Home / Programas / Maldita suerte / «La Argentina de Macri es lo que se ha replicado en Ecuador con Moreno»

«La Argentina de Macri es lo que se ha replicado en Ecuador con Moreno»

Así lo declaró Gabriela Rivadeneira, asambleísta nacional ecuatoriana por la bancada de la Revolución Ciudadana, quien, además, reconoció que pese a la poca credibilidad y aceptación social, el presidente ecuatoriano se sostiene gracias al apoyo del Departamento de Estado, la embajada norteamericana, los medios de comunicación corporativistas y las élites económicas.

En una entrevista con Maldita Suerte, la diputada habló de la crisis política y social en Ecuador y también reconoció como un error haber permitido la llegada al poder de Lenin Moreno, quien estuvo por diez años acompañando el gobierno de Rafael Correa.

«La situación es compleja, llevamos 9 días de paro nacional con movilizaciones y paralizaciones en diferentes puntos del país a raíz de que el presidente Lenin Moreno hiciera el anuncio de una serie de medidas económicas y laborales en cumplimiento de políticas del FMI», informó.

Rivadeneira remarcó, además, que «La Argentina de Mauricio Macri es lo que se ha replicado en el Ecuador de Lenín Moreno».

En cuanto al descontento social, dijo que «se profundiza la movilización porque Lenín Moreno decretó toque de queda, el país está militarizado y eso ha justificado una serie de represiones brutales».

«Hay heridos, muertos y desaparecidos, hay mucho ocultamiento de información de parte del gobierno y de los medios de comunicación», agregó.

Además, explicó el protagonismo de la dirigencia indígena en la movilización y el fracaso de una mesa de dialogo instalada por el gobierno.

«Las bases del movimiento indígena están pidiendo la salida del presidente Lenin Moreno. La mesa diálogo se rompió a pocas horas de haberse instalado porque el movimiento indígena lo que reclamaba es que se pare la represión que se le da ante el estado de excepción, pero lo que se ha hecho es profundizarla.»

Ante la problemática, explicó los intentos políticos para encontrar una salida a la crisis, a pesar del cierre de la Asamblea Nacional.

«Por nuestra parte y como legisladores de la bancada de la Revolución Ciudadana hemos hecho pública la solicitud al presidente de la Asamblea Nacional que convoque a una sesión de pleno extraordinaria donde se pueda conocer la problemática que estamos viviendo, incluso que pueda derogar el estado de excepción que es competencia también de la Asamblea nacional y buscar una salida democrática y constitucional», dijo.

«Nosotros en la Constitución tenemos una figura que se denomina ‘Muerte cruzada’ en la que prácticamente por grave conmoción social se puede llamar a elecciones tanto presidenciales como parlamentarias, de tal manera que eso que está en la constitución es lo que la bancada ha pedido», enfatizó.

No obstante, hizo una autocrítica por la llegada de Lenin Moreno a la presidencia como sucesor de Rafael Correa.

«Lastimosamente no nos dimos cuenta, y es una autocrítica; preferimos ganar las elecciones antes que garantizar la continuidad de un proyecto político. Sabíamos que Lenin Moreno no era en sí mismo la panacea ideológica de la Revolución ciudadana, pero era quien tenía los números para ganar las elecciones», explicó.

«Dio un giro de timón muy importante con cosas muy simbólicas como, por ejemplo, bajar la ley de comunicación que fue muy peleada por las corporaciones mediáticas. Pero, además, una alianza directa con la banca privada, es decir con las élites económicas del país», añadió.

Por último, se refirió al ecuatoriano Jaime Durán Barba, consultor del presidente Mauricio Macri.

 «Tiene muy mala reputación en Ecuador, incluso en la misma élite política. No tiene mucho acceso. Por donde él va lo único que hace es dañar la estabilidad de los pueblos, es como el FMI», completó.

Fuente: Maldita Suerte – FM La Patriada.

 

También podés ver...

Felipe Pigna, la lealtad y los comienzos del peronismo

El historiador repasó con FM La Patriada la emergencia de un acontecimiento que marcó un antes y un después en Argentina, con poderosos efectos en el presente, y también inscribió al programa político-económico de Mauricio Macri en el proyecto de la histórica derecha autoritaria y hostil con los sectores populares.