Crónica del respaldo anunciado

Repaso de presencias y ausencias, discursos encendidos, comentarios bajo el escenario. | Por Fabián Waldman

“Es imperioso iniciar el diálogo”. Así lo expresó un ministro hoy en el acto de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) en su sede de Esteban Echeverría. El funcionario puso blanco sobre negro en la necesidad de retomar el puente entre el sector albertista y el cristinista en el gobierno.

Mientras desde Casa Rosada confirmaban que una mesa conformada por el canciller Santiago Cafiero y los ministros de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, Desarrollo Social, Juan Zabaleta, y Turismo y Deportes, Matías Lammens, ya se reunió en un par de ocasiones para trazar la ruta del encuentro que hasta ahora no se ha concretado con la contraparte, sobre un escenario de unos 50 metros de ancho se despacharon el secretario general del sindicato anfitrión, Gerardo Martínez, y el presidente Alberto Fernández. A la derecha, se sentaron los miembros del gabinete nacional, encabezados por el ministro coordinador, Juan Manzur. En primera fila, lo flanqueaban sus pares de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, y Educación, Jaime Perczyk, como así también los titulares de Economía, Martín Guzmán; Desarrollo Productivo; Matías Kulfas; Trabajo, Claudio Moroni; y Justicia, Martín Soria, sumados a Katopodis y Zabaleta. Arracimados en el mismo sector se los podía ver, además, al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, el vicejefe de Gabinete, Jorge Neme, y el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli. Ya en el costado izquierdo, se acomodaron el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, los cosecretarios generales de la CGT Héctor Daer y Pablo Moyano, representantes de los movimientos sociales como Emilio Pérsico, Fernando “Chino” Navarro, Daniel Menéndez y Gildo Onorato y los diputados Leandro Santoro y Victoria Tolosa Paz.

Notoria fue la ausencia de dirigentes de La Cámpora. No estuvo el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, quien viajó a Mendoza, ni el titular del PJ de la provincia de Buenos Aires, Máximo Kirchner, quien no fue invitado. Tampoco estuvieron presentes los gobernadores de Buenos Aires, Axel Kicillof, ni su par de Entre Ríos, Gustavo Bordet, que habían recibido sendas convocatorias. “Hay ministros que no se hablan entre sí”, confesó otro miembro del gabinete a este medio.

Al tomar la palabra, Martínez reconoció la tarea y el compromiso de Fernández con el sector, bajo la recuperación de un poco más de 200.000 puestos de trabajo. También tuvo tiempo para apoyarlo en el debate interno dentro del Frente de Todos. El sindicalista señaló: “nuestra Constitución determina los roles de cada uno de los que nosotros elegimos y el sistema es presidencialista, por eso ante el Presidente de la Nación están los trabajadores constructores”. A buen entendedor, pocas palabras, diría el paisano. Y reforzó su postura definida hacia el titular del Poder Ejecutivo unos párrafos más tarde, haciendo referencia a la inflación como un problema estructural y tomando parte importante de la línea diseñada por Guzmán: “se resuelven con gestión y no con debates ideológicos”. El gremialista volvió una y otra vez sobre la interna para sumar su objeción al debate que se viraliza en las redes y para plantear lo que sucedería si la disputa se diera así dentro de la CGT, tramitándose públicamente por los medios de comunicación.

Al cierre del discurso dejó otra sugestiva frase al paso que le extendía un regalo para consumo irónico: “mientras tengamos la posibilidad de tener trabajo y menos pobreza, todo lo que forma parte de esas reflexiones que hemos transmitido se da a través de esto… la lapicera”. Aludiendo a la carta de la vicepresidenta Cristina Kirchner en aquel pasaje donde atribuía el manejo del gobierno al Jefe de Estado, le entregó ese instrumento “de poder” al Presidente. El empoderamiento al Primer Mandatario fue claro y lo convalidó para avanzar en lo que considere necesario, dejando de lado los pruritos y animándolo a seguir el camino con los leales. El evento fue presenciado por trabajadores de la construcción, con sus cascos amarillos y representando distintos puntos del país.

Más tarde, Fernández brindaría sus palabras ofreciendo un menú hasta ahora conocido: el estado de las cosas cuando llegó al gobierno, la situación internacional tras la pandemia y la desigualdad que puso en evidencia. Luego, haría referencia a la situación planteada por la falta de alimentos y su gira europea para plantear la necesidad urgente de un alto el fuego y evitar que sigan aumentando las injusticias socioeconómicas por el encarecimiento de la energía y los alimentos. Tampoco faltaría su referencia a la disputa hacia adentro, señalando que su adversario es la derecha, que viene por la salud pública, las obras sociales, las universidades nacionales.

Finalizado el acto, en un costado departieron durante varios minutos Massa y Uñac, quien había recibido al Presidente el día anterior en su provincia. Tanto Manzur como Guzmán y Kulfas se retiraron rápidamente.

En otro sector del predio, La Patriada pudo abordar a Daer, que contestó acerca del alza de precios que “hay que articular mucho más transparencia sobre la cadena de valor, viendo la información de precios de origen y la especulación de toda la intermediación hasta que llega a la góndola». Por su parte, Moyano apuntó a “la falta de solidaridad de los empresarios” y dijo que “dejen de remarcar los productos de la canasta”. Asimismo, reiteró su reclamo: “que se generalice y sea universal el pago de las asignaciones familiares por hijos”.

Los protagonistas posaron para la foto de familia en una carpa detrás del escenario. Allí aguardaba una camioneta por la comitiva, que se dirigió en helicóptero a Olivos, con una escala en Balcarce 50. “Fue una muy buena toma”, indicó un funcionario mostrando la satisfacción por la convocatoria y el buen clima reinante. Consultado el interlocutor si sabían de antemano las características del discurso tan claro en apoyo al primer mandatario, la respuesta fue afirmativa pero dejó tela para el análisis. La posibilidad de haber planteado el acto como una demostración de fuerza hacia la interna para sentarse a la mesa y dialogar desde otra posición está latente.

También podés ver...

Gobernadores del Norte Grande participaron de una nueva asamblea con la presencia de Ministros

Los mandatarios de las provincias del NEA y el NOA se reunieron en la capital de Formosa donde manifestaron su respaldo a la nueva ministra de Economía Silvina Batakis.