Gatillo Fácil: La abogada sostuvo que ningún funcionario del Gobierno de la Ciudad se comunicó con las familias

Lorena Blanco contó que a los jóvenes "los policías les decían 'negritos de Varela'".

La abogada de los jóvenes amigos de Lucas González sostuvo que ningún funcionario del Gobierno porteño se puso en contacto con los familiares y manifestó esta mañana que el juzgado debe decidir si los llaman a declarar como testigos o imputados.

Blanco relató que primeramente a los jóvenes se los trató de delicuentes. «Los chicos estuvieron detenidos hasta el jueves con la carátula de tentativa de fuga», dijo y señaló que, luego de que el Juzgado Nacional de Menores mantuvo comunicaciones con los chicos, el juzgado interviniente «calificó la causa como averiguación de ilícito».

En diálogo con FM La Patriada. remarcó que «el juzgado hoy va a tener que decidir si le imputan un delito a los chicos y hacerlos declarar o como imputados o testigos».

La letrada declaró que ningún funcionario del Gobierno de la Ciudad se contactó con ellos: «nadie se comunicó con las familias». A su vez, subrayó que no le permitieron el ingreso al Instituto de Menores Inchausti para ver a los chicos, en caracter de abogada.

Por su parte, Ricardo Zuñiga, padre de Joaquín, reclamó que el ministro de Seguridad de la Ciudad se tiene que hacer cargo y manifestó: «Estamos indignados. Escuchar lo que dijo este impresentable (Marcelo D’Alessandro) que miente y no deja de hacer política cuando tienen que hacerse cargo del accionar de la policía. Decir que llamaron a las familias es todo mentira».

En ese marco, describió que el día que sucedieron los hechos, los efectivos policiales «los redujeron, los tiraron al piso, los patearon y tuvieron improperios racistas contra los chicos» al tiempo que denunció que «los policías les decían ‘negritos de Varela'», según le contaron los familiares de los jóvenes.

El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) ayer publicó un comunicado donde expresa que «la justicia debe investigar con la debida diligencia las circunstancias de los hechos, y analizar si los agentes policiales se condujeron bajo perfiles racistas y discriminatorios al momento de interceptar el auto y efectuar los disparos».

Finalmente, Lorena Blanco expresó: «Si fuera por mí, no queda nadie parado. Porque no quiero que los pibes estén muertos a manos de policías que están excediendo sus funciones».

 

Fuente: Nobleza Hormiga – FM La Patriada

También podés ver...

Ctera convocó a un paro nacional docente para este miércoles en repudio a la criminalización de la protesta

Angelica Graciano, secretaria general de UTE-Ctera, advirtió que "este tipo de procedimiento de condena de persecución empezó a ser moneda corriente".