Asume Batakis el Ministerio de Economía

Secretaria de Provincias del Ministerio del Interior hasta ayer y ex titular de la cartera económica durante la gobernación de Daniel Scioli, el nombre de la funcionaria fue el punto de acuerdo entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner en medio de la crisis, tras la renuncia de Guzmán. | Por Pablo Dipierri

Silvina Batakis fue confirmada finalmente como ministra de Economía, tras la salida de Martín Guzmán y las 24 horas de zozobra que atravesó el Frente de Todos. Acreedora del apoyo del sector menguante que todavía responde al presidente Alberto Fernández y la fracción que tributa al liderazgo de la vicepresidenta Cristina Kichner, Batakis es considerada una funcionaria con amplio conocimiento de los asuntos fiscales y labró, desde su desempeño en el Ministerio del Interior, una relación directa con mandatarios provinciales, un reluciente factor de poder en un contexto de extrema fragilidad para el oficialismo.

“La griega”, como le dicen sus compañeros, toma las riendas del 5º Piso del Palacio de Hacienda después de la renuncia de Martín Guzmán, con una situación financiera comprometida por la tensión cambiaria y los bamboleos sobre el mercado de deuda en pesos. Al mismo tiempo, tiene el desafío de atacar la inflación, uno de los frentes sobre los cuales el Gobierno perdió la pulseada contra los grandes grupos económicos sin poder revertir la transferencia de ingresos que lograron los formadores de precios yugulando el poder adquisitivo de los trabajadores.

Por otra parte, la flamante ministra encarna un perfil más productivista aunque en sus declaraciones públicas ha sido orgánicamente contemplativa de la tarea que habían desempeñado en sus respectivas funciones Guzmán y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, para desactivar los cimbronazos devaluatorios promovidos por los holdings.

La elección de Batakis como sucesora se selló en una conversación directa entre el Jefe de Estado y la Vicepresidenta, que dialogaron a solas como pedía buena parte del oficialismo y, se caía de maduro, anhelaba gran parte de la sociedad, agobiada por la novela del internismo. La charla se concretó porque la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, intercedió con un llamado telefónico a Fernández por pedido del ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus. En ese intercambio, Carlotto instó al Presidente a que contactara a su compañera de fórmula, honrando ese rol maternal que ha tenido también para con la titular del Senado cuando amagó con renunciar por el voto no positivo de Julio Cobos durante el tratamiento de la Resolución 125.

La solidez, la consistencia y la experiencia de Batakis son atributos fundamentales para hacerse cargo del Ministerio de Economía en esta hora incierta pero, aunque parezca modesto o una perogrullada, lo más importante para el fortalecimiento político del oficialismo es que sus máximos responsables acordaron, al menos, un apellido. Y no se trata de celebrar que hablen entre sí mientras «la patria, dispersa, cae», como poetizara Roque Dalton, sino de entender que el gobierno no tiene un problema de nombres sino una tormenta política.

También podés ver...

Maggiotti y Jalil entregaron 237 viviendas en la capital de Catamarca

El ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación firmó junto al Gobernador de Catamarca un convenio para construir otras 733 unidades habitacionales.