Gran Bretaña revocó el fallo que impedía la extradición de Assange a EEUU

La Justicia británica revocó hoy su propia decisión frente al pedido de extradición realizado contra el fundador de WikiLeaks, por parte de Estados Unidos.

La Justicia británica revocó hoy su decisión de no extraditar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a Estados Unidos, donde es requerido por publicar miles de documentos clasificados en 2010 y 2011 que exponían violaciones a los derechos humanos durante las guerras de Afganistán e Irak.

Con ese fallo el Gobierno estadounidense ganó la apelación del Tribunal británico para la extradición del periodista fundador de WikiLeaks al que Washington quiere juzgar por la difusión de los documentos clasificados.

Estados Unidos había apelado un fallo judicial del Reino Unido en enero pasado, cuando la Corte británica dictaminó que no podía ser extraditado a ese país debido a preocupaciones por su salud mental. Desde el país norteamericano prometieron no mantenerlo en una prisión de máxima seguridad en caso de ser extraditado.

La jueza de distrito Vanessa Baraister había dictaminado que Assange no podría ser enviado a Estados Unidos, al considerar que corría riesgo de suicidio si esa posibilidad se concretaba

Sin embargo, las autoridades estadounidenses le aseguraron a la Justicia británica que Assange recibiría un tratamiento adecuado y no se enfrentaría a esas condiciones rigurosas, ni antes ni después de la condena, a menos que cometiera un acto en el futuro que las requiriera.

Por ello, el presidente del Tribunal Supremo Ian Burnett, conocido como Baron Burnett de Maldon y el Juez del Tribunal de Apelaciones Timothy Victor Holroyde fallaron a hoy favor de Estados Unidos.

Según Burnett, ese riesgo está excluido por las garantías que se ofrecen.

«Esa conclusión es suficiente para determinar esta apelación a favor de Estados Unidos», dictaminó.

Con esa decisión el Gobierno estadounidense podrá ahora hacer un nuevo intento para extraditar al periodista detenido en Londres desde 2019, pero será la ministra del Interior británica, Priti Patel, quien tendrá la última palabra sobre la extradición.

Assange, de 50 años, es buscado en Estados Unidos por una supuesta conspiración para obtener y divulgar información de defensa nacional luego de la publicación en WikiLeak de miles de documentos filtrados relacionados con las guerras en Afganistán e Irak.

Los delitos por los que el activista es requerido en Estados Unidos suman una condena de más 175 años de cárcel.

Stella Moris -pareja de Assange e integrante de su equipo de abogados- dijo a los medios británicos que apelarán esta decisión lo antes posible. Moris describió ante la prensa el fallo del Tribunal Superior como «peligroso y equivocado» y un «grave error judicial».

Moris, de origen sudafricano, conoció al fundador de WikiLeaks mientras estaba refugiado en la embajada de Ecuador en la capital británica, para evitar ser entregado a Suecia, donde se lo requería por supuestos delitos sexuales, cargos que ya fueron retirados.

El caso de Assange expone los obstáculos que enfrenta la libertad de expresión en el mundo. WikiLeaks argumenta que tiene los mismos derechos que otros medios a publicar material secreto, si es de interés público. Pero el gobierno estadounidense, que acusó a Assange de 18 cargos que incluyen espionaje, afirma que el creador de WikiLeaks no es periodista sino pirata informático y que la divulgación de documentos sin ningún filtro puso en peligro la vida de sus informantes.

Fuente: Agencia Télam

También podés ver...

Germán Martínez: «Batakis llega al Ministerio de Economía con muchísimo respaldo del Frente de Todos»

El presidente del bloque oficialista en Diputados calificó como "muy positivo" el consenso alcanzado dentro de la coalición sobre la designación de la nueva Ministra y sostuvo que tiene "todo el margen de maniobra que esté dispuesta a ejercer".