Home / Noticias / «Pasamos en cuatro años de una experiencia que parecía imbatible a su derrota amplia»

«Pasamos en cuatro años de una experiencia que parecía imbatible a su derrota amplia»

El periodista y politólogo Edgardo Mocca, celebró la asunción de Alberto Fernández y, además, consideró que "participar en esta experiencia sin el odio va a ser mucho más rica y fructífera".

En un diálogo con Todos en Cuero, Mocca analizó el discurso de Alberto Fernández y se mostró aliviado por el cambio de gobierno.

Sobre la salida de Mauricio Macri, dijo: «Nunca estuvo tan de moda la palabra autocrítica  en Argentina como cuando perdimos la elección de diciembre 2015. Parece que hoy por ejemplo Macri no tiene que hacer ninguna autocrítica».

«Nosotros pasamos en cuatro años de una experiencia que parecía imbatible a su derrota neta, clara y amplia en las elecciones», agregó.

Por otra parte, señaló que el mensaje de Alberto Fernández «es para producir una síntesis».

«Alberto (Fernández) está tratando de compaginar una mirada sobre la historia argentina que no tenga tan puesto el filo entre peronistas y radicales, sino pensarnos como comunidad política, incluso con una amplia cantidad de conciudadanos con los que no pensamos igual  y que votamos en contra y que a veces hacen manifestaciones donde piden nuestra cárcel», añadió Mocca.

En ese sentido, sostuvo que «el mensaje de Alberto (Fernández) es ‘paremos un poquito y tratemos de ver las cosas con un poco de orden mental’ y para tener orden mental hay que despejar el odio».

También aseguró sentirse sorprendido por «la contundencia de las medidas».

Por último, dijo: «El alivio es que todas las cosas siguen estando mal, pero no están éstos».

Fuente: Todos en Cuero – FM La Patriada. 

 

También podés ver...

Federación Agraria: «El acuerdo con los acreedores es un gran paso»

Para el presidente de la Federación Agraria, Carlos Achetoni, el pacto con los bonistas por la reestructuración de la deuda externa es fundamental por "los financiamientos internacionales que pueden venir". Además, sostuvo que "un país defaulteado no inspiraba confianza a ningún inversor".