Bolivia, Macri y la negación a hablar de golpe de Estado

Carlos Tomada, legislador porteño de Unidad Ciudadana y miembro del Grupo de Puebla, confirmó a FM La Patriada que Alberto Fernández le planteó al presidente saliente la posibilidad de darle asilo a Evo Morales, pero "no hubo acuerdo". Tampoco el presidente electo logró acordar con Mauricio Macri en definir lo sucedido en Bolivia como un golpe de Estado.

Tomada, legislador porteño y miembro del Grupo de Puebla, que ayer condenó el golpe de Estado en Bolivia, conversó con FM La Patriada sobre el escenario en ese país, en el que se teme por la vida de Evo Morales.

"Cuando Evo Morales planteó la posibilidad de un nuevo proceso electoral, lo alentamos, hubo conversaciones incluso con líderes de la oposición de Bolivia para que aceptaran esta alternativa democrática", contó.

Luego, "cuando las Fuerzas Armadas piden la renuncia a Evo Morales, ahí empezó otro tipo de preocupación, que era la seguridad física, la integridad física de todos, de Evo Morales y de todos los dirigentes", afirmó.

Por otra parte, Tomada se refirió a la posición tomada por el gobierno argentino, que no habló de golpe de Estado ni condenó los hechos de violencia política que forzaron la renuncia de Morales, y también confirmó que hubo un llamado del presidente electo, Alberto Fernández, al mandatario saliente, Mauricio Macri. 

El llamado fue "para plantearle la posibilidad de darle asilo a Evo, pero creo que no hubo acuerdo".

Tampoco hubo acuerdo, prosiguió Tomada, en definir lo sucedido en Bolivia como un golpe de Estado.

"Me gustaría que el canciller argentino (Jorge Faurie) y el presidente de la Nación dijeran que si esto no es un golpe de estado, ¿Qué es esto?", completó.

Fuente: Salvemos Kamchatka - FM La Patriada.

También podés ver...

Hospital Durand: denuncian que "renunciaron 50 trabajadores de enfermería por las malas condiciones" laborales

El delegado de la junta interna de ATE del hospital, Luis Ortiz, advirtió que "no hay quien atienda a los pacientes" y afirmó que es una "vergüenza" que el Gobierno porteño no invierta en salud.

Show Buttons
Hide Buttons