Desde la Multisectorial Humedales advierten que la bajante extrema del río Paraná es consecuencia de la crisis climática

Sebastián Martínez Ledesma apuntó al agronegocio y reclamó que el sector tome conciencia por el ambiente.

Desde la organización ambientalista Multisectorial Humedales advierten que la «bajante extrema» del río Paraná sumado a los incendios «de las islas del Delta y de gran parte del territorio argentino» son consecuencia de la crisis climática que «ya llegó».

«Los extremos se están viviendo más seguido, más constantes», alertó Sebastián Martínez Ledesma, integrante de la Multisectorial, quien remarcó que «debido a que los bosques están desapareciendo los humedales también» ya que «se convierten en tierra para uso de ganadería».

El activista ambiental sostuvo que «la emergencia hídrica está declarada» y reclamó que el sector agropecuario «no tiene conciencia del medio ambiente» porque ven «un agronegocio».

«Los únicos perjudicados son los pescadores que pueden perder su fuente de trabajo» si continúa la bajante en el mediano o corto plazo, además de «correr peligro la extinción de muchas especies del río», afirmó en el aire de FM La Patriada.

En ese sentido, esta crisis climática que «ya llegó puede alcanzar a un punto de no retorno», advirtió el referente ambientalista, e ilustró que «mientras el mar sube, los ríos bajan», en ese sentido, «si sigue el calentamiento global habría una de las principales consecuencias que podría haber será la elevación del nivel del mar y eso perjudicaría comunidades, pueblos y ciudades enteras».

Los ríos voladores que deberían formarse en el Amazonas, zona que «está siendo arrasada», pierden su capacidad de generar ciclos de lluvia «que alimentan estos ríos» como el Paraná, explicó.

Además dijo que «gran parte del agua va a los mares, a la producción de soja y animal» además de «la megaminería, que utiliza mucha cantidad».

 

Fuente: Todos en Cuero – FM La Patriada

También podés ver...

Gremios docentes harán un paro con movilización hacia la Jefatura de Gobierno porteña

La medida de fuerza convocada para este martes desde Ademys y UTE Ctera es para denunciar el "maltrato y ajuste" a la educación y para exigir una "urgente convocatoria a la mesa salarial".