estar «totalmente en desacuerdo» con la frase «El gobierno escucha a la ciudadanía».

En ese marco, el analista recordó los resultados que obtuvo el Frente de Todos durante las últimas elecciones, luego de dos años del gobierno de Alberto Fernández. Por tanto afirmó que «se está acelerando la falta de tolerancia de la sociedad argentina ante la falta de respuesta económica de los distintos gobiernos».

Así explicó que esta aceleración se observa, en primer lugar, con Cristina Fernández de Kirchner quien estuvo ocho años a cargo de la presidencia. Luego Mauricio Macri cumplió su mandato de cuatro años y pasaron solo dos años de la asunción del Frente de Todos ante los resultados de las elecciones legislativas.

En esa misma línea, Córdoba remarcó que «en los últimos años hubo dos modelos políticos opuestos pero ambos sufrieron sendas derrotas electorales». Para el consultor, esto supone una «caracterización fiscal, una lectura que tienen los países» ya que «hacen un diágnostico equivocado» de la situación.

De esta manera, sostuvo que la dirigencia política no tiene una «lectura adecuada del contexto» y además le falta conocimiento y «saberes para afrontar episodios inéditos, como la pandemia, para prever determinados escenarios».

«El actual gobierno tiene enormes falencias para defenderse con la agenda pública y también aparece desconectado de la realidad», apuntó el socio fundador de la consultora y lo relacionó con las donaciones para los afectados por los incendios en Corrientes, que logró este fin de semana el influencer Santi Maratea.

«Lo de Santi Maratea demuestra la distancia que hay entre la dirigencia y lo que la gente reclama o espera», manifestó y a su vez comentó que la mayoría de los errores del gobierno del Frente de Todos «fueron autoinflingidos en lo cual la oposición solo tuvo que aprovecharlos».

En ese sentido evaluó: «para la dirigencia política creo que el foco está puesto solo en las elecciones 2023», en tanto para la población, las preocupaciones pasan por el desempleo, la caída de los salarios, la inseguridad.

 

Fuente: Todos en Cuero – FM La Patriada

 

También podés ver...

Omar Plaini: «Con el megaendeudamiento que nos dejó, la oposición tiene poca autoridad para hablar»

El Senador provincial del Frente de Todos criticó los cuestionamientos de Juntos por el Cambio al Gobierno nacional y los calificó como "odiadores seriales".