Guido Rodríguez: «Empecé a buscar en Buenos Aires lugares donde no me suena ni el nombre»

El viajero que se hizo viral al recorrer el país en su van y filmar los destinos con un dron destacó "la calidez" y "la predisposición para ayudar" de los habitantes.

«Empecé a buscar en Buenos Aires lugares donde no me suena ni el nombre», contó Guido Rodríguez, sobre la génesis de su proyecto con el que, en la actualidad, recorre pueblos de menos de mil habitantes en la Provincia de Buenos Aires.

«Me gusta mucho viajar, viajo por Argentina hace 10 años», contó en el aire de Factor UV.

En su cuenta de Twitter -@gui10road- , Guido comparte imágenes de gran calidad que obtiene con un dron y muestra los mejores destinos de cada pueblo. Sus recomendaciones se viralizaron y hoy su cuenta tiene más de 40 mil seguidores.

«Armé un motorhome que me dio la posibilidad de hacer rutas más desafiantes, me da la posibilidad de poder descubrir esos pueblos y dormir porque esos pueblitos no tienen hospedaje», contó.

Sobre el sentido de su actual proyecto y la elección de los pueblos que visita, Rodríguez señaló que «no hay un por qué visitar pueblos hasta los 1000 habitantes», y agregó: «Me gusta buscar rutas de viaje, empecé a buscar en Buenos Aires lugares donde no me suena ni el nombre».

Además, destacó de los destinos que visitó «la calidez» y «la predisposición para ayudar» de sus habitantes.

En la tarde de FM La Patriada, Rodríguez recomendó tres destinos de la provincia:

«Recomiendo Reta, en el partido de Tres Arroyos, es un pueblito balneario y tiene arena muy finita. Villa Lía, que queda en San Antonio de Areco y Vuelta de Obligado, que queda sobre el Río Paraná en el partido de San Pedro y tiene al rededor de 200 habitantes. Me gustó mucho que haya una feria en la playa. Tiene una bajada a la playa nueva y muy linda», destacó.

Fuente: Factor UV – FM La Patriada

También podés ver...

EEUU: La Corte Suprema revocó el derecho constitucional al aborto

El máximo tribunal de ese país dejó sin efecto la sentencia Roe vs. Wade de 1973, que durante casi medio siglo garantizó el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo. El fallo le devuelve a cada estado la potestad de autorizarlo.