«El hambre en el país es consecuencia del modelo económico»

Así lo afirmó la senadora de Santa Fe por Unidad Ciudadana, María de los Ángeles Sacnun, a raíz del tratamiento de la ley de emergencia alimentaria previsto en la Cámara Alta y que ya tiene media sanción de Diputados.

En un diálogo con No vuelven más, Sacnún criticó con dureza la gestión de Macri y también dio su parecer sobre los efectos desastrosos que deja la deuda tomada por el oficialismo.

«Como senadora me gustaría estar debatiendo leyes que tengan que ver con el desarrollo del país y Macri nos ha llevado a debatir la emergencia alimentaria», expresó Sacnún y añadió: «el hambre en el país es consecuencia del modelo económico».

«La ley va a salir pero lo fundamental es que se aumenten las partidas para las raciones de comida», opinó.

En cuanto a la deuda externa tomada indiscriminadamente por este gobierno expresó que «deberíamos escribir el Nunca Más del endeudamiento y que sea una política de Estado que trascienda a los partidos políticos que les toque gobernar».

También aseguró que «el endeudamiento y la fuga de capitales trae hambre, desempleo, trae pérdida del poder adquisitivo».

Consultada sobre la legitimidad opinó que «la deuda no es ilegal porque ha sido aprobada en los presupuestos».

Así, explicó que «cuando se incorpora en el presupuesto los servicios de pago de deuda, estamos legitimando esa deuda».

En todo caso, precisó, «es ilegítima en cuanto a que no se consultó con la gente o con el Congreso de la Nación».

«Hay que dejar que la economía empiece a crecer para poder honrar sus deudas», comentó la senadora.

Y añadió: «Espero que el 10 de diciembre junto a Alberto Fernández y Cristina Fernández generemos un nuevo proyecto de país y que ningún argentino tenga que pasar hambre nunca más».

Fuente: No Vuelven Más – FM La Patriada.

También podés ver...

La sociedad del salario y los derechos

Las consignas y los horizontes políticos bajo el debate de la reforma electoral que blanden las corporaciones económicas. La puja semántica y la corrosión política alrededor del salario y los derechos. | Por Leandro Macía*