Cristina Kirchner: “Vivo en estado de sitio permanente”

La Vicepresidenta cerró los alegatos en su defensa en el juicio por la causa Vialidad y sostuvo: “Mis garantías constitucionales están suspendidas desde el 10 de diciembre de 2015”.

“No se puede creer cómo y por qué se ha llevado este juicio adelante”, remarcó la Vicepresidenta Cristina Kirchner al ejercer su propia defensa en una nueva jornada de alegatos en el juicio por la Causa Vialidad. Además, en su exposición sostuvo que vive “en Estado de sitio permanente” y advirtió que «la Argentina con este Poder Judicial, no sale”.

Durante casi una hora y media de exposición, la exmandataria expuso las inconsistencias de la acusación de la fiscalía, explicó por qué es disparatado en términos jurídicos que haya sido sentada en el banquillo de los acusados, expuso la connivencia de sectores del Poder Judicial con el macrismo y se refirió al atentado que sufrió el 1 de septiembre en la puerta de su domicilio. 

Las mentiras de los fiscales

“Los fiscales Luciani y Mola mintieron en el alegato final de acusación con calumnias, mentiras y difamaciones. Esto quedó demostrado con el alegato que empezó el lunes pasado con el doctor Beraldi”, aseveró la titular del Senado desde su despacho y demostró que «con pruebas documentales» sus representantes en este debate «desmontaron las increíbles mentiras de los fiscales y las arbitrariedades que se realizaron en este juicio oral».

Al hacer uso de su defensa, la Vicepresidenta mencionó que el fiscal Luciani por medio de un “ejercicio histriónico” dio a conocer que trabajó con “9 mil fojas de llamadas de teléfono” de las cuales cuatro “demostraban la familiaridad con la que se manejaba el secretario de Obras Públicas y el señor (Lázaro) Báez”.

Sin embargo, resaltó que al fiscal “se le pasó por alto más de 400 llamadas del señor  (Nicolás) Caputo, el hermano de la vida del expresidente Mauricio Macri”. 

Asimismo, expuso nuevamente que el fiscal es “uno de los visitantes asiduos de Los Abrojos, la quinta donde un señor juez integrante de este Tribunal y el fiscal juegan al fútbol”.

De esta manera, reafirmó que en materia jurídica es “un claro caso de prevaricato” y anticipó que los argumentos de “todas las audiencias donde el Dr. Beraldi y el Dr. Llernovoy pudieron mostrar claramente lo que han sido las mentiras, calumnias y difamaciones” estarán disponibles en sus redes sociales.

“Este juicio es un disparate”

Durante su descargo frente al Tribunal Oral Federal 2, la Vicepresidenta aseveró que el juicio que investiga el supuesto desvío de fondos para favorecer al empresario Lázaro Baez en la ejecución de obras públicas en Santa Cruz “no tiene andamiaje constitucional, es un disparate».

«Han traído de los pelos este juicio porque a la que tenían que traerme de los pelos era a mí y para eso trajeron de los pelos a la Constitución, al Código Civil, a la jurisprudencia, al sentido común, a todo», remarcó la exmandataria. 

“¿Siempre actúa la Justicia así con un Presidente? No», explicó. «Yo vivo en Estado de sitio permanente, mis garantías constitucionales están suspendidas», sostuvo al comparar este proceso con el trato judicial que recibió el expresidente radical Fernando De la Rúa sobre su responsabilidad en la represión del 19 y 20 diciembre de 2001 donde mataron a 39 personas en todo el país. 

«Los gobiernos no peronistas tienen todas las garantías», sintetizó.

También señaló que “la única puerta que se conoce en la Argentina es la de Juncal y Uruguay”, en referencia a la puerta de su domicilio y agregó: “Ahí donde me quisieron pegar el tiro”.

“Nos bombardearon en el 55, nos desaparecieron en el 76 y ahora, como cambiaron los métodos, acá estamos”, sentenció. 

La ridiculez de la asociación ilícita

Durante su exposición, la Vicepresidenta se refirió a una de las principales acusaciones en su contra y enfatizó que los fiscales “Luciani y Mola dicen que hubo tres asociaciones ilícitas” durante el gobierno de Néstor Kirchner y sus dos mandatos, y contrarrestó con lo que expresa la Constitución Nacional: “Fuimos elegidos por el pueblo. No podemos ser nunca una asociación ilícita”.

“La acusación de los fiscales Luciani y Mola viola el artículo primero de la Constitución Argentina”, aseveró Cristina Kirchner.

 Por tanto, expuso que “como (al fiscal) no le alcanza con violar una parte que es la representación popular, va por más”, y así señaló que el Ministerio Público Fiscal tiene “supremacía” sobre los demás poderes del Estado. “Mucho más que la representación que tenemos nosotros porque ustedes pueden juzgar absolutamente todos los actos”, apuntó.

De esta manera, remarcó que si se sigue la lógica de la acusación de la fiscalía, todos los actos de los 12 años de gobiernos kirchneristas entre 2003 y 2015 serían nulos, al tratarse de una asociación ilícita.

“Llegamos al ridículo de decir que el fiscal Luciani no podría estar aquí, ya que no es fiscal. Su nombramiento como fiscal se lo firmé yo, la ‘jefa’ de la asociación ilícita”, ilustró.

“Vamos mal”

«A partir del 1 de septiembre me di cuenta de que desde el ámbito judicial se da licencia social para que cualquiera pueda pensar y hacer cualquier cosa», afirmó Cristina en medio de su alegato. 

Así se refirió al atentado que sufrió en la puerta de su domicilio mientras saludaba a la militancia congregada como muestra de apoyo luego del pedido de condena de los fiscales Mola y Luciani en esta causa. 

La exposición de la exmandataria se produjo a 22 días del intento de homicidio que sufrió el primero de septiembre en la puerta de su domicilio en Recoleta, cuando Fernando Sabag Montiel le gatilló con una arma Bersa calibre 32 a centímetros de su cara y por la causa hay cuatro personas detenidas.

 “El bien jurídico más tutelado es la vida, cuando te matan, te pueden indemnizar a los familiares pero el muerto se murió, no tiene reparación”, remarcó la exmandataria al tiempo que señaló: «La única puerta que se conoce en la Argentina es la de Juncal y Uruguay, ahí donde me quisieron pegar el tiro».

Luego de los alegatos, el Código establece la etapa de réplicas y dúplicas. No es obligatoria, sino que las partes pueden solicitarla si entienden que deben responder algo de los alegatos que no se expuso durante el juicio. Finalizada esa etapa, vendrán las últimas palabras de los acusados y el veredicto final se estima que sea antes de fin de año.

 

También podés ver...

Desde Brasil alertan que «Bolsonaro no va a aceptar la derrota en las urnas»

El candidato a diputado por el Partido de los Trabajadores, Dias da Silva, alertó que luego de la inminente victoria de Lula en las elecciones del domingo, la violencia pergeñada por bolsonaristas aumentará.