Fardin, en el laberinto del patriarca

Un tribunal superior de Brasil mandó el expediente a foja cero y cuando faltaban apenas dos audiencias para finalizar el juicio por la denuncia contra Juan Darthés por abuso sexual, se aleja la posibilidad de una sentencia.

El Tribunal Superior de Brasil decidió hoy que no era de jurisdicción federal el juicio contra el actor Juan Darthés por lo que resolvió que el expediente «vuelva a foja cero» en la causa de abuso sexual agravado contra Thelma Fardin cometido durante una gira teatral en Nicaragua.

En diciembre de 2018, la actriz Thelma Fardin junto al colectivo de Actrices Argentinas realizó una denuncia pública a través de un video en el que relató los hechos ocurridos durante una gira que el elenco de la ficción Patito Feo realizó en 2009 en Nicaragua, donde luego la actriz radicó la primera denuncia penal.

Thelma acusó al actor de haber abusado de ella que en ese momento tenía 16 años y en consecuencia la justicia nicaragüense emitió una alerta internacional para la detención del actor, quien negó los hechos en una entrevista televisiva en Argentina y se refugió en San Pablo, Brasil, su patria natal.

A casi tres años de las denuncias públicas de la actriz, el juicio a Juan Rafael Pacífico Dabul -nombre real de Darthés- se inició el 30 de noviembre pasado en Brasil con Pablo Ali Mazloum como juez de la causa.

Fardin declaró durante más de cuatro horas.  Al día siguiente se sumó el testimonio de la actriz Calu Rivero, jornada tras la cual la justicia brasileña entró en un receso por feria judicial.

Las audiencias continuaron el último 27 de enero cuando declaró la cantante Anita Co -que también había denunciado públicamente por abuso sexual al actor en febrero de 2018-, el psiquiatra argentino Enrique Stola -especializado en género-, y la psicóloga personal de Fardin.

Peritajes y peritajes

A Fardin en Nicaragua le hicieron peritajes psicológicos, psiquiátricos y físicos. Por su cuenta, la actriz además hizo peritajes que ella misma contrató con una psicóloga y un psiquiatra en Argentina.

A pedido de la justicia de Brasil, la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (Dovic) de la Procuración General de la Nación, elaboró otro informe que fue remitido al juez de San Pablo, con más pericias.

Darthés, en cambio, sólo fue sometido a un peritaje de parte -contratado por él-. 

¿Por qué se suspendió el juicio?

La justicia brasileña determinó que el juez federal Mazloum no tiene jurisdicción para dictar sentencia, a pesar de que el juicio estaba ya encaminado y a dos audiencias de finalizar.

«En Brasil existe esta posibilidad que para nosotros es un poco desconcertante, que es que una vez empezado el proceso, todavía se pueda estar discutiendo la posibilidad de juzgamiento, de jurisdicción», explicó hoy la misma Fardin en un comunicado en sus redes sociales.

A diferencia de lo que sucede en el derecho penal argentino, en Brasil, rige el principio de nacionalidad. Esto significa que se aplica la ley penal del país del cual es nacional el autor del delito y no la ley penal del lugar del hecho.

Es ese principio el que facilitó que el juicio se realice en Brasil y no en Nicaragua, a pesar de que la justicia nicaragüense en noviembre de 2019 había pedido la orden internacional de captura para Darthés una vez al tanto de la denuncia de Fardin. 

Darthés huyó a Brasil y allí la justicia del país vecino, en lugar de seguir el trámite de extradición y en acuerdo con el principio de nacionalidad, inició un nuevo expediente. Con la intervención de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM) de la Procuración General de la Nación, desde Argentina se acercó la prueba preliminar ya producida y la fiscalía en Brasil acusó a Darthés, presentó el caso ante un juzgado federal y se convocó a juicio. 

A raíz de un pedido presentado por la defensa de Darthés donde se argumentaba que “no era competente el fuero federal para juzgarlo”, dos de los tres jueces del tribunal que examinaron esa solicitud, votaron en favor y por lo tanto el juicio quedó suspendido. 

Dos escenarios

El juicio estaba en su etapa final y se esperaba que la próxima noticia referida al tema fuera la sentencia, pero los jueces declararon incompetente a Mazloum, su colega que llevaba la causa en el tribunal federal. 

A partir de esta resolución se plantean dos escenarios posibles. Que el fallo del tribunal quede firme o que sea apelado por la fiscalía. Si la sentencia que declaró incompetente a Mazloum queda firme, el caso pasa a la justicia ordinaria de San Pablo, lo que significa iniciar un nuevo juicio. 

Si la fiscalía recurre a la Corte Suprema de Brasil, como dejó entrever Thelma en sus redes sociales, el fallo puede ser revocado y si eso ocurre el proceso judicial continuará como está. Pero recurrir a un fuero más alto no es algo que dependa de Fardin porque ella no forma parte del juicio en Brasil. El proceso lo lleva adelante el Ministerio Público Fiscal, por lo que será ese organismo quien tome la decisión de apelar o no. 

En una entrevista radial, Fardin explicó que la justicia de Brasil no le permite ser querellante y que, por esa razón, depende de la actuación de la fiscalía. «No soy parte del proceso; es una de las disparidades de este juicio», remarcó la actriz. 

Por su parte, Fernando Burlando, quien ejerce la defensa de Darthés en Argentina, declaró a los medios que el pedido de la defensa se había realizado antes de comenzar el juicio y sobre cómo seguirá todo, dijo que su cliente “está a derecho” y agregó: «Queremos que se haga el juicio, pero bien, no podemos permitir que el juicio lo lleve adelante un juez incompetente”.

Mientras tanto, Darthés se mueve con total libertad en Brasil. El actor está radicado en San Pablo acompañado por su familia y lleva una vida normal, lejos de la exposición mediática, pero sin restricciones tanto en su libertad como en el trabajo. 

También podés ver...

El gobierno de la provincia de Buenos Aires lanzó la segunda edición del programa Viajes de Fin de Curso

La subsecretaria de la cartera de Turismo bonaerense, Soledad Martínez, destacó que "es una política que iguala, permite tener a todos el mismo derecho de viajar y conocer".