Crónicas de una abstinencia: vivió 30 días sin redes sociales ni WhatsApp y volcó la experiencia en un libro

La psicóloga Clara Oyuela guardó el celular moderno en un cajón durante un mes y asegura que "le dio un manto de equilibrio" y la ayudó a encontrar diferentes matices en la tecnología.

«Me ayudó muchísimo ese tiempo de bajar la ansiedad, de encontrarme desde otro lado en relación al mundo», contó la autora de ‘Crónicas de una abstinencia’, Clara Oyuela, quien realizó la experiencia de estar 30 días sin redes sociales ni WhatsApp, mientras su segunda hija tenía 6 meses y estaba con problemas para dormir.

Al tener «trastocada» su vida cotidiana por «problemas fuertes de sueño», Oyuela necesitó «ponerle un freno a la tecnología», por la manera en que la estaba usando.

«No era solamente las redes sociales, era la posibilidad de acceder desde mi teléfono a leer los diarios y las noticias del mundo, y en ese sentido, para cualquier mamá que esté criando a un bebe chiquitito, leer las noticias por momentos de lo que proponen, de lo que pasa en el mundo, es angustiante», contó en diálogo con Factor UV.

Entre febrero y marzo de 2018, Oyuela llevó adelante su experimento «como una forma de allanar el terreno y generar un espacio de calma, conexión y lucidez».

En el transcurso tuvo que contestar algún mensaje de WhatsApp por cuestiones laborales y realizó videollamadas con su familia: «en esos días de abstinencia atravesé momentos de recaída y rompí mis propias reglas», confesó.

Clara guardó el celular moderno en un cajón, y durante 30 días se comunicó con un teléfono del 2000, que solo enviaba mensajes de texto, con un teclado incómodo, al que apodó “mi viejo lobo de mar”, y que también usó para escribir un diario.

Toda su experiencia, que asegura «le dio un manto de equilibrio» y la ayudó a encontrar diferentes matices en la tecnología, la volcó en «Crónicas de una abstinencia», su segundo libro, que acaba de ser editado y que pronto será presentado en el pueblo donde formó su familia.

«Me ayudó muchísimo ese tiempo de bajar la ansiedad, de encontrarme desde otro lado en relación al mundo», aseguró.

El libro cuenta con ilustraciones de su hermano, Nicolás Oyuela, Sofía D’Andre, Celina Silveyra y Lucas Palacios entre otros artistas, el prólogo del poeta local Rafael Urretabizkaya y un escrito de Belén Igarzabal, directora de comunicación y cultura de FLASCO.

Hace un mes les propuso a sus alumnos de la escuela media donde es profesora vivir la experiencia por cuatro días, salir de la teoría y ponerle el cuerpo a la experiencia.

“Ellos también tuvieron que escribir sus relatos para dejar todo registrado. No me interesaba tanto el resultado, sino el proceso por el que iban a atravesar. La abstinencia, considerando que son generaciones digitalizadas. Les costó muchísimo y aparecieron comentarios que me sorprendieron. Una chica decía ‘esto es una sensación que no había conocido nunca en mi vida, más fuerte que la ansiedad y el amor, me transpiran las manos, me quiero comer las uñas’, diferentes testimonios súper interesantes», contó.

Fuente: Factor UV – FM La Patriada

También podés ver...

Alberto Fernández encabezará el acto de promulgación de la ley de Alivio Fiscal

El Presidente oficializará la ley de Alivio Fiscal para Pequeños Contribuyentes y Autónomos a las 18 en Casa Rosada. Es su primera aparición luego de la renuncia de Guzmán.