Estados Unidos y la geopolítica de las vacunas

La Casa Blanca apuntala su propia diplomacia sanitaria y busca acotar la ascendencia de Rusia y China en Latinoamérica. | Por Augusto Taglioni.

La Casa Blanca está dispuesta a jugar sus cartas para frenar el avance de Rusia y China en la región y apuntala su propia diplomacia sanitaria. Si bien no se trata de borrar del mapa el abastecimiento de vacunas que le permitió a buena parte de los países latinoamericanos acelerar el proceso de inmunización, EEUU quiere ponerse a la par o, en su defecto, evitar que ese grado de ascendencia crezca

Aquí se vislumbran dos estrategias. Por un lado, Estados Unidos repartirá 80 millones de vauncas para todo el mundo de las cuales 55 corresponden a América Latina. Esto se dividirá en dos esquemas, uno a través del sistema Covax impulsado por las Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud y diversas organizaciones de la sociedad civil y el otro es el que nace del Despacho Oval para aquellos países que Washington considera "prioridad regional".

Los intereses geopolíticos de Biden son los mismos que el de su antecesor, lo que cambian son las formas.

En un comunicado, el gobierno de Joe Biden dijo que de las 55 millones de dosis, 14 millones se destinarán a Argentina, Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, Paraguay, Bolivia y Uruguay. Estas dosis se compartirán a través de Covax, mientras, otros 14 millones de dosis se compartirán a las "prioridades regionales", y tendrán como receptores a Argentina y Colombia.

Los intereses geopolíticos de Biden son los mismos que el de su antecesor, lo que cambian son las formas. El presidente Demócrata parece haber abandonado la beligerancia frontal contra el gobierno de Venezuela y abre las puertas para un diálogo con Nicolás Maduro. Al mismo tiempo, son cada vez más fuertes las versiones que indican que el malestar entre Biden y Luis Almagro a quien el mandatario estadounidense lo considera “más bruto que Trump”.

De todas formas, Estados Unidos pondrá todos los recursos necesarios para evitar que Maduro siga en el poder pero entienden que cuanto más presión se ejerza contra Venezuela más dependiente de China y Rusia se convierte.

La vacunación forma parte de ese entramado geopolítico en donde las potencias buscan aumentar su hegemonía ante un continente necesitado de vacunas para salir de una pandemia que profundizó sus problemas estructurales.

El objetivo de Biden era vacunar a toda su población (o a una porción importante) en los primeros 100 días de gestión. Al lograrlo, se permite pensar en términos políticos. Que haya elegido a Argentina entre las prioridades no debería ser una novedad, pero choca con quienes se la pasan diciendo que Argentina se encuentra aislada del mundo y vivimos en una dictadura autoritaria.

Las decisiones del Gobierno, por más erráticas que podamos considerar, no afectan el interés de EEUU en relacionarse con el Frente de Todos, mucho más si tenemos en cuenta que la relación con Brasil se presenta difícil mientras Bolsonaro esté en la presidencia.

Hay otra estrategia que la Casa Blanca ya puso en funcionamiento pero en el que tiene un rol menos visible. Se trata de la incorporación de la vacuna India Covaxin en América Latina.

Para esto, Estados Unidos impulsó una red de alianzas junto a India, Taiwán, Australia y, en el caso de la región, tiene su prueba piloto en Paraguay, que fue el primero en autorizar la vacuna producida en India y ya recibió 100 mil dosis.

Lo de Paraguay tuvo un componente político muy marcado, ya que, en medio de la escasez de vacunas China ofreció sus vacunas al país gobernado por Mario Abdo Benítez a cambio del reconocimiento de las relaciones diplomáticas.

Paraguay es uno de los 15 países que no reconocen a China y tienen vínculos con Taiwan. Esto generó discusiones internas en el seno del Partido Colorado y terminó acelerando la estrategia de la Covaxin.

Para Estados Unidos, India y el Índico tienen un rol central en el tablero geopolítico para balancear el poder de China, pero también como mercado, repositorio de capacidades y productor de vacunas.

La relevancia de India hizo que todas las potencias y los organismos multilaterales comenzaran a pensar soluciones ante la crisis reciente por el aumento de casos. Estados Unidos prometió ayuda urgente y el envío de componentes químicos para fabricar medicamentos al Instituto Serum, el mayor productor de vacunas del mundo y donde se fabrica la fórmula de AstraZeneca en India.

El éxito o fracaso de la estrategia sanitaria norteamericana se verá con el tiempo, lo que queda claro es que está decidido a jugar ese partido para recuperar capacidad de influencia en su patio trasero.

También podés ver...

Moderación y juventud, las claves de las primarias chilenas

Las sorpresas y las tendencias que quedaron planteadas en las primarias Chilenas, de cara a las presidenciales del 21 de noviembre. | Por Augusto Taglioni.

Show Buttons
Hide Buttons