El Gobierno porteño quitará subsidios a estudiantes que falten a la escuela

El jefe de Gobierno de la Ciudad, Rodríguez Larreta, anunció nuevas condiciones de regularidad y afirmó que quienes no la cumplan "van a dejar de percibir el adicional por hijo del programa" de ayuda social.

El Gobierno de la ciudad de Buenos Aires le quitará el subsidio a las familias que no envíen a sus hijes a la escuela. El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, advirtió que revisarán cada dos meses meses la regularidad escolar de hijes de las personas que perciben la ayuda social correspondiente al programa Ciudadanía Porteña y, en función de eso, determinará si continuarán recibiendo el cien por ciento.

Así lo precisó esta mañana Rodríguez Larreta, al anunciar nuevos requisitos para sostener la continuidad de este programa con el que llegan, según indicó, a 40.000 familias en situación de pobreza e indigencia.

Acompañado por las ministras de Educación, Soledad Acuña, y de Desarrollo Humano, María Migliore, y el jefe de Gabinete Felipe Miguel, Larreta anunció esta mañana desde la sede de la cartera educativa porteña en el Barrio 31 de Retiro, que esta nueva política se implementará junto con una redefinición del concepto de regularidad escolar.

Redefinición de «alumno regular»

En modo campaña, Larreta explicó que, desde ahora, se considerará «alumno regular» a aquel que tenga un 85 por ciento de asistencia a clases, indicó que esta evaluación de regularidad será cada dos meses y que nunca se van a poder superar las 25 faltas totales para seguir conservando esta condición.

«Quienes no manden a sus hijos a la escuela van a dejar de percibir el adicional por hijo del programa Ciudadanía Porteña», anunció Rodríguez Larreta e informó que dentro de este universo de beneficiarios de esta ayuda social hay 23.686 chicos «que tienen que ir todos los días a la escuela para que los padres cobren ese adicional».

En tanto, precisó que desde el próximo mes notificarán «a las familias que tengan irregularidades en la asistencia de sus hijos» y advirtió que si «la situación no cambia, después de tres meses se dará de baja el componente adicional, y si a los seis meses no se reincorpora, se va a suspender la totalidad del plan». Es decir, perderán la ayuda social aquellas familias «que sus ingresos no superen la línea de pobreza», indica el sitio oficial del Gobierno porteño.

«Si después de contactarlos la situación no cambia y los chicos siguen sin ir a clases, después de tres meses se dará de baja el componente adicional, y si a los seis meses tampoco se reincorpora, se va a suspender la totalidad del plan«, advirtió.

Cambio en la política social

Tras los anuncios, la ministra Acuña estimó en 30 por ciento el porcentaje de estudiantes de la Ciudad que no asisten a clases, y precisó que la medición se hace mediante un sistema informático.

Al respecto, Larreta aseguró: «Veríamos bien que el Gobierno (nacional) acompañe con esta medida en todo el país».

«Muchos de los planes tienen contemplada la contraprestación de mandar a los chicos a la escuela, y de lo que estamos hablando es cómo se hace cumplir, y en este sentido no alcanza un certificado anual de alumno regular, ya que eso no garantiza que los chicos vayan a la escuela», argumentó.

Medidas con «tinte represivo y punitivo»

Para Gustavo Aguilera, secretario de Articulación Política Social del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, quitar subsidios a las familias tiene «un tinte represivo y punitivo», y consideró que la medida “no ayuda a generar soluciones” ya que termina “castigando a las familias más pobres” de la ciudad.

Fuente: Móvil de FM La Patriada. Con información de Télam

También podés ver...

Desde Brasil alertan que «Bolsonaro no va a aceptar la derrota en las urnas»

El candidato a diputado por el Partido de los Trabajadores, Dias da Silva, alertó que luego de la inminente victoria de Lula en las elecciones del domingo, la violencia pergeñada por bolsonaristas aumentará.