Home / Programas / No vuelven más / «Los poderes Ejecutivos y Judiciales no dan respuesta a sobrepoblamiento en cárceles»

«Los poderes Ejecutivos y Judiciales no dan respuesta a sobrepoblamiento en cárceles»

Así se refirió Mariano Lanziano, coordinador del equipo Política criminal del CELS en el contexto del Covid-19. Además, explicó que en una situación de pandemia donde se recomienda para la prevención el aislamiento social, parece muy difícil hablar de distanciamiento "en personas hacinadas en lugares poco higiénicos".

Mariano Lanziano, Coordinador del equipo Política criminal y violencia en el encierro del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), dialogó con FM La Patriada sobre la situación de las cárceles y los presos en el contexto del Covid-19.

«La situación es compleja, de hace mucho tiempo, el sistema viene estallado. Los poderes Ejecutivos y Judiciales no dan respuesta a la situación de sobrepoblamiento de las cárceles», denunció Lanziano.

En este sentido, se refirió a la situación de la cárcel de Devoto como «compleja» y aseguró que «al ser la Capital Federal es muchísimo más visible» pero contó que también aconteció «un hecho muy grave en Florencio Varela en la última semana. Hubo hechos en Corrientes, Mendoza, Santa Fe». Además, manifestó que esto puede verse «también a nivel mundial».

Asimismo, expresó que «en una pandemia donde la medida más recomendada para la prevención es el distanciamiento social, pensar en personas hacinadas en lugares poco higiénicos, parece muy difícil hablar de distanciamiento en esas condiciones».

«Estamos enmarañados en burocracia», dijo Lanziano, «cuando lo que se necesitan son medidas coordinadas con el Poder Ejecutivo, que permitan hacer lugar en las cárceles», comentó.

Lanziano indicó que «según los epidemiólogos, con un 25% de espacio libre ya están en muy difíciles condiciones para poder afrontar una pandemia de estas características».

«En cárceles bonaerenses hay un 210% de ocupación y en federal 110%», visibilizó.

Respecto a los presos preventivos, «hay un promedio de 60% de personas que no tienen sentencia firme» y un «uso generalizado de la prisión preventiva», que se da «hace años como una cultura judicial instalada» y «con parte de la política criminal de persecución».

«Los ministerios públicos tienen naturalizado el uso abusivo de la prisión preventiva», sentenció.

Consultado acerca de la videoconferencia con la ministra Marcela Losardo, informó que «hay una preocupación concreta por la situación. Están aportando elementos de limpieza y prevención, pero no están resultando suficientes».

Por ello, pidieron que se constituya «un comité de crisis donde se puedan involucrar a todos los Poderes del Estado para tomar decisiones en conjunto, a la altura de estas circunstancias».

Interrogado por si hay contactos con las familias o asistencia desde el CELS, confirmó que están «trabajando en red con organizaciones que trabajan con familiares» y «asistiendo casos» desde el Centro.

El Coordinador manifestó que  «la demanda es enorme» y que ahora, con la pandemia, «toda la situación de vulnerabilidad que ya existía, se ve a flor de piel y todo surge con más urgencia».

«El Estado no tiene tanta presencia, es una cuestión estructural de hace años», señaló.

Respecto a si ve alguna posibilidad de que se desarrollen políticas desde el Estado para pensar estas cuestiones, manifestó que «posibilidades hay» pero que la «situación es compleja y las discusiones se hacen mucho más difíciles» sobre todo en temas «históricamente invisibilizadas como la cuestión penitenciaria».

«Urgen respuestas que estén a la altura de la emergencia que estamos viviendo ahora», comentó.

Sobre las medidas que podría tomar el gobierno, consideró que «acordar con el poder judicial para tomar decisiones especificas en términos de los casos de libertades» y «descongestionar el sistema» debe ser «la prioridad».

En cuanto al debate en torno a la liberación de presos, explicó que «hay distintos criterios para evaluar» ya que «no es que uno va a abrir la puerta de la cárcel y que salgan todos» y hay «por lo menos un promedio de 60% de personas que no tienen sentencia firme» es decir «que no estamos seguros judicialmente si son responsables o no de ese delito».

En esta línea, sugirió que «lo primero que hay que hacer es acordar medidas de libertad, hay que descongestionar el sistema», medidas que se daría en «términos de lo que dure la pandemia» para «preservar la vida de los que están en riesgo en las unidades penitenciarias».

Lanziano llamó a «pensar» que «hay muchísimas personas con delitos leves», y opinó que hay que «evaluar la gravedad del delito, la cantidad de tiempo que hace que está» preso.

«Hay muchísima complejidad en la discusión, y simplificarlo es más fácil para los que abogan por el encierro como única respuesta», concluyó.

Fuente: No Vuelven Más – FM La Patriada.

También podés ver...

Eduardo López,

Pico de contagios de Covid-19: «Julio será el mes bisagra»

Así lo vaticinó Eduardo López, miembro del equipo de asesores del Gobierno nacional y jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. En una entrevista con FM La Patriada, descartó que "el sistema de salud esté "saturado" y también advirtió que "lo más preocupante son los geriátricos".