Atentado a Cristina Kirchner: la querella pide que Agustina Díaz siga detenida

Los abogados de la Vicepresidenta afirman que "la participación criminal" de Díaz "puede surgir de mensajes anteriores" al intento de asesinato cometido el 1 de septiembre.

El abogado por la querella de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Marcos Aldazabal, pidió esta mañana a la Cámara Federal porteña que rechace el pedido de excarcelación de la detenida Agustina Diaz, en la causa por el intento de homicidio de la exmandataria, y advirtió que sería «enormemente dañino» para la investigación liberarla en este momento.

Al exponer ante los camaristas, el abogado no descartó que Díaz «haya tenido algún tipo de participación criminal» en el hecho y evaluó que sería «enormemente dañino» para la pesquisa excarcelar a la imputada en este momento de la instrucción.

«La participación criminal» de Díaz «puede surgir de mensajes anteriores al hecho dónde ofrece consejos» a Brenda Uliarte, señaló la querella.

Díaz está detenida en la causa por el intento de asesinato de la expresidenta, cometido el 1 de septiembre pasado.

Los camaristas de la sala I Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Mariano Llorens convocaron a una audiencia para revisar la negativa de excarcelación resuelta por la jueza del caso, María Eugenia Capuchetti, informaron fuentes judiciales.

La defensa de Díaz presentó a primera hora de hoy un memorial ante el Tribunal de Apelaciones en el que pidió excarcelar a la joven de 21 años por entender que no hay riesgo de obstrucción de la pesquisa, tiene arraigo en el país y no hay peligro de fuga, explicaron fuentes del caso.

De manera subsidiaria, le pidió a la Cámara que le conceda prisión domiciliaria morigerada y evalúe la colocación de tobillera electrónica.

A la audiencia concurrió el abogado Marcos Aldazabal, quien junto a José Manuel Ubeira ejerce la representación de la querella de la Vicepresidenta.

Aldazabal recordó los mensajes que intercambiaron Díaz y Uliarte de manera previa y posterior al intento de homicidio de la Vicepresidenta el 1 de septiembre y entendió que su contenido «da por tierra con todos los argumentos de la defensa referidos a que Agustina Díaz no sabía lo que estaba pasando».

«Acá no tienen nada que hacer el principio de inocencia y que tenga arraigo», agregó el letrado que actúa junto a su colega José Manuel Ubeira.

Uliarte «le venía diciendo ‘voy a matar a Cristina'», analizó la querella en base a estos mensajes que fueron obtenidos de los teléfonos celulares peritados en la investigación. «El contenido de los mensajes es un riesgo procesal en sí mismo», remarcó Aldazábal.

Al respecto recordó intercambios de mensajes entre Díaz y Uliarte en junio último donde Brenda le mandó una foto de ella con un arma y luego la borró.

«Matá a quien vos quieras y ocultá las huellas», recordó la querella al repasar los mensajes que Díaz le envió a Uliarte.

También retomó los mensajes de la mañana posterior al intento de magnicidio cometido por el otro detenido en la causa, Fernando Sabag Montiel, que mostraron que Díaz «sabía algo antes» porque le preguntaba a Brenda por qué el acusado «no había practicado».

Próximos pasos en la causa

Para el martes de la semana próxima, la Cámara fijó audiencia para escuchar a la defensa de otro de los detenidos en la causa, Gabriel Carrizo, a quien Capuchetti también se negó a excarcelar.

Por otro lado, los detenidos y ya procesados con prisión preventiva como coautores del atentado Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte no apelaron sus procesamientos por lo cual una vez que la jueza Capuchetti considere terminada la investigación, podrá iniciar los trámites para el envío a juicio oral.

Piden investigar relaciones con Carrizo

La querella de Fernández de Kirchner hizo ayer una presentación judicial con el objetivo de que se investigue quién está por arriba del detenido Nicolás Gabriel Carrizo en el plan que desembocó en el intento de magnicidio.

 

Del celular de Carrizo, el cuarto detenido por el ataque, surgieron conversaciones en las que se hablaba de matar a la expresidenta con otra de las imputadas, Brenda Uliarte.

«Gaby», como le decían en las conversaciones de WhatsApp analizadas por la justicia, se hizo conocido el 2 de septiembre cuando protagonizó una entrevista televisiva en la que se presentó para acompañar a Uliarte, y a un grupo de supuestos vendedores de copos de azúcar.

El miércoles de la semana pasada Carrizo fue detenido por orden de la jueza Capuchetti luego de que en su celular se encontraran conversaciones anteriores al ataque en las que ya mencionaba sobre la idea de matar a la Vicepresidenta y otras posteriores vinculadas con la voluntad de ocultar material probatorio; incluso hablaba de una pistola que él supuestamente les había dado a los agresores y que no se utilizó para el ataque.

Tras conocerse que la abogada de Carrizo, Brenda Salva, era asesora externa de la diputada Karina Bachey del PRO por San Luis, por pedido del Frente de Todos ayer fue finalmente desafectada de su cargo en la Cámara baja.

Brenda Salva es defensora de Carrizo, junto con Gastón Marano, que fue asesor hasta hace pocos días del senador nacional por Chubut de Juntos por el Cambio, Ignacio Torres, en la Comisión Bicameral de Inteligencia.

Fuente: Agencia Télam

 

 

También podés ver...

Desde Brasil alertan que «Bolsonaro no va a aceptar la derrota en las urnas»

El candidato a diputado por el Partido de los Trabajadores, Dias da Silva, alertó que luego de la inminente victoria de Lula en las elecciones del domingo, la violencia pergeñada por bolsonaristas aumentará.