Elecciones en Brasil: Lula da Silva señaló que a Bolsonaro «no le gusta la democracia»

Tras iniciar la campaña, el expresidente brasileño dijo que el gobernante actual "estaba muy incómodo" en la asunción de Alexandre de Moraes como nuevo presidente del Tribunal Superior Electoral.

Lula da Silva señaló que al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, «no le gusta la democracia», dijo que lo vio «incómodo» en el acto judicial que compartieron ayer y afirmó que no quiere convertir la campaña en una «guerra santa», al hacer alusión a los ataques recientes del entorno de su principal rival en las próximas elecciones.

El exmandatario brasileño resaltó: «No soy el candidato de una facción religiosa, soy el candidato del pueblo brasileño; quiero tratar al evangélico igual que al católico, al islámico, a los judíos (..) quiero tratar con todas las religiones, incluidas las de matriz africana, con el respeto con el que todas las religiones deben tratarse».

En ese sentido, Lula da Silva aseveró: «No quiero una guerra santa en el país, no quiero establecer rivalidad entre las religiones».

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) manifestó que la religión no debe usarse «para hacer política».

En el inicio formal de la campaña y en medio de los sondeos, Lula aparece como favorito para vencer en primera vuelta con el 52% de los votos a Bolsonaro, que cuenta con 37%, según una encuesta divulgada el lunes por TV Globo, la principal emisora del país.

El sondeo, de la consultora Ipec (ex Ibope) y divulgado en el noticiero más importante del país, el Jornal Nacional de la cadena Globo, indica que Lula está en condiciones de ganar en primera vuelta, teniendo en cuenta que existe un margen de error de 2 puntos.

Evangélicos y Bolsonaro

En los últimos días, el pastor evangélico Marcos Feliciano, fiel aliado de Bolsonaro, empezó a divulgar la noticia falsa de que Lula clausurará las iglesias neopentescotales en caso de que llegue al poder, algo que los dirigentes del PT ahora se esfuerzan en desmentir.

Los evangélicos, que conforman casi un tercio de la población en Brasil, son una de las principales bases de apoyo de Bolsonaro y su voto puede ser clave para decidir los comicios del 2 de octubre.

En Twitter, el líder del PT bajó el tono y aseguró que es necesario «construir un clima de paz y cordialidad».

«Después de las elecciones, quien gana gobierna, quien pierde se prepara para las próximas elecciones. Hay que hablar con quien haya sido elegido. He perdido y he ganado, y hay que saber ganar y perder con humildad», escribió.

Bolsonaro y la justicia brasileña

Lula Da Silva, candidato favorito en las encuestas, dijo en sus declaraciones que vio a Bolsonaro «muy incómodo» durante la juramentación del nuevo presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Alexandre de Moraes, quien defendió férreamente el sistema de votación, centro de críticas del actual gobernante.

«A Bolsonaro no le gusta la democracia y el de ayer fue un acto en defensa del Estado Democrático en Brasil», publicó Da Silva en sus redes sociales.

La ceremonia del TSE reunió por primera vez en un evento público, y a pocos metros de distancia, a Bolsonaro y Lula. También se encontraban la expresidenta Dilma Rousseff y su vicepresidente, Michel Temer.

En ese marco, Bolsonaro participó de la sesión en medio de tensiones con el tribunal electoral, tras lanzar sospechas contra las urnas electrónicas y acusar a los jueces de conspirar en su contra para las elecciones.

Por estos dichos, el presidente brasileño es investigado por el titular del TSE de Brasil, y son considerados un atentado contra el estado de Derecho.

Bolsonaro había amenazado con dar un golpe el 7 de septiembre de 2021 al afirmar que no iba a cumplir los fallos de Moraes, aunque luego firmó una carta pidiendo disculpas a instancias de una mediación de Temer.

Fuente: Agencia Télam

También podés ver...

Desde Brasil alertan que «Bolsonaro no va a aceptar la derrota en las urnas»

El candidato a diputado por el Partido de los Trabajadores, Dias da Silva, alertó que luego de la inminente victoria de Lula en las elecciones del domingo, la violencia pergeñada por bolsonaristas aumentará.