El oficialismo convocó a sesión especial en el Senado

Por decreto de la Vicepresidenta, la Cámara Alta se reunirá mañana, a partir de las 11, para tratar dos proyectos de declaración sobre el atentado contra su vida. La oposición no bajaría al recinto. | Por Pablo Dipierri

La vicepresidenta Cristina Kirchner, en su condición de titular del Senado, decretó la convocatoria a sesión especial del cuerpo para mañana, a las 11, con el propósito de dar tratamiento a dos proyectos de declaración, uno de repudio y otro de preocupación, rubricados por las senadoras Nora del Valle Giménez y María Clara del Valle Vega.

Una de las versiones que circulaba en los pasillos parlamentarios indicaba que la oposición no iría al recinto, abonando el sembradío especulativo sobre el rédito electoral de posturas públicas que retaceen apoyo al Gobierno nacional. O traducido de otro modo, minimizando el carácter fascista y el riesgo de una deriva autoritaria que podría erigirse como desenlace sin una condena enfática y una postura que honre la defensa de la democracia, ante la agresión criminal contra la primera persona argentina en línea de sucesión presidencial.

Mientras tanto, el ministro del Interior, Wado de Pedro, mandó a filtrar su mirada sobre la fragilidad actual de la situación política y su voluntad de nutrir la etapa en curso con el entendimiento de actores de diversas extracciones políticas y sectoriales para mitigar la zozobra. Desde la vocería de su cartera, distribuyeron a la prensa un mensaje de WhatsApp con frases textuales del funcionario, lo cual conspiraba contra la concepción del off the record con la que pretendía autopercibirse. “El Ministerio del Interior trabaja en una amplia convocatoria tras el intento de asesinato a la vicepresidenta”, rezaba la gacetilla enviada.

Según la pieza, el encuentro pretende convertirse en un llamado a todos los sectores. Las sospechas sobre el apoyo de la Vicepresidenta al itinerario se confirmaron toda vez que en el texto destacan que todo fue “iniciativa que lleva adelante Wado de Pedro con el aval del Presidente y la vicepresidenta. En ese marco, el ministro avanzó en diálogos con varios referentes de las principales fuerzas políticas”.

Acreedor del distintivo de canciller de La Cámpora en el gabinete de Alberto Fernández, el referente mercedino  dijo que “el mundo está atento a estos debates”. “En los últimos tres meses el Papa Francisco, el Secretario de la ONU y Biden plantearon la necesidad de frenar el avance de la violencia y la intolerancia”, sostuvo.

Bajo la misma tesitura, alegó: “no vengo a señalar con el dedo a nadie”. “Vengo a proponer con humildad un debate necesario para reencauzar la convivencia democrática», confió de Pedro.

Tal vez los reflejos del dirigente de La Cámpora no coincidan con la escena que se está preparando para mañana, en el Senado. O quizá sea el intento de caminar contra la corriente en un contexto donde cada sector ratifica sus convicciones con fervor casi religioso y la oposición ni siquiera se pregunta por el estatuto de verdad.

Sin ir más lejos, este martes Cenital publicó en su sección Off The Récord, en un artículo firmado por Iván Schargrodsky, declaraciones del ex campanólogo Juan Courel, quien deslizó que “el gobierno activó todas las resistencias y prejuicios que ya existen sobre él y los reforzó. Creo que no supieron aprovechar que Macri, Clarín y La Nación condenaron. Y quedarse ahí. Eso era ser víctima indiscutible”. “Es como si cuando se murió Néstor nos hubiéramos quedado discutiendo con Mirtha Legrand. La agenda contra el discurso del odio no prende en ningún lugar del mundo. En vez de dar esa pelea me hubiera quedado en la condena que era ampliable. No hacía falta escandalizarse por Milei o Bullrich sino encapsularlos. Estratégicamente, eso hubiera sido problema para la interna de Cambiemos, no para el FDT”, adicionó.

Las consultoras que permanecen subsumidas contrarreloj al cotejo de la información obtenida en las últimas semanas vislumbran una acentuación de los polos ideológicos. La gravedad de un acontecimiento que podría haber empujado al abismo a todo el sistema democrático argentino, por más liberal y defectuoso que se lo encuentre, sin que la sociedad pueda evadirse de la tentación de consumirlo como un pedazo de carne envasado al vacío enciende todas las alarmas.

Un dirigente sindical reflexionaba ante este medio que la nefasta irrupción de Fernando Sabag para gatillar el arma a 10 centímetros del rostro de la ex Presidenta no parece funcionar como punto de inflexión. “La marcha a Plaza de Mayo fue un buen anticuerpo porque si hubiera sido pobre, estaríamos en problemas pero en Chile marcharon 200000 por el Apruebo y 400 personas por el Rechazo”, sopesa con amargura, y agrega: “acá las posiciones, después del intento de magnicidio, se reafirman”.

No obstante, el mismo activista comprende que “tener la calle es lo único bueno, pero ahora cualquier marcha puede parecer flaca”. “Estábamos planificando un 17 de octubre y nos metieron en una Semana Santa pero sin Cafiero”, concluye.

También podés ver...

Desde Brasil alertan que «Bolsonaro no va a aceptar la derrota en las urnas»

El candidato a diputado por el Partido de los Trabajadores, Dias da Silva, alertó que luego de la inminente victoria de Lula en las elecciones del domingo, la violencia pergeñada por bolsonaristas aumentará.