Home / Noticias / Posporno, feminismo y disrupción

Posporno, feminismo y disrupción

Laura Milano, licenciada en Comunicación y autora del libro "Usinas posporno: disidencia sexual, arte y autogestión en la pospornografía", explicó, en una visita a FM La Patriada, que la experiencia del posporno tiene que ver con "generar pornografía diferente, producida desde una perspectiva feminista y queer".

La investigadora Laura Milano visitó el estudio de FM La Patriada y explicó de qué se trata el posporno, que tiene que ver con «generar pornografía diferente producida desde una perspectiva feminista y queer».

«El posporno -según la investigadora- quiere provocar incomodidad, provocar disrupción, generar un mensaje distinto acerca de algo, polemizar porque es activista, es como su forma de hacer política desde estas experiencias».

Y, tal vez, «lo que más relacionamos directamente con la excitación o el goce en la pornografía tradicional acá aparece no licuado sino en el medio de otras cosas», afirmó.

Laura Milano explicó, además, que la mayoría de experiencias -como videos, fotografías o actuaciones- que involucran al posporno están fuera de la industria pornográfica, en la medida en que «no comercializan sus productos», y también sus propuestas o prácticas están en una sintonía con el arte y la política.

Y «lo que suele generarse con el posporno, que tiene que ver mucho con el activismo feminista y queer, es generar espacios de encuentros donde ver esas películas. Entonces, se arman como escenas culturales alternativas», prosiguió.

«Lo novedoso, lo distinto es que se generan muchas situaciones colectivas de consumo, donde después hay un debate, siempre hay alguien que dinamiza la circulación de la palabra;  y acabás de ver fotografía mientras te tomaste una cerveza en un bar, más allá del consumo individual en tu casa con tu computadora», completó.

Fuente: Salvemos Kamchatka – FM La Patriada. 

También podés ver...

Poder Judicial y críticas: «Hay gente valiosa y creíble»

Lo dijo el titular del Consejo de la Magistratura, Alberto Lugones, quien habló del Poder Judicial, las posibles reformas y el impuesto a las ganancias. Según dijo, el porcentaje de funcionarios cuestionados por su labor es ínfimo. "Eso es apenas el 0, 1 por ciento; hay un 99 por ciento de gente que intenta trabajar bien".