El banderazo por la Memoria Trans llegó a Buenos Aires

Luego de visitar durante cuatro meses diferentes puntos del país la bandera rosa, blanca y celeste recorrerá las calles de la Ciudad de Buenos Aires para conmemorar el Día Internacional de la Memoria Trans.

El banderazo por la Memoria Trans que durante cuatro meses recorrió las provincias para homenajear a las víctimas de discriminación y crímenes por cuestiones de género, visibilizar esos casos de violencia y pedir justicia en todo el país, llegará este fin de semana a Buenos Aires con una marcha desde la Casa Rosada al Congreso, la colocación de una placa en el Espacio Memoria y Derechos Humanos y una presentación en Tecnópolis para conmemorar el Día Internacional de la Memoria Trans.

La bandera rosa, blanca y celeste recorrió diferentes puntos del país durante cuatro meses y llegará a la Ciudad de Buenos Aires para luego completar el recorrido patagónico por Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego en lo que resta de noviembre.

La movilización, que comenzó en julio en Santa Fe, cruzó las distintas regiones argentinas con una enorme bandera  de 15 metros de largo y más de 7 de ancho en la que dirigentes de cada provincia anotaron los nombres de las personas trans/travestis asesinadas o desaparecidas que será presentada también durante la «marcha de las candelas» que se realizará el sábado 20, Día Internacional de la Memoria Trans.

En el marco de las actividades organizadas en la Ciudad de Buenos Aires hoy se presentó a las 14 el podcast «Archivo Trans», en conjunto con la señal radial Futurock, en el Centro Cultural Kirchner (CCK).

Además, mañana se realizará la Marcha de las Candelas, a las 18, que irá desde la Casa Rosada hasta el Congreso Nacional para reclamar la sanción e implementación de la Ley Integral Trans, que incluye la reparación histórica y el acceso a la vivienda, entre otros derechos postergados para esa comunidad.

El domingo 21, a las 18, se realizará el descubrimiento de una placa conmemorativa en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, ubicado en la exESMA, en la avenida del Libertador 8151, mientras que el lunes a las 14 se desarrollará el «Festival infinito», en el predio de Tecnópolis, en la localidad bonaerense de Villa Martelli.

En Agosto en la Plaza Urquiza de San Miguel de Tucumán, en el corazón de Barrio Norte, agrupaciones se movilizaron en reclamo de justicia y memoria por los transfemicidios o crímenes de odio. La iniciativa impulsada por el Archivo Trans llegó a la provincia de Tucumán y estuvo en Famaillá, en la ciudad de San Miguel de Tucumán y en Tafi Viejo.

En ese mismo mes, la bandera viajó a Santiago del Estero donde también se hizo oír el pedido de justicia por los transfemicidios y travesticidios con manifestaciones en la zona del Estadio Único y el Puente Carretero, al tiempo que se homenajeó a las personas de la comunidad fallecidas y se exigió un mayor reconocimiento de los derechos de la comunidad LGBTIQ+.

Rubí Gómez, coordinadora de la red ATTA por Santiago del Estero, remarcó entonces que «el poder visibilizar esta bandera que representa a una población altamente vulnerada tiene su significado social y su significado político».

«Esto nos va a permitir generar conciencia social y política», añadió y señaló que «a partir de esa acción se pueden exigir políticas públicas que permitan cambiar la calidad de vida de la población trans».

Una de las últimas actividades del banderazo -que cuenta con el apoyo del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación- se realizó ayer en la plaza Moreno de la ciudad bonaerense de La Plata.

Como corolario de la manifestación, Valentina Pereyra, activista trans feminista e integrante de la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (Ammar), dijo que «hay que recordar y no olvidar toda esa violencia» que lleva a las personas travestis y trans a tener una expectativa de vida de 40 años, y señaló que «hay una falta de políticas públicas para ese sector» de la población.

Durante el mes de noviembre, la bandera llegó a Río Negro, donde recorrió las ciudades de General Roca y Viedma y allí la dirigente Tatiana Breve dijo: «Se trata de contar nuestra verdad para crear esa justicia, a eso le llamamos reparación histórica».

«Que a un sector de la sociedad se lo haya perseguido de una manera sistemática, con códigos contravencionales que imposibilitaban el desarrollo, como sociedad nos tiene que preocupar y lo tenemos que reparar», añadió.

Este fin de semana la bandera recorrerá las calles de la Ciudad de Buenos Aires y luego continuará su viaje hacia otras rincones del país para recordar que la memoria no puede ser un privilegio cis.

También podés ver...

La Provincia presentó proyectos para reurbanizar barrios populares en Mar del Plata

El ministro bonaerense de Hábitat y Desarrollo Urbano, Agustín Simone destacó el trabajo del Organismo Provincial de Integración Social y Urbana (OPISU) y señaló la importancia de "conocer las necesidades de los vecinos".