Argentina, ante los desafíos de la CELAC

El gobierno argentino accedió a la Presidencia Protémpore de la Comunidad Económica de Latinoamérica y el Caribe. El país busca instalarse como una referencia para la diplomacia en la región. | Por Fabián Waldman.

El gobierno argentino accedió a la Presidencia Pro témpore de la Comunidad Económica de Latinoamérica y el Caribe (CELAC) luego de meses de debate en los cuales Nicaragua ponía en riesgo esa posibilidad. Para acceder a ese nombramiento es necesario el apoyo unánime de los miembros del organismo multilateral lo que finalmente se logró a través de negociaciones tanto de la Cancillería argentina como de países de Centroamérica.

Finalmente, el presidente nicaragüense Daniel ortega no vetó esta nueva conducción a pesar de las diferencias entre ambas administraciones luego de las elecciones celebradas en la Patria de Sandino en noviembre pasado y que fueron objetadas por Argentina junto a los Estados Unidos y un conjunto de países a través de la OEA, que solicitaron una «evaluación colectiva inmediata» de la situación política y electoral.

Después de dos años en los cuales México estuvo al frente del organismo forzado por la Pandemia y la imposibilidad de llevar adelante una reunión presencial, el primer mandatario azteca Andrés Manuel López Obrador le cedió este lugar a Alberto Fernández.

Esta sucesión entre dos naciones que encarnan un espíritu latinoamericanista y caribeño de Patria Grande desde el Río Colorado hacia el sur sumado a la llegada de nuevos gobiernos progresistas tanto en Bolivia como en Perú, el triunfo de la izquierda en Chile de la mano de Gabriel Boric, Xiomara Castro en Honduras y la posibilidad de cambios radicales también en Colombia y en Brasil durante este año, abren un panorama diferente luego de haber retrocedido hacia administraciones liberales y de derecha duramente los años anteriores con los gobiernos de Macri en Argentina, Bolsonaro en Brasil, Piñera en Chile o Lenin Moreno en Ecuador.

Las alianzas creadas en esa época como el Grupo de Lima (2017) o el PROSUR de a poco han ido languideciendo por el abandono de algunos de los miembros que las componen y el retroceso de otros.

El reconocimiento en la CELAC de 31 de los 33 miembros le da herramientas a Fernández para negociar con Europa, China y otras potencias como el mandatario que es visualizado, a pesar de los inconvenientes económicos y políticos, como uno de los más representativos, apuntan desde cancillería.

Desde el palacio San Martín sugieren: ¿Con quién van a negociar? ¿Con Bolsonaro que es impredecible? ¿Con Piñera que está de salida?

Al mismo tiempo la defección de Brasil a la CELAC le quita a este armado regional le el poderío de negociación con otras potencias y diferentes mercados.

La CELAC reúne a todos los países de América Latina, Centroamérica y del Caribe. Es una herramienta en la cual no tienen voz ni Estados Unidos ni Canadá.

La continuidad entre López Obrador y Fernández, marcando el eje norte sur que atraviesa toda América ha logrado ya encarar en plena COVID 19 algunos proyectos que permiten visualizar un crecimiento de la relación en tiempos normales.

La producción conjunta de las vacunas de Astrazeneca fabricadas en Argentina y envasadas en México, la donación entre ambas naciones hacia otros países de la región, la creación de la Agencia Espacial Latinoamericana que ya cuenta con la adhesión de 19 países de la CELAC y en la cual Argentina tiene el liderazgo y la capacidad desarrollada para aportar su experiencia y México su poderío económico son también una muestra.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard en la previa del 22º Encuentro de Ministros Exteriores el viernes pasado declaró a los periodistas acreditados que “México ha propuesto a Estados Unidos marchar hacia un organismo más parecido a la Unión Europea, la OEA ha quedado en el tiempo, lo de Bolivia es un ejemplo”.

Estas declaraciones tuvieron respuesta más tarde cuando a su turno la delegada colombiana sostuvo que “Colombia rechaza las versiones de que fortalecer a la CELAC va en la línea de enterrar a la OEA”. Según Colombia sería una equivocación descomunal desprenderse de Estados Unidos y Canadá. También apuntó contra las presencias de Cuba, Nicaragua y Venezuela dentro del organismo por considerar que son países donde no se respetan los derechos humanos. Estos dos conceptos sin ninguna duda están sosteniendo posturas como la de los Estados Unidos para hacer mella en un organismo que se ha mantenido unido pese a las diferencias ideológicas de sus países.

Por su parte el vicecanciller Tettamanti, también en diálogo con cronistas en la cumbre de ministros de relaciones exteriores señaló que “la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) ha caído en decadencia y no está funcionando, la UNASUR es un organismo internacional. La CELAC no tiene sede ni presupuesto”.

La declaración final entre México y Argentina de respaldo a la posición de nuestro país frente al FMI y la reivindicación y acompañamiento por el reclamo de soberanía en las Islas Malvinas, Sandwichs, Georgia del Sur y territorios circundantes han marcado también una importante voz que suma a las negociaciones con el organismo de crédito en momentos de definición.

A su turno el Canciller Santiago Cafiero presentó la propuesta de trabajo para el año 2022 enfocada en 15 puntos:

Recuperación económica inclusiva post-covid-19; Estrategia sanitaria latinoamericana y caribeña; cooperación espacial; ciencia, tecnología e innovación para la inclusión social; gestión integral de riesgo de desastres; educación; fortalecimiento institucional y agenda CELAC contra la corrupción; seguridad alimentaria; diálogo con socios extrarregionales; integración de infraestructura latinoamericana y caribeña; cooperación ambiental; desarrollo y perfeccionamiento de la operatividad de la CELAC; mejora de la situación y condición de las mujeres en los países miembros; transformación digital y cooperación; y cultura.

Desde la Cancillería Argentina, sostienen, han sido meses auspiciosos. “Cumplimos los objetivos que se habían trazado”, cuenta un funcionario con acceso al despacho de Cafiero y al mismo tiempo indicó que continuará con meses de acciones intensas.

Enumera la normalización del Mercosur y la recuperación de las relaciones con Brasil, la obtención de la Presidencia Pro Témpore de la CELAC, la próxima visita a China para la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno donde se dará el encuentro con el presidente Xi Jinping y el “casi” seguro con el ruso Vladimir Putin. Y a eso le agrega la asunción de Gabriel Boric a la presidencia de Chile el 11 de marzo próximo con la asistencia del presidente Fernández.

Alberto se mueve cómodo en el ámbito internacional y además necesita rozarse con dirigentes y mandatarios internacionales, cuestión que hasta ahora la emergencia sanitaria ha dificultado.

También podés ver...

Alberto Fernández encabezará el acto de promulgación de la ley de Alivio Fiscal

El Presidente oficializará la ley de Alivio Fiscal para Pequeños Contribuyentes y Autónomos a las 18 en Casa Rosada. Es su primera aparición luego de la renuncia de Guzmán.