Desde el Partido Comunista chileno aseguran que el gobierno de Boric priorizará «terminar con el modelo económico de privilegios»

El secretario general del Partido Comunista Lautaro Carmona aseguró que las prioridades del flamante presidente chileno Gabriel Boric están en línea con la justicia social.

El gobierno del presidente electo Gabriel Boric será un «gran aliado» de la Convención Constituyente, señaló el secretario general del Partido Comunista de Chile, Lautaro Carmona, y describió los resultados de la segunda vuelta electoral como «un triunfo histórico».

Lautaro Carmona afirmó en diálogo con FM La Patriada que las prioridades del gobierno de Boric «están en línea con la justicia social; permitir un desarrollo del país que genere la riqueza con un criterio de redistribución en beneficio de toda la sociedad y terminar con el modelo económico de privilegios».

Con más del 99 por ciento de las mesas escrutadas, Gabriel Boric, el candidato de la coalición de izquierda Apruebo Dignidad, se impuso en las elecciones presidenciales de la segunda vuelta electoral con el 55,86% (4.608.362 votos) superando al candidato de la derecha, José Antonio Kast, quien obtuvo un 44,14% (3.641.819 votos).

«Es la primera vez que tanta gente elige un presidente. La conciencia democrática reaccionó frente al miedo, frente a una campaña del terror, que quería despertar acciones de inseguridad, apelando a las peores herencias de la memoria histórica bajo dictadura», resaltó el titular del Partido Comunista que forma parte de la coalición Apruebo Dignidad junto al Frente Amplio.

En ese sentido, enunció que la actitud democrática del pueblo «venció una campaña anticomunista muy profunda y antidemocrática». 

Según Carmona, el resultado de las elecciones de ayer «es un triunfo histórico» y significó que la gran movilización chilena, que dio origen a la Convención Constituyente «sigue latente».

«Es el mejor gobierno para ser un gran aliado de los resultados de esa Convención constitucional, que debe proponer una constitución nueva que termine y supere la de la dictadura», la cual, en esencia, «cuidaba legalmente las granjerías económicas que son en beneficio de solo un puñado», afirmó.

«Las propuestas programáticas en los hechos significan la superación del modelo imperante que instaló la dictadura, que gozó la derecha pero que administró eternamente la concertación. Es la gran oportunidad de poner fin a una transición que se marcó simbólicamente bien con la rebelión social en octubre de 2019», manifestó Carmona.

 

Propuestas de gobierno

Asimismo Carmona aseguró que la política del flamante mandatario Boric «va en la dirección de transformar las demandas en una idea de una sociedad de derechos», y apuntó a la situación del sistema previsional que afecta a las personas mayores. En ese marco, dijo que «no puede haber una jubilación que sea menor a un ingreso de 250 mil pesos chilenos» (que equivalen a casi 30 mil pesos argentinos) y cuestionó que actualmente perciben la mitad de ese monto.

En materia de justicia social, señaló que «también se ha planteado un aumento» del salario mínimo que alcanzará los 500 mil pesos, lo cual permitirá «estar por encima de la línea de la pobreza», además de transformaciones en «políticas de vivienda, educación y salud». Sobre ese punto resaltó: «Es responsabilidad del Estado garantizar esos derechos con cobertura universal».

 

Fuente: Nobleza Hormiga – FM La Patriada

También podés ver...

Diputados aprobó el proyecto de ley de cuidados paliativos para pacientes y familiares

En la Cámara baja además se sancionaron leyes para promover el desarrollo y la producción de bio y nanotecnología y la iniciativa que impulsa inversiones en la industria automotriz, entre otras.