Home / Jarrones Chinos / No te nos mueras, Pelusa

No te nos mueras, Pelusa

La columna de Martín Massad en el programa de radio de la Agencia Paco Urondo, en FM La Patriada. "Te necesitamos pronto, listo, guerrero, incansable, ganador, estrella, barrilete cósmico. Así te queremos al lado de Fidel, con el Che tatuado. Con Néstor, diciéndole 'No al Alca', al carajo, en esa foto, en esa cumbre".

Diego, antes que nada, te quiero contar algo que ya te hemos dicho mil veces pero escúchame una vez más. Te quiero agradecer por todo lo que nos diste en el fútbol y en nuestras vidas.

Fuiste, sos y serás nuestro superhéroe. Los que fuimos contemporáneos a vos disfrutamos de tu magia y de tu gloria,

Ahora, si me dejás Diego, te quiero pedir un último favor: que no te mueras.

No lo hagas en Forito, en el barrio ni el en barro, no te mueras antes de nacer. No nos dejes huérfano antes de tiempo. No le quites la sonrisa a Doña Tota y a Don Diego.

No le impidas al potrero verte bailar de pibe, no te vayas antes de consolar a ese tipo ya grande que llora desconsolado.

Pelusa, no te mueras en el corazón de las cebollitas, mucho menos te vayas a morir en la esquina de Gavilán y Juan Agustín García, ni en ninguna de las cuadras ni en ninguna de las casas de los vecinos de La Paternal. Ellos te aman.

Diego no te nos escapes antes de ser el 10 del bicho con apenas 15 años, dejanos ver ese salto que te inmortalizó en el estadio que hoy lleva tu nombre y tu mística.

No te mueras, por favor, esperá un poco.

Boca está ahí nomás, a un pasito, te esperan millones para sellar el amor azul y oro. No te lo pierdas, eso es para siempre.

Maestro, no te caigas antes de dejarlo caído al Pato Fillol, no impidas esa noche gloriosa, consagratoria, memorable.

Después sí, con el campeonato conseguido en Boca, andate pero no se te ocurra dejar sin gloria al sur de Italia, reivindicar a los pobres como lo hiciste con los pobres que te vieron nacer en tu país.

Ahora sí, te pido un gran favor, no nos impidas ver tus golazos en el Nápoli, la consagración de los más humildes de cara a los poderosos.

Diego vos te moriste y resucitaste mil veces y nosotros revivimos otras tantas con vos.

No te mueras con los pibes de Malvinas, regalanos otra alegría, la máxima, la Copa del Mundo; sacanos la espina que nos clavaron los ingleses, hacé los goles, con la mano, como sea, y después rompela contra Alemania. Y levantá la Copa, la que te merecés, la segunda con la celeste y blanca.

Ahora volvé campeón, quédate con nosotros, con los que más te amamos, con el pueblo argentino, salud Genio.

Diego, no te mueras en la vuelta a Boca, ni en tu paso por Newell's, no te rajes sin dejarnos tus frases memorables para tus memorias. No dejes que la pelota se nos manche, ni que se nos escape la tortuga, no dejes que nos tome la leche el gato.

Te esperamos en cada esquina, también en Segurola y Habana. Te necesitamos pronto, listo, guerrero, incansable, ganador, estrella, barrilete cósmico. Así te queremos al lado de Fidel, con el Che tatuado. Con Néstor, diciéndole "No al Alca", al carajo, en esa foto, en esa cumbre.

Diego queremos que vivas en cada remera, en cada bandera, en todas las canchas del mundo, grandes, chicas y en los potreros. En todas las pelotas que rueden por el planeta

No te mueras sin tu amiga, a la que le diste la vida.

Por último, te pido, que no te mueras sin dejarnos tu sonrisa y tus miles de fotos que nos ponen la piel de gallina y no te mueras sin habernos hechos mejores.

Descansa en paz Pelusa, vivirás por siempre en nuestros corazones.

Fuente: La Palabra Justa - FM La Patriada.

También podés ver...

Abducciones y sueños: "Es un fenómeno real que no está necesariamente relacionado con ovnis"

El psiquiatra Néstor Berlanda explicó los episodios de las abducciones. La mayoría de ellos, dijo, "aparecen durante la noche, durante el sueño. Es un fenómeno que se ha repetido a lo largo de la historia".

Show Buttons
Hide Buttons