EEUU: La Corte Suprema revocó el derecho constitucional al aborto

El máximo tribunal de ese país dejó sin efecto la sentencia Roe vs. Wade de 1973, que durante casi medio siglo garantizó el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo. El fallo le devuelve a cada estado la potestad de autorizarlo.

La Corte Suprema de Estados Unidos revocó hoy la sentencia Roe vs. Wade de 1973, que durante casi medio siglo garantizó el derecho de las personas con posibilidad de gestar al aborto en el país, con lo que dejó en manos de cada estado la potestad de autorizarlo o no.

Veintiséis de los 50 estados ya han aprobado o aprobarán leyes que prohíben el aborto, mientras que otros han promulgado medidas estrictas que regulan el procedimiento.

«La Constitución no hace ninguna referencia al aborto y ninguno de sus artículos protege implícitamente este derecho», escribió el juez Samuel Alito, en nombre de la mayoría, en el fallo de la Corte. Roe v. Wade «debe ser anulado», añadió.

«Es hora de devolver el tema del aborto a los representantes elegidos por el pueblo», a los parlamentos locales, escribió Alito, un mensaje muy parecido al que se filtró en mayo pasado en los medios, provocando importantes manifestaciones en todo el país.

Desde entonces la situación era tensa en las inmediaciones del alto tribunal, acordonado por las fuerzas de seguridad para mantener a distancia a los manifestantes, que este viernes volvieron a acercarse al lugar después de que se conociera el fallo.


¿Cómo votaron?

Cinco de los seis jueces conservadores del tribunal, de nueve miembros, firmaron la opinión de la mayoría: Clarence Tomas, Samuel Alito, Brett Kavanaugh, Neil Gorsuch y Amy Coney Barret; mientras que tres disintieron: Esteban Breyer, Sonia Sotomayor, y Elena Kagan.

Los tres jueces que votaron en contra criticaron duramente a la mayoría y lamentaron la decisión.

«Con tristeza, por esta Corte, pero más por los muchos millones de mujeres estadounidenses que hoy han perdido una protección constitucional fundamental: disentimos», sostuvieron, según consignó la cadena de noticias CNN.

Además, expresaron su preocupación de que algunos estados «puedan impedir que las mujeres viajen fuera del estado para abortar, o incluso que reciban medicamentos para el aborto fuera del estado».

«Algunos pueden criminalizar los esfuerzos, incluida la provisión de información o financiación, para ayudar a las mujeres a obtener acceso a los servicios de aborto de otros estados”, añadieron.

El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, no se unió a la mayoría pero escribió en una opinión concurrente en la que manifestó que no habría revocado Roe vs Wade, sino que solo habría ratificado la ley de Mississippi que prohíbe los abortos después de la semana 15 de embarazo.

El argumento que revocó el fallo

La opinión final es muy similar a la que se filtró a principios de mayo, en la que Alito expresa en lenguaje muy despectivo su rechazo al fallo Roe vs Wade, aunque agrega unas líneas dirigidas a los disidentes de la Corte.

«La disidencia (…) no puede demostrar que el derecho constitucional al aborto tenga algún fundamento, y mucho menos uno ‘profundamente arraigado’, ‘en la historia y tradición de esta nación’«, escribió Alito.

Roe v. Wade se refiere al fallo de 1973 que estableció el derecho constitucional al aborto antes de la viabilidad fetal que, según la mayoría de los expertos, ocurre alrededor de las 23-24 semanas de embarazo, y la decisión fue reafirmada en 1992, en Planned Parenthood vs. Casey.

La sentencia de hoy es el resultado de un esfuerzo realizado durante décadas por los críticos del aborto, que buscan devolver más poder a los estados. Se pudo materializar gracias a la sólida mayoría conservadora que quedó en la Corte Suprema tras el paso de Donald Trump por la Casa Blanca.

El mes pasado, el Senado fracasó en su intento por aprobar un proyecto de ley destinado a garantizar el acceso al aborto en todo el país, después de que se conociera que la Corte Suprema tenía previsto revocarlo. La votación era prácticamente simbólica pues los demócratas no contaban con los 60 votos requeridos para aprobar el texto.

 

También podés ver...

El Gobierno porteño quitará subsidios a estudiantes que falten a la escuela

El jefe de Gobierno de la Ciudad, Rodríguez Larreta, anunció nuevas condiciones de regularidad y afirmó que quienes no la cumplan "van a dejar de percibir el adicional por hijo del programa" de ayuda social.