Aporte solidario de las grandes fortunas: «Uno de sus destinos es la reactivación de las pymes»

Lo dijo el empresario industrial textil Marco Meloni, mientras se realizaba la sesión en la Cámara de Diputados para debatir el proyecto de aporte solidario a las grandes fortunas, que tiene el objetivo de morigerar los efectos de la pandemia.

Cámara de Diputados

En diálogo con FM La Patriada, Marco Meloni, vicepresidente de Industriales Pymes Argentina (IPA) y vicepresidente de la Fundación ProTejer, recordó que el aporte «se llama solidario y extraordinario», en la medida en que es «extraordinario porque es una vez sola».

«Y solidario porque es de personas, no se incluye el patrimonio de empresas», agregó.

En relación con ese punto, expresó que se trata de un ejemplo que se toma de países como Estados Unidos, donde el gobierno apeló a la clase concentrada, integrada por las 150 personas más ricas, a las que les pidió colaboración en la reconstrucción para el después de la pandemia.

En el caso de Argentina, remarcó que ese dinero «no va a saco roto», ya que «tiene un destino predeterminado», como «la reactivación de las pymes».

Además, sobre la situación del sector, advirtió: «En los últimos cuatro años cerraron 25 mil pymes».

«Nunca en mis 32 años de empresario pasé un momento tan malo como en la mitad del 2017 y ni hablemos del 2018 y 2019», expresó.

Por otra parte, señaló que como empresario le resulta «difícil escuchar a la gente decir que este aporte es confiscatorio».

«Confiscatorio es endeudarnos y que unos pocos se lleven la fuga más de 40 mil millones», completó el empresario textil.

Fuente: La García – FM La Patriada.

También podés ver...

La lapicera la usó Guzmán

Sinécdoque y síntesis precisa de la Vicepresidenta para reprocharle primero al sistema político y luego al Presidente que la asunción del mando de cualquier gobierno está en manos del Jefe de Estado, la metáfora escaló en la agenda pública y su mención cobró voltaje en las últimas 48 horas. Alberto Fernández chicaneó a Cristina Kirchner con que Juan Perón no necesitó la lapicera porque tenía el poder de persuadir a sus seguidores y la demiurga del Frente de Todos le contestó con el Manual de Conducción Política del imperecedero líder. Paradójicamente, la firma más importante del fin de semana la estampó el ahora ex ministro de Economía. | Por Pablo Dipierri