Adriana Meyer: «Hace falta un registro exhaustivo de muertes NN y un banco de datos de personas desaparecidas»

La autora del libro "Desaparecer en democracia" dijo que "una de las deudas es que el Estado haga un listado oficial" de víctimas de violencia institucional.

La periodista Adriana Meyer presentó su libro «Desaparecer en democracia» lanzado por Marea Editorial en Nobleza Hormiga y contó que «hace falta un registro exhaustivo de muertes NN y un banco de datos de personas desaparecidas» confeccionado por el Estado.

El libro de Meyer explora más de 200 historias entre «los casos conocidos y los no conocidos» de desapariciones forzadas por parte de las fuerzas de seguridad. «Busqué analizar el fenómeno, entrevistar expertos y rescatar las historias», dijo la periodista.

Meyer contó que para realizar su investigación tomó el registro de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) sobre el delito de gatillo fácil y de desapariciones. «Con un equipo de colaboradores tomamos el registro de la CORREPI sobre el delito de gatillo fácil y de desapariciones. A diciembre de 2020, las víctimas totales de violencia institucional eran casi 8 mil», aseguró.

«Si bien no tiene la sistematicidad que había en la dictadura, aún sigue sucediendo en manos de fuerzas policiales y fuerzas de seguridad», señaló Meyer en diálogo con FM La Patriada.

Además, contó que «Argentina está condenada por la desaparición forzada en democracia de Iván Torres», un joven mapuche que desapareció en Comodoro Rivadavia en 2003. En 2011 la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado y ordenó una serie de medidas, entre ellas elaborar un listado oficial y «esa es una de las deudas que no se cumplió. No hay un listado oficial» de víctimas de gatillo fácil y violencia institucional.

Meyer también contó que dialogó con funcionarios del Gobierno y que «si bien se admite la falencia. Hay que dar un paso más en las voluntades políticas», y sentención: «El tema de las desapariciones no parece estar en agenda».

También profundizó en los principales denominadores comunes en los casos de violencia institucional y dijo que «el denominador común de las víctimas es jóvenes varones de clase media o baja  a veces para reclutarlos para delinquir», y dijo que «hay algunas excepciones a ese denominador común».

Por parte de «los victimarios», Meyer contó que el denominador común es «el modus operandi». Dijo que «la idea de desaparecer el cuerpo y la negativa de informar a las familias del desaparecido», son las dos principales coincidencias en la mayoría de los casos, además de «un despliegue de encubrimiento».

«De los 200 casos que yo analicé, el 30 por ciento el cuerpo no está», confirmó.

La periodista contó que la génesis de esta investigación fue el caso de Jorge Julio López, desaparecido en 2006 luego de declarar como víctima y testigo en el juicio por delitos de lesa humanidad en el que fue condenado a prisión perpetua el represor Miguel Etchecolatz. «Me conmovió mucho», recordó.

Con prólogo de la titular de CORREPI María del Carmen Verdú, el libro «Desaparecer en democracia» fue editado por Marea Editorial.

Fuente: Nobleza Hormiga – FM La Patriada

 

También podés ver...

Santiago Cafiero se reunió con Marc Stanley

El Canciller argentino recibió al Embajador de Estados Unidos para trabajar la "amplia agenda bilateral" entre ambos países, de cara al encuentro que mantendrán los mandatarios Alberto Fernández y Joe Biden a finales de este mes.