‘El perro que no calla’: el duelo en blanco y negro de Ana Katz

El sexto largometraje de la realizadora participó del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata y narra la historia de un duelo en blanco y negro con premonición pandémica mediante. 

La cineasta Ana Katz presentó su sexto largometraje titulado «El perro que no calla» que entró a la Competencia Latinoamericana del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata y en donde narra la historia de un duelo en blanco y negro con premonición pandémica mediante.

Sebastián es el protagonista de la historia pero bien podría ser Rita, la perra que acompaña sus días y molesta a los vecinos con sus constantes ladridos cuando la deja sola para ir a trabajar. Ese es el conflicto que abre el film protagonizado por Daniel Katz, hermano de la realizadora de ‘Una novia errante’ y ‘Sueño Florianópolis’, entre otras producciones cinematográficas.

Sebastián decide llevar a Rita a su lugar de trabajo para evitar problemas en su casa y esa decisión le cuesta su puesto como diseñador gráfico. A partir de ese momento, el protagonista queda sumergido en una incertidumbre que rebalsa el plano laboral y toma su vida por completo.

Allí comienza el viaje de Sebastián por diferentes trabajos que lo llevan finalmente a desempeñarse como casero de un campo en el que llega el final de la vida de su amada Rita.

Filmada en blanco y negro, la película de Katz también incorpora la animación como herramienta narrativa en dos momentos claves la historia. Las ilustraciones realizadas por Mariela Rípodas, quien también ofició de directora de Arte, entran a la diégesis para relatar quizá los momentos más tristes de la película.

Sebastián siempre parece estar triste y sin rumbo. Esa sensación de incertidumbre que se juega una y otra vez durante los 73 minutos del largometraje, parece una reelaboración del desconcierto generalizado que vino de la mano de la pandemia del Covid, sobre todo, porque el film introduce un evento inesperado que determina que la humanidad se vea obligada a usar una burbuja plástica para poder respirar.

Pero no. La película de Katz se terminó de filmar en 2019 luego de tres años de rodaje y antes de la aparición del virus SARS-CoV-2, lo que le da un carácter premonitorio que asusta de tan atinado.

Este es el segundo largometraje argentino que de algún modo anticipó el surgimiento de la pandemia. El otro es ‘Tóxico’, una película filmada antes de 2020, escrita y dirigida por Ariel Martínez Herrera y protagonizada por Jazmín Stuart, que narra el surgimiento de una sorpresiva epidemia de insomnio que deviene en una catástrofe que altera la vida de las personas.

‘El perro que no calla’  tiene cinco directores de fotografía –Gustavo Biazzi, Guillermo Nieto, Marcelo Lavintman, Fernando Blanc y Joaquín Neira– y se nota. Las escenas tienen unos matices no siempre logrados en el registro blanco y negro.

En una entrevista para Página 12, Katz contó que «la idea siempre fue bajar los ruidos» visuales para quedarse con la información imprescindible que quería contar en esta historia de cuidados en donde decidió posar su mirada sobre el destrato de la sociedad hacia personas como Sebastián, que en su incertidumbre espiralada manejan tiempos que están muy poco coordinados con la velocidad del mundo actual.

«Cuidar una planta, cuidar una perra. Eso no es poco. Es raro el mundo, hay algo en la estructura del mito del héroe que pide ciertos movimientos prefijados: qué es lo que hay que hacer si querés ser un héroe. Está bueno repensar todo eso”, señaló.

«El perro que no calla» se estrenó el jueves 25 de noviembre y aún está en cartelera.  El film protagonizado por Daniel Katz, Valeria Lois, Julieta Zylberberg, Carlos Portaluppi, Raquel Bank, Facundo Gambandé, Mirella Pascual, fue escrito y dirigido por Ana Katz y quedó seleccionado en el Festival de Sundance en la sección oficial de películas internacionales a concurso y en el Festival de Mar del Plata en la competencia iberoamericana.

 

 

También podés ver...

Sergio Woyecheszen: «La obsesión del Banco Central es fortalecer y proteger el ahorro de los argentinos y argentinas»

El Vicepresidente del BCRA sostuvo que la suba de tasas apunta a "recuperar el mercado local de deuda".